Diócesis San Pedro Sula

Inicia capacitaciones para Pastoral Penitenciaria

Inicia capacitaciones para Pastoral Penitenciaria
La existencia de agentes en los centros penales, representan luz dentro de la pesadía diaria que vive un privado de libertad. Los miembros de la pastoral, conocen la realidad
inhumana de los internos,  y se enfocan en ayudarlos a rehabilitarse, renovarse espiritualmente
y los preparan para la inclusión en la sociedad.
Fotos y texto:Johanna Kattan
jokattan@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La Pastoral Penitenciaria  de Honduras convocó a todos los agentes de pastoral en San Pedro Sula, donde se inició un proceso de capacitaciones en Derechos Humanos y experiencia frente al sistema penal penitenciario con la Organización Internacional de Derecho para el Desarrollo, OIDD.
Asistieron unos 200 agentes de pastoral, hombres y mujeres que sirven en una de las pastorales que se mueve con pocos voluntarios en ambientes de enormes necesidades. Los miembros de la Pastoral Penitenciaria son católicos que están haciendo grandes esfuerzos por ayudar.  Sin minimizar los esfuerzos de otras pastorales, es admirable el servicio de estos agentes además de  llevar el evangelio a los privados de libertad, se dedican a servirles y a hacerles sentir que también son seres humanos, hermanos en Cristo, fue una de las reflexiones de Monseñor Rómulo Emiliani.
Maestras, jubilados, universitarios, madres, religiosas, sacerdotes, psicólogos y abogados, son algunos de los que integran la Pastoral Penitenciaria en Honduras. Las cárceles en este país es el lugar más espantoso que alguien pueda estar. El interno no solo le toca pagar su condena, además pierde su dignidad humana, se arriesga en perjudicar su autoestima, perder  salud y hasta su vida.

ESFUERZO Monseñor Rómulo Emiliani como responsable de la Pastoral Penitenciaria en Honduras, expresó estar contento por la buena respuesta de los agentes ante esta capacitación. Resaltó el trabajo de muchas mujeres y hombres que día a día luchan por la dignidad los privados de libertad.
El gobierno ha ofrecido varios programas a favor de privados de libertad, sin embargo desconocen la realidad, y quienes son asignados a cumplir los proyectos no lo realiza con responsabilidad,  y se limitan a los problemas superficiales.
A esta jornada de capacitación, se acercó el Ministro de Gobernación y Justicia, Leonel Ayala, habló con los participantes sobre mejoras para los centros penitenciarios. Su postura fue sincera y se mostró abierto a la escucha de las agentes con más experiencia y conocimientos sobre la realidad de los centros penales del país.

NECESIDADES Las representantes de la Pastoral Penitenciaria Delma Reyes y Zobeida Mendoza dieron un informe de las necesidades y emergencias de las penitenciarías de Honduras.  El primer punto fue la salud, la falta de medicamentos básicos, la pérdida de citas médicas por falta de transporte. “Se necesita medicamentos para casos especiales y en algunos centros penales no hay médicos y los mismos internos se encargan de esta presión”.
Otro de los problemas en los centros penales es la  escases de agua potable, en muchas hay bombas en mal estado y  tanques que no funcionan. Respecto a la alimentación, “reconocemos que ha mejorado un poco, pero necesitamos que se mejore el presupuesto. Donde hay granjas se tendrían que supervisar la producción, porque algunos internos salen a trabajar pero el producto no lo aprovechan los internos. Sobre el presupuesto, es verdad que hay un aumento a nivel nacional pero que no se cumple porque la corrupción ha llegado hasta a la cocina de los cocineros”.

DERECHOS Suplican por educación, siendo un derecho de todo ciudadano. “Le proponemos que se nombre una persona por el Instituto penitenciario para un programa de Educación llamado ALFACI”. Las agentes de pastoral le explicaron al ministro que los responsables de educación en proyectos dentro del penal no han cumplido con los proyectos. “Tampoco se han cumplido los cursos y carreras técnicas que ofreció el INFOP”. Todos los centros penales del país se quejaron de no recibir apoyo del Infop, y hasta han demostrado temor en llegar a estos sitios.
Al ministro Ayala, le solicitaron  que retome la contratación de equipos técnicos de abogados, psicólogos, trabajadores sociales, médicos, personal que brinde información de ayuda legal a los privados de libertad, “porque esto ayudaría a descongestionar los centros penales. Ya se ha hecho pero que lo sigan implementando continuamente”.
Como agentes que reconocen las necesidades que viven los internos en los centros penales del país, pidieron al ministro que se les tome en cuenta para los diferentes programas que el gobierno implementa.
La capacitación concluyó con la participación del sacerdote Carmelo Velloso quien habló sobre la Lectio Divina enfocada en la misericordia y cómo se imparte en el centro penal de Puerto Cortés. Al final del evento llegó el Obispo de la Diócesis de San Pedro Sula, Ángel Garachana, quien saludó llamándolos Agentes de la Misericordia y la Esperanza por ese servicio tan especial que desarrollan en todo el país.

A %d blogueros les gusta esto: