Iglesia

Monseñor Rómulo Emiliani agradece a Italia por reconocer sus méritos

Monseñor Rómulo Emiliani agradece a Italia por reconocer sus méritos
“Gracias por tener en cuenta a esta Centro América lugar donde trabajo,  herida por el hambre, las guerras, la violencia interna, la marginación  y la pobreza extrema. Gracias por mirar a Honduras y localizar a este su humilde servidor y dar este reconocimiento que yo extiendo a toda la Iglesia y pueblo que camina en Centro América hacia la Patria prometida”.
En una sencilla ceremonia realizada recientemente en el Palacio del Quirinal, sede del gobierno italiano en Roma, Monseñor Rómulo Emiliani Sánchez, Obispo Auxiliar de San Pedro Sula, agradeció a las autoridades de ese país europeo haberle concedido  la condecoración DELL´ ORDINE DELLA STELLA D´ITALIA.
Esa condecoración es especial para los descendientes de italianos que se distinguen por su labor humanitaria en el mundo y hasta ahora sólo se ha otorgado a 100 personas, siendo Monseñor Rómulo Emiliani, uno de los  condecorados con ese galardón en los últimos años.
La ceremonia de agradecimiento se llevó a cabo el pasado  13 de julio a las cinco de la tarde y Monseñor Rómulo Emiliani, llegó hasta la sede del gobierno italiano acompañado por el embajador de Panamá ante Italia, la embajadora de Panamá ante la Santa Sede. También lo  acompañó  el embajador de Honduras ante la Santa Sede, Carlos Ávila Molina,  y la  señora cónsul.
Fueron recibidos en el Palacio Presidencial por la ministra de la presidencia Su Excelencia Emmanuela D´ Alessandro y su comitiva. En una ceremonia sencilla, elegante y llena de mucho significado, Monseñor Emiliani agradeció al Presidente de Italia, Dr. Sergio Matarella  el que le confiriera la Condecoración  y después de leer su mensaje, entregó al señor Presidente de Italia por intermedio de la señora ministra, una bella imagen de la Virgen de Suyapa.
Monseñor Emiliani, quien a la vez es presidente del Departamento de Medios de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Honduras, ha recibido múltiples homenajes nacionales e internacionales.
Tanto el Congreso Nacional como el Gobierno Central, le han entregado sendas condecoraciones por su labor  humanitaria, lo mismo cuenta con  la presea que anualmente otorga el Banco Central de Honduras a personalidades distinguidas.
Después de la ceremonia fueron llevados a conocer los interiores del Palacio, el segundo más grande del mundo.
Fides reproduce a continuación el mensaje de Monseñor Rómulo Emiliani a las autoridades italianas.

Excelentísimo
Señor Presidente de Italia
Profesor y doctor Sergio Mattarella.
Palacio del Quirinale.
Roma.
Quiero agradecer por la condecoración DELL “ORDINE DELLA ESTELLA D´ITALIA” conferida a mi persona por el señor Embajador de Italia don Edoardo Pucci en San Pedro, Honduras ante autoridades nacionales, cuerpo diplomático e invitados especiales.  Fue motivo de regocijo para la Iglesia y pueblo hondureño y panameño el que su Excelencia y gobierno se fijara en este  humilde obispo y reconociera su labor.  Mis orígenes por parte de mi padre son de Italia, de Ravena por cierto, y mis tíos, ya muy ancianos de origen italiano quedaron muy emocionados por esta condecoración. Yo soy panameño por nacimiento y trabajo como obispo misionero en Honduras. La mezcla de la sangre italiana y la panameña, por mi madre, que todavía vive, han dado como resultado una síntesis preciosa del abrazo de dos continentes, el europeo y el americano, dando a luz, como el de tantos casos  en América, de un ser humano con el brío, el coraje y la pasión del viejo continente, y la hospitalidad, serenidad y ternura de la América nativa.
Llevo en mis hombros de obispo la carga de   27 años de lucha por llevar el Evangelio a todos los rincones de las tierras que me ha tocado predicar, buscando la manera de que el Reino de Dios se encarne en nuestra realidad.  Eso ha motivado la creación de fundaciones que sirvan a los seres humanos más necesitados.  He pasado momentos difíciles por los obstáculos, resistencia, incomprensiones y angustias, propios de todo aquél que quiera ser misionero del Reino.  He sentido el amor y el poder de Dios manifestándose en mi vida en muchísimos momentos. El Señor jamás abandona a quien ha enviado.

Sr. Presidente, gracias por reconocer este trabajo realizado en cinco países de Centro América, donde me ha tocado vivir y en otros más, donde he ido a predicar la Palabra. Gracias por fijarse en mí, humilde obispo misionero que todos los días busca cómo servir al pueblo.  Gracias por tener en cuenta a esta Centro América lugar donde trabajo,  herida por el hambre, las guerras, la violencia interna, la marginación  y la pobreza extrema. Gracias por mirar a Honduras y localizar a este su humilde servidor y dar este reconocimiento que yo extiendo a toda la Iglesia y pueblo que camina en Centro América hacia la Patria prometida, el cielo de nuestro Señor.  Dios lo bendiga.

Atentamente,  
Mons. Rómulo Emiliani cmf
Obispo auxiliar de San Pedro Sula.

A %d blogueros les gusta esto: