Punto de Vista Reflexión

La Iglesia que fundó el Señor

p4padrejuanangelLa Iglesia que fundó el Señor
P. Juan Ángel López Padilla
Esta semana que comenzamos, celebraremos una vez más la solemnidad de los apóstoles Pedro y Pablo. La razón por la que se coloca esta celebración en esta fecha es sencillamente reflejo de la vitalidad de la Iglesia.
Recién había superado la persecución de Decio, la primera gran persecución general que sufrió la Iglesia, cuando en las propias barbas del emperador fueron trasladados los restos de los apóstoles mártires a la zona de la Vía Apia Ad Catacumbas, es decir a las Catacumbas que se ubicaban sobre el camino que conducía de la Roma Imperial al principal puerto sobre el Adriático y que servía de vía de comunicación hacia el oriente.
¡Cómo no sentirse orgulloso de la Iglesia que fundó el Señor! Después de 21 siglos seguimos adelante a pesar de los miles de errores cometidos al interior de la Iglesia y a pesar de todos los ataques venidos de los que adversan lo que creemos, pero sobre todo los que adversan los principios de respeto de la persona humana, su dignidad, su valor real de criatura, destinada a la Vida Eterna. Después de 21 siglos y a razón de 20 cristianos asesinados en promedio, por día, seguimos luchando por ser fieles al Evangelio que se nos confió.
Papa Francisco, estará en Armenia, este fin de semana. ¿Comprendemos lo que significa este viaje? El Papa va a esta región del Cáucaso, a la primera nación que se declaró cristiana en la historia, a una tierra de mártires, donde los católicos somos minoría. Va a llevar un mensaje de esperanza después de haber celebrado el año pasado los 100 años del Genocidio Armenio. Más de millón y medio de personas que fueron asesinadas por el Imperio Otomano, por el sólo hecho de ser cristianos. Nada nuevo bajo el sol.
En Europa, las instituciones católicas luchan frente a una nueva oleada de un pésimo concepto de laicismo, frente a los radicalismos ideológicos; en Estados Unidos desde la sencillez de las Hermanitas de los Pobres, hasta los grupos Pro-Vida, se lucha por sostener un concepto de persona humana que sobrepasa la ideología de género y los lobbies que podrán tener todo el dinero del mundo, pero jamás podrán contra la fuerza de la Cruz. En México se lucha también contra una nueva oleada de “reformas” que son el camino de la muerte, de una mal llamada libertad que no hace sino encadenar al ser humano a meros impulsos de un placer reducido a sensaciones, no a verdades.
Por donde lo quieran ver, se lucha, se crece, porque es imposible creer que la Iglesia está para ver pasar los errores, para quedarse de brazos cruzados. No se trata de una militancia sino de fidelidad.
En nuestro patio, las cosas no son mejores, pero la Iglesia que fundó el Señor, sigue. ¡Cómo no sentirme orgulloso de una Iglesia que en las últimas semanas ha celebrado o celebrará ordenaciones en Yoro, Santa Rosa, San Pedro Sula, Tegucigalpa, Juticalpa, Choluteca, Comayagua; ha celebrado los 50 años del Seminario Pablo VI en Choluteca; que a pesar de tanta desinformación y manipulación, seguirá adelante porque no nació en un garaje, sino que está fundada sobre la roca de los apóstoles y contra esa, ni el infierno tiene poder.

A %d blogueros les gusta esto: