Medio Ambiente

Laudato Sí debe seguir despertando la conciencia de la humanidad

Laudato Sí debe seguir despertando la conciencia de la humanidad
El ambiente humano y el ambiente natural se degradan juntos, y no podremos afrontar adecuadamente la degradación ambiental si no prestamos atención a causas que tienen que ver con la degradación humana y social”.
Texto y fotos: Suyapa Banegas
sbanegas@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
EL 18 de junio se cumplió un año de la publicación de la segunda Encíclica del Pontificado de Papa Francisco. Se trata de la Encíclica Laudato Sí, sobre el cuidado de la casa común. En opinión de algunos expertos en el tema de la naturaleza debemos aplicarlo que el  Santo Padre nos pide y ser cooperadores de la creación.

Óscar Rueda
Coordinador del Programa de Reforestación del ICF
“Creo que este mensaje del Papa Francisco es muy acertado, debemos de tomarlo en cuenta, es motivador, crea conciencia en la humanidad, esta es nuestra casa y que tenemos que cuidarla que cosa mejor que cuidar nuestros recursos naturales, que sin esos recursos naturales pues no tendríamos vida, todo está conectado el bosque, el suelo, el agua que es vital para vivir. Este mensaje nos llama a cuidar todo eso, un mensaje muy positivo que debe llegarnos a todos, en lo personal me gustan varias frases del Papa una de ellas es que “hay que reforestar corazones” debemos entrar en la conciencia de las personas y poder fortalecer cada aspecto como la de la reforestación y el cuidado de lo que ya tenemos y recuperar lo que se nos ha perdido eso es importante.  La variabilidad climática que nos ha venido atacando es en parte causa de no haber tenido conciencia y no haber cuidado nuestros recursos a eso hay que sumarle otros fenómenos que nos afectan, el no cuidar nuestras microcuencas sumado todo esto, es lo que nos está afectando, pero siento que en las personas ya hay un poquito de conciencia ya las personas están realizando acciones, se están involucrando más, creo que nosotros los entes gubernamentales y los profesionales de las distintas carreras que tienen que ver con todo el Medio Ambiente debemos de generar esas oportunidades para que esas personas se integren a crear conciencia  y hacer algunas acciones en pro del Ambiente. Creo que todos debemos ser ejemplo para las futuras generaciones, llevar a nuestros hijos a plantar un árbol, enseñarles a cuidar a los seres vivos mostrarles cómo cuidar nuestra Casa Común. Esta es nuestra casa debemos de cuidarla, nuestros cimientos de nuestra casa son los recursos naturales, debemos de cuidar esos cimientos para que nuestra casa se pueda mantener en pie y todo lo que este dentro nuestros hijos, nuestra familia puedan adquirir conciencia y sean entes multiplicadores de la sociedad.

Fray René Flores
La encíclica de Laudato Si”, ha sido una buena noticia para la humanidad, es un regalo escrito para la “hermana Madre Tierra” y toda la “comunidad viviente” (#1). Es un documento que tiene la inspiración de ese mismo Espíritu que “aleteaba en las aguas” en el principio de la creación; un Espíritu dador de vida y de libertad.
El nombre de la encíclica, es inspiración en el cantico y oración de aquel modo de vivir hermanable con la creación, del hermano Francisco de Asís (#10). El papa Francisco, al retomar la inspiración del pequeñuelo de Asís, nos invita a volver al origen de esa relación sanadora, reconciliadora y liberadora, que lleva a bailar y cantar con la creación entera. Novedad en este escrito es: una denuncia del modo dominador de vivir de los cristianos ante la creación, por eso la propuesta de una espiritualidad de la creación (capítulo 6º). Encontramos una clara  denuncia profética del actual modelo de producción, económico, de mercado y de consumo que está destruyendo vorazmente toda la creación (#2.5.22-23). El papa afirma como eje central “la íntima relación entre los pobres y la fragilidad del planeta” (#16). El documento es una propuesta abierta al dialogo con todos, todas, con toda cultura, con la ciencia, las religiones, los destructores de la creación (#13-14; capitulo 4º y 5º). El planteamiento de una ecología integral, es novedoso, porque presenta el ecosistema interior de la persona unido al ecosistema social, económico, cultural y político, se trata de tener una práctica que integre la actividad humana con los otros vivientes.
Un pilar fundamental del documento radica, en la débil propuesta de una ética honesta, sincera y comprometida en el cuido y defensa de la “casa común” donde vivimos y de donde todos y todas nos alimentamos.

A %d blogueros les gusta esto: