Diócesis San Pedro Sula

Laicos llamados a vivir la misericordia en familia y comunidad

Laicos llamados a vivir la misericordia en familia y comunidad
Concurrida la XIV Asamblea Diocesana de Movimientos y Asociaciones de Laicos, realizada en San Pedro Sula, coordinada por el obispo auxiliar de la Diòcesis, Rómulo Emiliani.
Johanna Kattan
jokattan@suyapamedios.com
Fotos: Manfredo Fajardo
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Continuamente los sacerdotes invitan a los feligreses a que se integren a una comunidad, para que la fe se viva de manera fraternal. En cada parroquia les pueden dar información sobre qué asociaciones o movimientos y pastorales que existen en su zona y así integrarse.
Al estar en un movimiento cristiano, un grupo o una comunidad eclesial de base, cada miembro puede vivir una experiencia diferente, comprenderá que todo humano es un ser sociable, que no puede desarrollarse aisladamente.
En la Diócesis de San Pedro Sula, monseñor Rómulo Emiliani es quien cada año convoca a todos los movimientos y asociaciones de la iglesia católica, con el fin de unificar la fe, que cada grupo con sus diversos carismas acojan y fortalezcan a todos los cristianos.
En la XIV Asamblea Diocesana de Movimientos y Asociaciones de Laicos, realizada en San Pedro Sula, monseñor Rómulo agradeció a todos los participantes de este encuentro, que cada año se van fortificando las relaciones de los diversos grupos.
Por la importancia que tiene de que cada laico pertenezca a un movimiento, asociación o pastoral,   monseñor Emiliani en repetidas ocasiones destaca que “un católico auténtico no puede contentarse solo con la misa del domingo, debe congregarse en una pequeña comunidad eclesial, en un movimiento de iglesia, grupo de oración, en un apostolado, trabajar en la promoción humana,  en pastoral social, en fin debe estar congregado para que viva la presencia de Cristo en comunidad”.
Juana García de Mejía, comentó que asiste a este evento desde que se formó la comisión, “ha sido una experiencia grande, con mucho crecimiento y una bendición compartir con los movimientos y que caminamos por la misma vía hacia nuestro Padre”. Ella pertenece al Encuentro Matrimonial Mundial, “un movimiento que trabaja para fortalecer la formación matrimonial, y también pertenecen al movimiento  sacerdotes y hermanas religiosas”.
Por primera vez  María Elena Zacarías participó en este encuentro, acompañada de cuatro integrantes más de la Escuela de Evangelización San Andrés. Dijo que se sintió muy contenta al conocer la diversidad de carismas que hay en la iglesia, “estamos sin palabras, muy emocionados de ser parte de esta asamblea diocesana, representado por diferentes carismas, sé que todos los que estamos acá tenemos mucho que ofrecer a la iglesia”.
María Elena explicó que la Escuela de Evangelización San Andrés, surge de la Parroquia La Santa Cruz y  es una herramienta de evangelización, “para promover procesos de nueva evangelización en todas las parroquias, así que estamos dispuesto al llamado para servirles”.
Por su parte, Alma Gloria Pérez de Enamorado, miembro del Movimiento Familiar Cristiano, compartió su satisfacción al participar. “Me siento alegre en esta asamblea que promueve la fe de los laicos y lo importante que es la vida del laico dentro de la iglesia. Interesantes los testimonios y las charlas de los expositores”.
Itxel Pineda Arguello del Apostolado Católico Israel considera que este evento además de aportar formación, les muestra un panorama de la realidad del país y del mundo, “todos necesitamos encontrarnos más de lleno con el Señor y hacer lo que él quiere y lo que este mundo necesita”.
Durante la asamblea además de las charlas, se rezó la Coronilla de la Divina Misericordia, y un momento especial la adoración a  Cristo Sacramentado en la Hora Santa. Finalizó con la  Eucaristía, donde todos los laicos fueron enviados a practicar la Misericordia en sus comunidades, familias y sociedades.
Este año la asamblea se desarrolló en entorno al tema Misericordia y Familia. Se contó con las prédicas de cuatro laicos, miembros de los movimientos: Contemplación y Vida, Cursillo de Cristiandad, Fundación Unidos y Movimiento Familiar Cristiano. Una asistencia de unos 327 hermanos.

A %d blogueros les gusta esto: