Diócesis Juticalpa

Aniversario de los mártires de Olancho una defensa actual por la casa común

Aniversario de los mártires de Olancho una defensa actual por la casa común
“La memoria del ayer, nos impulsa a levantar la voz hoy en defensa de la creación”
Texto y fotos: Carlos Moreno
Cc_bombo@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La conmemoración del 41 aniversario de la Masacre de los Horcones, conocida como los Mártires de Olancho,  se mantiene viva en la  memoria de la Iglesia que anuncia la justicia social pero a la vez,  es un motivo profético  para levantar la voz con fe puesta en Jesús y actuar a la luz del evangelio.
La Iglesia de Honduras reconoce en los 14 héroes de la patria un ejemplo de lucha social pacifica desde la fe, por medio del cual sacerdotes, religiosas y laicos pueden comprometerse con los más pobres y ser la voz que clame por acciones que estén orientadas a beneficiar a los más pobres.
El 25 de junio de cada año, la Iglesia recuerda congregándose en torno a Dios, para renovar la fe. De manera especial este año,  se ha pedido a todos los olanchanos a comprometernos con la “defensa de la casa común”,  lema elegido por el clero de la Diócesis para esta jornada.
La conmemoración inició con  una caminata que reunió a feligreses, venidos de diferentes parroquias, religiosas y sacerdotes, estudiantes y personas bienhechoras que tienen un recuerdo valioso sobre los 14 mártires a los cuales se les despojó de la vida. Portaban pancartas, coreaban consignas, cantos y meditaciones y,  a lo largo del recorrido,  se rezó rosario ecológico deteniéndose en cada misterio  ante hermosos y significativos altares elaborados  por la feligresía.
La Eucaristía fue presidida por el padre Raimundo Osorto,  párroco de la Catedral, y la prédica estuvo a cargo del padre Héctor Adolfo Juárez,  quien organizo el evento en colaboración de sus demás hermanos sacerdotes. El padre anuncio: “Es momento oportuno de movernos al ritmo del evangelio que es activo y dinámico y nos invita a ser  coherentes con la realidad exigente de nuestro país”
Las palabras del presbítero, invitaron a profundizar, sobre qué bueno es hacer memoria, que se corrija los errores del pasado, sin embargo esa misma memoria debe reafirmar el compromiso histórico que jugamos en el presente.
“Hay que escuchar los clamores del pueblo, corregir comportamientos mezquinos” mencionó. Los mártires de Olancho,  cada 25 de junio, marcan el recuerdo de un hecho en la historia de Olancho y de Honduras; en el cual 14 hermanos entre ellos campesinos, mujeres y dos sacerdotes el padre Casimiro Cypher y el padre Iván Betancourt, fueron asesinados.
Por la tarde un foro sobre minería que se  llevó a cabo gracias a la Cáritas diocesana y su asesor el padre Osmín Flores, quien convocó a las fuerzas vivas para desarrollar dicho evento en la Casa de la Cultura de la ciudad de Juticalpa. Que la memoria de la Iglesia siga viva hacia los mártires, para que la Iglesia siga viva en sus testigos.

A %d blogueros les gusta esto: