Diócesis San Pedro Sula

La Santa Cruz peregrinó hacia la Puerta de la Misericordia

La Santa Cruz peregrinó hacia la Puerta de la Misericordia
Caminaron testificando el amor misericordioso de Dios Padre que los llena gozo y fortaleza.
Texto y fotos: Johanna Kattan
jokattan@suyapamedios.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Los sampedranos preguntaban qué se festejaba ese día, al ver unas dos mil personas caminando por la famosa Tercera Avenida de la Capital Industrial de Honduras. Con gozo y cantando la feligresía de la Parroquia La Santa Cruz de San Pedro Sula peregrinó hasta llegar a la Puerta de la Misericordia de la Catedral San Pedro Apóstol.
Uniformados con camisetas blancas y gorras azules, todos caminaban al son de las alabanzas y con el rezo de la Coronilla de la Divina Misericordia. Cargaron una imagen del Cristo de la Misericordia que podía verse a largas distancias. También la imagen de la Virgen María Auxiliadora les acompañó.
Familias, grupo de amigos, adultos mayores, jóvenes y muchos niños formaron esta peregrinación. Las ocho comunidades parroquiales iban bien identificadas. En la caminata resaltaban las Hermanas de la Caridad, transmitiendo mucha paz, alegría y sencillez. Y a este histórico caminar se unieron los centros educativos : Franciscan School,  el Instituto Santo Tomás y escuela Seran.
Como buenos pastores a lado de sus ovejas, caminaron con los feligreses el párroco  Augusto Présiga y el vicario parroquial Juan Camilo Martínez, sacerdotes de la Asociación Siervos Del Espíritu Santo. También se les unió el seminarista Daniel Fernández y el sacerdote hondureño diocesano Henry Asterio Rodríguez, originario de esa parroquia.
Como un padre esperando a su hijo, el Obispo Ángel Garachana recibió a los feligreses con mucha alegría. El coro permaneció varios minutos cantando mientras pasaban todos los creyentes. Durante la celebración de la Santa Eucaristía, en la homilía monseñor Ángel  dijo que del Padre brota el deseo y el esfuerzo de todos de construir una comunidad misericordiosa, de diálogo, de respeto, de perdón, de reconciliación una comunidad que se construye fraternalmente. “Somos una comunidad de pecadores, no somos una comunidad perfecta, pero tenemos un Padre misericordioso. Somos una comunidad de reconciliados por la misericordia del Padre, una comunidad que celebra con gozo, con alegría, el perdón del Padre. Entonces seamos como el Padre, seamos misericordiosos como el Padre, seamos misericordiosos unos con otros, como el Padre es misericordioso”, indicó el obispo.

A %d blogueros les gusta esto: