Medio Ambiente

Gorgojo va para largo tiempo

Gorgojo va para largo tiempo
El gorgojo descortezador es un habitante común, pero como sucede siempre, las autoridades y dueños de bosques menospreciaron el impacto de esta plaga.
Recopilación
Manuel Cerrato
mcerrato@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Para algunos analistas, la plaga del gorgojo descortezador va para largo tiempo si no se toman las medidas adecuadas y la administración pública no deja su indolencia. Por su importancia Fides publica un informe de la Pastoral Social en donde se pone de manifiesto el avance del insecto que está mermando cada día los bosques de pino en todo el país.
“Si los desiertos exteriores se multiplican en el mundo es porque se han extendido los desiertos interiores, la crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior. Debemos examinar nuestras vidas y reconocer de qué modo ofendemos a la creación de Dios con nuestras acciones y nuestra incapacidad de actuar” (Laudato Si, 217-218).
Para algunos analistas, la plaga del gorgojo descortezador va para largo tiempo si no se toman las medidas adecuadas y la administración pública no deja su indolencia. Mientras los elefantes blancos como el Instituto de Conservación Forestal (ICF) sigue vegetando sin cumplir las tareas y funciones para las que fue creado, el gorgojo, las quemas, los cortes sin control, la agricultura migratoria, la extensión de la frontera ganadera nos dejará viviendo o padeciendo en un desierto de 121 mil kilómetros cuadrados.
En los últimos meses los bosques de pino sufrieron uno de los mayores ataques en la historia por parte del gorgojo descortezador, conocido científicamente como Dendroctonus frontalis, dejando regiones del país completamente descubiertas de vegetación. El panorama en el país es desalentador, aseguran expertos. No es la primera vez que esta plaga hace desastres en el país, ya entre 1962 y 1965 hubo un ataque devastador. En aquellos años se observaron grandes daños pues se perdieron más de dos millones de hectáreas de bosque de pino.
Esto indica que no es una plaga nueva. El gorgojo descortezador es un habitante común, pero como sucede siempre, las autoridades y dueños de bosques menospreciaron el impacto de esta plaga.

Daños causados por el gorgojo
• 1962-1965. Más de dos millones de hectáreas con un impacto de devastación de 150 mil hectáreas por mes.
• 1982-1984. 8,500 hectáreas afectadas en ocho departamentos del país
• 1996-1998. Afectó 45,000 hectáreas de bosques.
• 2000-2002 Dañó 24 mil hectáreas.
• 2003- 2005 Los incendios forestales y el cambio climático provocaron la pérdida de 21 mil hectáreas de bosque en cuatro departamentos.
• 2013-2014 El Fenómeno de El Niño y el estrés en los árboles de pino provocaron la pérdida de 14 mil hectáreas de bosque.
• En lo que va de 2016 Pérdidas entre 400 y 700 mil hectáreas.
Para que una plaga de gorgojo se propague requiere de condiciones favorables. Entre ellas, las manifestaciones extremas del clima como la del fenómeno de El Niño que provocaron variaciones climáticas y que en 2014 y 2015 alcanzaron los registros más altos en cuanto a sequías prolongadas  altas temperaturas. Provocando estrés hídrico en los árboles y favoreciendo la propagación de la plaga.
Hasta la fecha solo 2 de los 18 departamentos del país, Islas de la Bahía y Gracias a Dios, no han reportado daños por esta plaga. En el resto del territorio, se reportan pérdidas de 400 mil hectáreas y hasta 700 mil hectáreas de bosque, aunque aún no se conoce la cifra oficial.
Aunque todavía existen focos, se ha controlado en gran parte el ataque de la plaga. Se espera que con la llegada de las lluvias, los pinos se fortalecerán y el control sea natural.
Consecuencias inmediatas: El daño del gorgojo va más allá de la pérdida de madera, de los ingresos perdidos por el Estado y los propietarios. Entre ellos:
• Afectación de los ingresos de las familias que dependen del recurso
• El impacto mayor será en la calidad de vida de los pobladores, quienes se verán seriamente afectados especialmente por el deterioro en la cantidad y calidad de agua.
• La vulnerabilidad a inundaciones y sequias, pérdida de la humedad que podría acelerar los procesos de desertificación.
• Pérdida de biodiversidad.
• Establecer mecanismos de coordinación y cooperación entre el gobierno central, las comunidades afectadas, gobiernos locales, ONG,s participantes y organismos de cooperación para la recuperación, conservación y cuidado de los bosques.
• Incorporar a las comunidades en el control y manejo de los bosques incentivándoles mediante beneficios sociales permanentes para la población.
• Para el control de esta plaga se recomiendan básicamente 4 modelos: Cortar y aprovechar, cortar y dejar, apilar y quemar y control químico, siendo este último el más costoso y recomendable solamente en bosques urbanos y con alto valor de recreación.
• Recuperación de las áreas pérdidas para lo cual se recomiendan prácticas como la reforestación, manejo de la regeneración natural, trasplante de pinos y un método sostenible para el manejo del gorgojo, pues no será factible erradicar la plaga en su totalidad. El daño ya este hecho producto de la irresponsabilidad humana de no prevenir los efectos del cambio climático. Ahora con urgencia es obligación revertir los daños negativos mediante la reforestación, la vigilancia y la aplicación de las medidas oportunas.
• ¿Conocen en su comunidad el daño causado por el gorgojo descortezador.
• ¿Conocen que uso se le está dando a la madera infectada?
• ¿Están realizando campañas de reforestación en su zona?

A %d blogueros les gusta esto: