Diócesis San Pedro Sula

Crecimiento y planificación marcan la vida de una diócesis comprometida

Crecimiento y planificación marcan la vida de una diócesis comprometida
La Iglesia Católica que vive su fe en el Departamento de Cortés, cada segundo domingo de julio celebra el Día de la Diócesis. Este es el tercer año de este acontecimiento que recuerda a los feligreses la renovación suscitada luego del Sínodo Diocesano en el 2013.
Texto y fotos: Johanna Kattan
jokattan@suyapamedios.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La Cultura de la Planificación es una actitud que se está promoviendo en la Diócesis de San Pedro Sula y que ha dado frutos. Una de las fortalezas de esta región es su unidad y sentido de compromiso de acuerdo al Plan Pastoral Diocesano.
“La Diócesis de San Pedro Sula es una diócesis en estado permanente de misión, que vive en espíritu y moral.  La diócesis tuvo su Sínodo Diocesano, significa caminar juntos,  y convirtió sus orientaciones en Plan Pastoral. Puedo afirmar que un primer aspecto que en el que hemos avanzado es éste, lo que llamamos la Cultura de la Planificación, planificación diocesana, planificación parroquial, planificación de las comisiones”, explica el Obispo Àngel Garachana, C.M.F.
El 13 de julio del 2013 en el Estadio Francisco Morazán,  durante la celebración del 50 aniversario de la Diócesis de San Pedro Sula, el Obispo Ángel Garachana oficializó los cinco Documentos Sinodales aprobados el 29 de junio 2013.  Desde ese momento el caminar de esta diócesis se ha ido fortaleciendo. El sínodo mostró una detallada realidad de la Iglesia en su interior y fuera de ella, mirando con atención todas las realidades y estableciendo estrategias y acciones que ahora que han generado importantes cambios.
“Aún queda por hacer pero creo que todos estamos convencidos de la importancia que tiene una buena y comunitaria planificación, porque nos dice hacia dónde vamos, qué pasos debemos de dar”, destaca monseñor Ángel.
Los avances de los últimos dos años,  se deben a los agentes de pastoral. “Un segundo aspecto que quiero subrayar como positivo en este avance la realizan las personas, lo que llamamos agente de pastoral. Los primeros agentes de pastoral, los primeros animadores, son los sacerdotes y en estos dos últimos años es notorio el crecimiento del número de sacerdotes hondureños”.
“Cabe subrayar su crecimiento en los dos últimos años de los sacerdotes diocesanos hondureños.  También número de laicos que se comprometen cada vez más en las diversas formas de pastorales de la Iglesia. También ha aumentado de manera que caminamos hacia una Iglesia en la que cada vez más sus miembros se sienten corresponsables”.
Como tercer aspecto. “sin planificación y unas personas sin mística, sin Ilusión, sin espiritualidad,  le faltaría el alma. Pues bien,  en estos últimos años estamos avanzando en lo que es la espiritualidad propia y característica de lo establecido en Aparecida y luego nosotros en Honduras estamos insistiendo en discípulos misioneros. Creo que poco a poco avanzamos en esa espiritualidad, en esa identidad cristiana, en la mística que nace de la conciencia de que somos discípulos misioneros de Jesucristo”, enfatizó el obispo.
En resumen, la clave del funcionamiento de la diócesis se orienta en tres aspectos. “Subrayo lo más importante en lo que vamos avanzando en estos dos últimos años: cultura de la planificación, sacerdotes y laicos comprometidos para llevar adelante la tarea y animados por esta mística, la que se expresa en la palabra discípulos misioneros de Jesucristo”.
Con un buen pastor al frente de la diócesis, hay laicos motivados, como el caso de Waldina Monday, de la Parroquia Guadalupe en La Lima. “Me siento agradecida y bendecida por Dios al permitirme ser parte de esta Diócesis de San Pedro Sula.  Me inicié como catequista en mi parroquia y eso me permitió incorporarme a la Comisión  Diocesana de Catequesis”.
“Nuestra diócesis va caminando,  intenta dar una respuesta a los grandes retos y desafíos de los tiempos”. La diócesis camina como una Iglesia misionera, creando comunidad de comunidades, samaritana y pascual. Guiada por nuestro Pastor, Monseñor Ángel, sacerdotes, religiosas, laicos comprometidos y sirviendo en las distintas áreas de pastoral como una gran familia, una gran familia que construye día a día el Reino de Dios”, puntualiza.

ABIERTOS A TODOS En este tercer aniversario del Día de la Diócesis de San Pedro Sula, se celebrará con gozo el 10 de julio en cada parroquia y comunidad en el contexto de la Eucaristía y de las celebraciones ordinarias en de cada comunidad. Se estableció en el Sínodo Diocesano del 2013, siendo este el tercer año que se celebra.
El ecónomo de la Diócesis, padre Fernando Ibáñez anunció que se difundirá en todas las parroquia un tríptico que informa con detalle las obras de misericordia que se realizan  como Diócesis.  En el material se socializará una frase que  define como tal a esta Diócesis: Somos la Iglesia en Cortés construida con piedras vivas. Templo espiritual abierto a todos.

• Convocados a hacer presente la ternura y la compasión, la indulgencia y el perdón de Dios  en medio de todas las  casas,  en cada rincón del departamento y, por eso, estructurados ahora en 34 parroquias.
• Llamados a salir con el corazón abierto a quien vive en las diversas periferias existenciales, llamados a acoger, a acompañar, a discernir, a integrar.
• Invitados cada uno y  cada comunidad; llamados  en el compromiso personal y en estructuras, proyectos y servicios de la comunidad.
• Con 35 casas de religiosas que son y generan “oasis” de misericordia.
• Con 82 presbíteros, con sus fallos y defectos, en torno a un obispo y su auxiliar, preparados, dispuestos, comprometidos en escuchar, acoger, enseñar y motivar para la acogida y la entrega.
• Con 18 movimientos, asociaciones, caminos reconocidos, integrados en comunión y comprometidos en la misión de la Diócesis y sus parroquias.
• Con una Caritas Diocesana que anima, promueve y coordina un servicio de caridad comunitario ordenado, comprometido en generar y defender la dignidad de cada persona.
• Una Iglesia que se sostiene en Cortés sobre la viga maestra de la misericordia.
• 32 Dispensarios parroquiales donde se atienden a más de 62,000 personas cada año.
• 34 programas parroquiales de ayuda inmediata con alimentos, ropa,
• 1 Centro para personas que sufren trastornos mentales.
• 1 escuela de formación agrícola en el Merendón.
• 8 proyectos y programas especializados en la atención a afectados con VIH-SIDA y sus familias.
• 4 Hogares para ancianos en La Lima, en Puerto Cortés, en la Sandoval Sorto, en Colonia San Vicente.
• 1 Hogar para niños con discapacidad profunda
• Más de 300 visitadores parroquiales de enfermos y  ministros extraordinarios de la comunión…
• Una Comisión Diocesana de Movilidad Humana para sensibilizar al acompañamiento y acogida de migrantes, con tres centros de atención en la frontera de Corinto, en el aeropuerto, en la sede de la comisión (Colonia Ruiz).
• Dos equipos de Pastoral Penitenciaria, con presencia diaria en el Centro Penal de San Pedro y de Puerto Cortés que apoyan a las familias de los privados de libertad, cuidan la reinserción y sensibilizan para que evitemos exclusión y juicio.
• 6 Hogares para niños y jóvenes en riesgo social: promovidos por las Hijas de la Caridad, por los padres vicentinos, por OSOVI, por parroquias en los que encuentran cariño unos 230 niños.
• 4 Proyectos  de atención a niños y adolescentes en riesgo en Puerto Cortés, Sunseri, Chamelecón, Rivera Hernández y programas de apoyo escolar con útiles,  gastos y tutorías en las  parroquias.
• 23 Jardines de Infancia  con 600 niños atendidos por Madres Maestras voluntarias en colonias y barrios marginales.
• 39 escuelas, colegios, centros de educación de adultos, formal y no formal, con más de 10,000 alumnos
• 2 Comedores escolares en San Manuel y en Calpules.
• 2 centros de acogida y rehabilitación de alcohólicos.

El dato
Iglesia que se sostiene en Cortés
Bajo la vida maestra de la misericordia millones de gestos de misericordia entrañable: de cariño, de entrega, de cercanía, de perdón, de paz, de ternura, de compañía, de servicio,  de solidaridad, de reconciliación, de compromiso con la justicia, de amor… de usted, de cada bautizado.

A %d blogueros les gusta esto: