Arquidiócesis

San Joaquín y Santa Ana, un reflejo de la ternura de Dios

San Joaquín y Santa Ana, un reflejo de la ternura de Dios
Cada 26 de julio, se conmemora el día de San Joaquín y Santa Ana. Festividad propicia para celebrar con los abuelos.
Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
El municipio de Santa Ana, Francisco Morazán conmemoró recientemente sus fiestas patronales. Un ambiente de fiesta, alegría y fervor se vivieron por las calles de esta pintoresca comunidad que tiene como patrona a la abuela del Señor Jesús.
Desde el inicio de la novena, hasta la fiesta propia, los pobladores de este lugar reflexionaron sobre el papel de los abuelos en la sociedad hondureña. El histórico templo lucía sus mejores galas para conmemorar esta memoria litúrgica. En un costado, se encontraban las imágenes de los festejados, debidamente decoradas. Todas las bancas del lugar estaban ocupadas y en las afueras se instalaron algunos altoparlantes, porque era tanta la gente que acompaño esta festividad que el recinto religioso resultó insuficiente. Los niños se encontraban en el presbiterio para que la gran cantidad de abuelos que estaban presentes participaran de esta fiesta.

TESOROS Un abuelo es alguien con plata en su cabello y oro en su corazón, es aquel que siempre escucha y muestra interés genuino en lo que tienes que decir. Son las voces del pasado, el rol del presente y las puertas abiertas del futuro. Tienen la sabiduría de un búho y el corazón de un ángel, aquellos que sostienen tu mano por un tiempo, pero que se quedan en el corazón por siempre.
Cada 26 de julio, se conmemora el día de San Joaquín y Santa Ana. Festividad popular que data del siglo X. Popularmente conocidos como patronos de los abuelos, se les recordó en este lugar. El padre Tony Salinas, que presidió la Eucaristía en este sector de la parroquia que tiene a cargo, dijo que “celebrar a San Joaquín y Santa Ana, es responder a esta ley natural, mínima de convivencia que nos hacía preguntarnos, quiénes fueron los padres de Santa María, la Virgen”.
“Mil años atrás en las iglesias del oriente cristiano se nombraban a los padres de María, con una veneración singular y sobre todo como un reconocimiento que si uno ama a un hijo, ama también a sus padres; la Iglesia y el cristianismo naciente, no solamente reconoció a la madre de Jesús, si Jesús era hombre, estaba sujeto a la naturaleza humana de estar concebido como todo niño y de tener una familia”.

EJEMPLO Asimismo, dijo que “la tercera edad no es una carga para la sociedad, los abuelos son un tesoro en el hogar, son una perla preciosa que nos habla del ayer y nos enseñan a vivir el presente. Hoy con Joaquín y Ana, abrazamos a todos los abuelitos y abuelitas y les decimos que les queremos entrañablemente, que ellos representan un don de la vida, que para quienes hemos gozado del cariño de un abuelo o una abuela, es algo insustituible”.  El padre Salinas les pidió que “sean maestros, enséñenles a sus nietos el camino del bien, que les ha hecho llegar a una larga edad, sin problemas, felices y siempre enamorados de la vida y de su viejita o viejito”.
Para finalizar expresó que “los ancianos que nos acompañan hoy, son objeto de nuestra preocupación, ya que no es extraño ver abuelitos trabajando, porque no se les ayuda económicamente, porque no tienen para sus medicinas o para comer; la sociedad humana puede ser injusta y aquí se nos recuerda siempre el cuarto mandamiento de la ley de Dios, honrarás al padre y a la madre. Celebremos a San Joaquín y Santa Ana, en la vida de nuestros abuelos y abuelas”.

A %d blogueros les gusta esto: