Voz del Papa

Vislumbran posible acuerdo entre el Vaticano y el gobierno chino

Vislumbran posible acuerdo entre el Vaticano y el gobierno chino
Roma, (ACI).- El Arzobispo de Hong Kong (China), Cardenal John Tong, publicó recientemente un artículo donde deja entrever la posibilidad de un acuerdo entre el gobierno comunista y la Santa Sede, el cual reconocería la autoridad del Papa para nombrar obispos, sin considerarlo “una injerencia en los asuntos internos de China”.
El texto fue publicado en chino, inglés e italiano, y en este el Purpurado de 77 años reflexionó sobre las relaciones entre el régimen chino y la Santa Sede, desde que los comunistas tomaron el poder en 1949 y expulsaron al Nuncio Apostólico en 1951, hasta la actualidad; un tiempo en el cual “la unidad entre la Iglesia católica en China y la Iglesia universal se fue haciendo cada vez más difícil”.
En ese sentido, abordó la situación de los obispos ilegítimos (aquellos que no fueron nombrados por el Papa); y de los “subterráneos” (nombrados por la Santa Sede y que por tanto no pertenecen a la Asociación Patriótica, que es la “iglesia oficial” controlada por el gobierno).
Además, el Cardenal Tong reflexionó sobre la situación de los prelados encarcelados y la Conferencia de los obispos en China, que no es reconocida por el Vaticano, pues excluye a los obispos nombrados por ella.
A pesar de esto, el Arzobispo, que también es director del Centro de Estudios Holy Spirit de Hong Kong, afirmó que ahora las cosas están cambiando y “afortunadamente, después de haber trabajado muchos años en el problema, la Iglesia Católica gradualmente se ganó la consideración del gobierno chino, que ahora está dispuesto a llegar a un acuerdo con la Santa Sede sobre la cuestión del nombramiento de los obispos en la Iglesia católica en China y en la búsqueda de un plan recíprocamente aceptable”.
Asimismo trata de responder a quienes creen que este acuerdo podría “ir contra los principios de la Iglesia” y contradecir la carta de Benedicto XVI a los católicos chinos de 2007. “Aunque los términos concretos del acuerdo recíproco no han sido publicados, consideramos que el Papa Francisco, en calidad de protector de la unidad y de la comunión de la Iglesia universal, no aceptará un acuerdo que dañaría a la Iglesia Católica en China y a la Iglesia universal”, expresó.

A %d blogueros les gusta esto: