Arquidiócesis

Demos razones de nuestra fe

Demos razones de nuestra fe
En San Maximiliano Kolbe se cumple lo que dice Jesús “Si el grano de trigo cae en tierra y muere, produce mucho fruto. Nadie tiene mayor amor que el que ofrece la vida por sus amigos”
Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Regocijo, religiosidad popular y muchos gestos que evangelizan, caracterizaron la celebración de San Maximiliano María Kolbe en la colonia San Francisco de esta capital. Esta parroquia, que está justamente bajo el patrocinio de este santo que ofreció su vida por el bien de una familia, conmemoró recientemente su fiesta patronal.
Desde tempranas horas, decenas de fieles se congregaron en las inmediaciones de la escuela Jesús Aguilar Paz. Desde allí comenzó la procesión rumbo al templo. En este lugar, se realizaron algunas oraciones y luego se procedió a la caminata. Durante el recorrido, sobresalían las imágenes del santo patrón y otras imágenes religiosas. Muchos portaban globos rojos y blancos, así como signos propios del mártir polaco.
Al llegar a la sede parroquial, se celebró la Eucaristía, que presidió Monseñor Juan José Pineda, Obispo Auxiliar de Tegucigalpa,  junto a los frailes que están a cargo de esta Iglesia. Monseñor Pineda, entregó una reliquia debidamente autenticada de San Maximiliano. Esta consiste en algunos cabellos del sacerdote polaco.

MENSAJE En la homilía, el prelado hondureño recordó a los feligreses el compromiso de los cristianos por seguir al Señor, incluso  hasta la cruz, como lo hizo  Kolbe. Asimismo, dijo que tenemos que darle gracias al Señor cuando nos injurien por su nombre, porque significa que estamos en el camino correcto.
“Queremos es meditar y reflexionar juntos en voz alta que es lo que hemos entendido de Jesucristo, para dar razón de Jesucristo, de su muerte, de su resurrección, de su Iglesia, que es lo que hemos entendido de la familia de Jesucristo, de los apóstoles, de los discípulos, de los sacerdotes, de la familia y la comunidad parroquial, de la Iglesia, para dar razón de nuestra fe”.
El obispo advirtió que en este camino del cristianismo vendrán siempre las pruebas, “les va a ir mal, les van a tratar mal, les van a querer dar caña, un montón de veces, pero ustedes no se preocupen, el Espíritu de Dios pondrá sus palabras en su boca, para que ustedes den razón de su fe, de su fuerza, de su alegría, de su esperanza, de su Iglesia, de Jesucristo”.
Hoy en día, esto sigue ocurriendo aseveró, “incluso los mismos suyos, de su propia casa, de su propia familia, van a ser los que alguna ocasión les quieran poner a ustedes una zancadilla. A mi algunas personas me suelen preguntar, ante tantos insultos, calumnias, chismes, murmuraciones y acusaciones en contra de nosotros, yo le digo al señor Cardenal, tenemos que darles las gracias, porque así nos configuramos más con Jesucristo, porque cuando más duro nos den, quiere decir que mejor y más nos parecemos al Señor Jesús, así es que sigan echando duro, por qué no nos vamos a dar por vencidos, porque el espíritu del Señor es el que pondrá sus palabras en nuestra boca y el espíritu de Dios es el que pondrá su fuerza en nosotros, no tenemos miedo” dijo.
Asimismo, recordó que  el trabajo no es fácil, “de esa puerta hacia afuera, no es necesariamente fácil, es muy difícil ser obispo, sacerdote, cristiano, familia de esas puertas hacia afuera, porque nos quieren callar la boca, es allí donde tenemos que invocar al Espíritu Santo y decirle pon tus palabras en nuestra boca, pon tu fuerza en cada uno de nosotros para dar razón de nuestra fe”.
Esta celebración lleno de mucha alegría a la feligresía. Durante la procesión de ofrendas, se presentaron algunos signos que caracterizaban a San Maximiliano Kolbe. Al finalizar la Misa, los fieles disfrutaron de una Kermés, que sirvió para que la comunidad pasará un momento ameno.

A %d blogueros les gusta esto: