Diócesis Juticalpa

El municipio de Yocón vivió con gozo su fiesta patronal

El municipio de Yocón vivió con gozo su fiesta patronal  
Las fiestas en honor a san Juan Bautista fueron un momento de convivio, crecimiento de la fe y de muchas expresiones culturales.
Texto y fotos: Carlos Moreno
Cc_bombo@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
El municipio de Yocón es próspero en recibir el anuncio de Cristo; lo cual provoca entre su comunidad católica un desarrollo en la fe.  Los hermanos de este municipio del norte de Olancho se siguen uniendo en torno a su fiesta patronal para celebrar la fe y dar gracias a Dios por caminar con su pueblo.
Yocón celebra con cariño especial esta fiesta, ya que San Juan Bautista es su santo patrón y en quien ellos reconocen una mediación especial para recibir favores de Dios que es lleno de bondad y en este Año de la Misericordia, reconocen las muchas bendiciones de Dios para sus familias y trabajos.
En normal que el municipio realice varios eventos para estas celebraciones,  los católicos de manera especial hicieron sentir que la fiesta patronal es sobre todo un tiempo de fe y comunión.
Por ello  llevó a cabo una procesión por las calles del municipio,  donde la gente acompaño la imagen del santo patrón al cual son devotos niños, jóvenes y adultos. Finalizada la procesión dio inicio la Eucaristía presidida por el Padre Jenry Ruiz, cura párroco, quien con su gozo y carisma infundió un mensaje lleno de esperanza para la feligresía.
“Los cristianos de Yocón deben convencidos del amor de Dios, dijo el presbítero, los feligreses sin duda alguna disfrutaron no sólo de las palabras de su párroco, sino del dinamismo y talento evangelizador mostrado desde que llego este año a la parroquia San Francisco de Asís, que atiende a cuatro municipios del norte del departamento.
Finalizada la Eucaristía dio inicio el concierto cristiano, con la presencia del ministerio católico Blocks Misionero; quienes junto a la juventud de Yocón y de los demás municipios que llegaron compartir el evento; disfrutaron del canto alegre y del momento de espiritualidad que se vivió.  Los habitantes de Yocón y sus comunidades aledañas se dedican al comercio y la siembra de granos básicos.  Sus jóvenes se preocupan por estudiar y sus familias son luchadoras que los impulsan  a seguir adelante. Los vecinos de esta zona confían en que Dios, quien envía la lluvia y riega las siembras y con ellas permite el alimento de sus familias y las demás bendiciones del hogar.
Que Dios bendiga al pueblo Yocon, que sigue fiel en sus creencias y espera de Él la bendición de Padre.  Esa es la experiencia de un pueblo que es rico en historia y grande en su fe.

A %d blogueros les gusta esto: