Choluteca Diócesis

Dos jóvenes emprenden misión en Isla del Tigre

Dos jóvenes emprenden misión en Isla del Tigre
Al estilo de San Pablo y San Pedro
Oscar Ibrahan Rodríguez
ibrahanrodriguez@yahoo.com
Fotos: Alondra. Sánchez y Joselin Fúnez
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
No era Corinto, era Amapala; con una pequeña maleta conteniendo lo más esencial y el entusiasmo de llevar la Buena Nueva, la semana pasada,  dos jóvenes de la Parroquia San Francisco de Asís de Pespire, emprendieron una gran misión hasta la Isla del Tigre, Parroquia Santa Cruz de Amapala. Dicha misión fue autorizada por el párroco de Pespire, Padre Domitilo Castillo.
Por dos días estuvieron en la comunidad Playa Negra, luego se dirigieron a Playa Grande y después en el Centro de la Isla del Tigre durante una semana.
Según el Evangelio de san Marcos 6, 7-13, desde el principio Jesús quiere involucrar a los Doce en su acción: es una especie de “aprendizaje” en vista de la gran responsabilidad que les espera. El hecho de que Jesús llame a algunos discípulos a colaborar directamente en su misión, manifiesta un aspecto de su amor: esto es, Él no desdeña la ayuda que otros hombres pueden dar a su obra; conoce sus límites, sus debilidades, pero no los desprecia; es más, les confiere la dignidad de ser sus enviados. Jesús los manda de dos en dos y les da instrucciones, que el evangelista resume en pocas frases. La primera se refiere al espíritu de desprendimiento: los apóstoles no deben estar apegados al dinero ni a la comodidad. Jesús además advierte a los discípulos de que no recibirán siempre una acogida favorable: a veces serán rechazados; incluso puede que hasta sean perseguidos. Pero esto no les tiene que impresionar: deben hablar en nombre de Jesús y predicar el Reino de Dios, sin preocuparse de tener éxito. El éxito se lo dejan a Dios. (Benedicto XVI, 15 de julio de 2012).

Testimonio de Alondra Sánchez He aprendido tanto de misión; es mi primera experiencia salir de mi lugar tantos días, nunca imaginé que sería mi amiga y yo, las que fuéramos enviadas a este lugar por nuestro párroco. Dicha misión surgió a raíz que la comunidad Juvenil del centro de La Parroquia Santa Cruz de Amapala, nos han pedido la colaboración de poder formar Grupos Juveniles en estas aldeas.
Con amor y entusiasmo estamos logrando hacer esto, pero todo es gracias a Dios, tengo el orgullo de decir que el lugar donde llegamos por primera vez “Playa Negra” se formó un buen grupo Juvenil donde le han puesto por nombre: “Pescadores de Jóvenes siguiendo a Jesús”. Tema que tocó compartir con ellos y decidieron llamarse así. Ellos no dicen si a mí, sino al SEÑOR.

Testimonio de Joselin Fúnez
Sin duda el Señor es grande y maravilloso,  siempre nos acompaña y nos ilumina con su espíritu. No podíamos dejar de compartir con los adolescentes de la Escuela Froylan Turcios, agradecemos a las profesoras que nos dieron la oportunidad. Que Dios las Bendiga en sus labores. Bonito compartir que tuvimos con la comunidad. Agradecemos a las personas que nos acompañaron en las visitas que realizamos.
Tomando como referencia la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium a mitad del numeral 9, expresa “quien quiera vivir con dignidad y plenitud no tiene otro camino más que reconocer al otro y buscar su bien. No deberían asombrarnos entonces algunas expresiones de san Pablo: «El amor de Cristo nos apremia» (2 Co 5,14); «¡Ay de mí si no anunciara el Evangelio!» (1 Co 9,16).”

Antecedentes Hace 4 años se realizó una misión diocesana en dicha Parroquia, y en su momento Monseñor Guido Plante (QDDG) al dirigirse a los amapalinos, comparó la misión diocesana como una lluvia que cae en la tierra y hace crecer la milpa, la hace fructificar mejor, es un tiempo de abundancia, de gracia.  Esta misión es una iniciación a todo un camino de fe, de compromiso.  Aseguró además, que con su presencia no estaba clausurándola  sino haciéndola permanente y eficaz.  Es sólo la primera etapa de un largo camino por recorrer, puntualizó.
En vista que en aquel momento se inició con adultos y considerando la petición de la comunidad juvenil de Amapala; Alondra y Joselin han realizado su misión principalmente con jóvenes y niños. De esta manera se cumple lo expresado en el numeral 11 de la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium: “Cada vez que intentamos volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio, brotan nuevos caminos, métodos creativos, otras formas de expresión, signos más elocuentes, palabras cargadas de renovado significado para el mundo actual. En realidad, toda auténtica acción evangelizadora es siempre «nueva».”
Como lo expresa Alondra Sánchez al final de su testimonio, el compromiso es con el Señor, tal como se refiere el documento citado en el párrafo anterior en el numeral 12: “Si bien esta misión nos reclama una entrega generosa, sería un error entenderla como una heroica tarea personal, ya que la obra es ante todo de Él, más allá de lo que podamos descubrir y entender. Jesús es «el primero y el más grande evangelizador»[9]. En cualquier forma de evangelización el primado es siempre de Dios, que quiso llamarnos a colaborar con Él e impulsarnos con la fuerza de su Espíritu. La verdadera novedad es la que Dios mismo misteriosamente quiere producir, la que Él inspira, la que Él provoca, la que Él orienta y acompaña de mil maneras. En toda la vida de la Iglesia debe manifestarse siempre que la iniciativa es de Dios, que «Él nos amó primero» (1 Jn 4,19) y que «es Dios quien hace crecer» (1 Co 3,7). Esta convicción nos permite conservar la alegría en medio de una tarea tan exigente y desafiante que toma nuestra vida por entero. Nos pide todo, pero al mismo tiempo nos ofrece todo.”

A %d blogueros les gusta esto: