Punto de Vista Reflexión

Expertos en juzgar

p4padrejuanangelExpertos en juzgar
Nunca dejan de sorprenderme las cosas a las que en nuestro terruño, les damos importancia. Es preocupante, casi enfermizo, que hayamos pasado más de la mitad de la semana pasada leyendo “memes” y comentarios, a cual más sórdido, sobre los exabruptos de un ex asesor presidencial. No se trata aquí de juzgar sus acciones y menos de excusarlas, pero, es muy doloroso que sea tan grande nuestro morbo, que nos ufanamos de las críticas y burlas, contra ese señor.
Todo esto, a mi parecer, es el reflejo del ambiente tan nefasto al que estamos, por el bombardeo mediático y, sobre todo, por el clima de crispación en el que vivimos.
Sinceramente, después de ver estas reacciones reproducidas miles de veces en las redes sociales e insertas en nuestro dispositivos móviles (léase en buen hondureño: celulares), ¿Debe extrañarnos tanto sicario, tanta violencia en nuestras calles con tanto conductor que no respeta las leyes de tránsito, tanto irrespeto, tantas ofensas?
Si hubiese podido cuantificar las opiniones que escuché sobre el tema, en apenas un par de días, creo que tendría para escribir una novela, con un par de secuelas. No estoy muy seguro que competiría con los bulos esos que se refieren a los “héroes” modernos que son los narcotraficantes, pero seguramente podría competir en el género de la tragicomedia.
El refrán popular dice que “para que haya una pelea, se ocupan dos.” En nuestra patria lamentablemente dos, son muy pocos. Estamos cada vez más dispuestos al enfrentamiento que a la búsqueda de soluciones. Hablamos de la necesidad de diálogo, de la tolerancia, pero creo que muy pocos estamos dispuestos a dialogar, porque no se nos ha enseñado a ello. Es muy doloroso ver que nuestras discusiones no son a nivel de ideas, sino de ideologías, sobre todo la del dinero. Tantos que ayer estaban en contra del tema de moda o a favor de las reformas de esta o aquella institución, ahora dicen todo lo contrario. ¿Por qué? ¿Abandonaron sus ideas, por unas mejores? o sencillamente ¿”por la plata baila el mono”? Por eso es que es fácil tildar a la Iglesia de dogmática, porque la doctrina, tanto teológica como social, no cambia.
Es toda esa “cambiadera” de criterios, esa falta de mantener la palabra dada, ese acomodamiento según el peso de la billetera, ese afán de poder, es el que nos tiene en ese desequilibrio que desemboca en los desmanes que vemos, tan a menudo, en los que tienen poder o quieren alcanzarlo.
En mi vida familiar, me marcó de manera muy evidente mi tío Héctor López Alvarenga (QDDG). Fuera de impulsarme a leer de todo, me hablaba a cada rato del Primer Ministro de la Reina Victoria, Benjamín Disraelí. Cuando finalmente logré alcanzar a leer alguna cosa de este estadista me impactó muchísimo una de sus frases: “Los experimentos en política, significan revoluciones.”
En Honduras vamos dando saltos, producto de las inspiradas y creativas ideas de los que dirigen. Y con el mayor de los respetos e imparcialidad absoluta, no me estoy refiriendo a nadie en particular, sino a todos. No cabe duda que necesitamos poner la mirada en lo fundamental, dejar de destruir, para construir. No es con insultos, ni con golpes que saldremos adelante. Necesitamos la esperanza que sólo se encuentra en una conciencia formada desde Dios.

A %d blogueros les gusta esto: