Arquidiócesis

Familia franciscana recordó el “Perdón de Asís”

Familia franciscana recordó el “Perdón de Asís”
Esta celebración también se conoce como el perdón de la Porciúncula, pequeña porción de tierra donde Dios se hace presente y se manifiesta con los más pobres.
Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@uninicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
En la celebración de la fiesta de Santa María de los Ángeles, que se realiza el 2 de agosto, la familia franciscana también celebra la Indulgencia de la Porciúncula, en esta fecha se puede obtener indulgencia plenaria en todos los templos franciscanos del mundo, y la Parroquia Inmaculada Concepción de Comayagüela recordó este importante día con una celebración eucarística.
La Indulgencia Plenaria, es el perdón de la pena que se paga por los pecados en el purgatorio. Nada manchado entra al cielo, es por esto que después de la muerte hay un tiempo de purificación que es el purgatorio, y que terminado este tiempo es la Virgen del Carmen acompañada de San Miguel que bajan al purgatorio para llevar a las almas al cielo. Es necesario compartir sobre esta gracia que se derrama en la Iglesia, ya que todos necesitamos del perdón de nuestros pecados, y que mejor oportunidad que el Día de la Porciúncula o Perdón de Asís.
Muchos parroquianos de la Inmaculada Concepción, y congregaciones religiosas llegaron para participar de la Eucaristía presidida por el párroco fray Rocael Reyes, quien en la homilía recordó y enalteció la gran labor del querido San Francisco de Asís. Durante la Misa muchos de los asistentes aprovecharon para confesarse y ganar indulgencia plenaria.

MENSAJE En la homilía fray Rocael recordó como en julio de 1216, Francisco de Asís pidió en Perusa, al Papa Honorio III que todo el que, contrito y confesado, entrara en la iglesita de la Porciúncula, ganara gratuitamente una Indulgencia Plenaria, como la ganaban quienes se inscribían en las Cruzadas, y otros que sostenían con sus ofrendas las iniciativas de la Iglesia. “Hoy contemplamos en san Francisco de Asís el ardiente amor por la salvación de las almas, que todo sacerdote debe alimentar constantemente. Después de haber tenido una visión mientras se hallaba en oración en la pequeña Iglesia se le apareció Jesús en su gloria, con la Virgen María a su derecha y muchos ángeles a su alrededor, le dijo que expresara un deseo, y Francisco imploró un perdón amplio y generoso para todos aquellos que, arrepentidos y confesados, visitaran aquella Iglesia”. Esta petición fue concedida y san Francisco corrió para compartir esta gran noticia con las personas que se encontraban ene l lugar”.
Asimismo agregó que los santos quieren compartir su amor y su misericordia con todos, muchos buscan la confesión sintiendo la misericordia y el amor de Dios, por eso la Iglesia le concedió a San Francisco un día al año para hacer procesión a la Porciúncula. El Papa Benedicto XVI extendió esta gracia a todas las iglesias franciscanas en el mundo, para hacer más amplio ese amor de Dios a todos los lugares que son herederos de la vida franciscana, es así que este día se conoce también como el “Perdón de Asís”.

El dato
En la actualidad
Esta indulgencia puede hacerse no sólo en Santa María de los ángeles o la Porciúncula, sino en todas las iglesias franciscanas, y también en las iglesias catedrales y parroquiales, con las siguientes condiciones: visitar una de las iglesias mencionadas, rezando el Padrenuestro, el  Credo, Ave María y el Gloria, confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa. Estas condiciones pueden cumplirse unos días antes o después, pero conviene que la comunión y la oración por el Papa se realicen en el día en que se gana la indulgencia.

A %d blogueros les gusta esto: