Choluteca Diócesis

Jóvenes de Choluteca le inyectaron dinamismo a la Jornada Nacional

Jóvenes de Choluteca le inyectaron dinamismo a la Jornada Nacional
“Les pido que sean constructores del futuro. Que se metan en el trabajo por
un mundo mejor. Queridos jóvenes, por favor ¡no balconeen en la vida! ¡Métanse en ella! ¡Jesús no se quedó en el balcón, se metió! ¡No balconeen la vida, métanse en ella como hizo Jesús!: Papa Francisco
Texto y fotos: Héctor Espinal
heroes207@yahoo.es
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Con mucho dinamismo y alegría los jóvenes de la Diócesis de Choluteca participaron de la VI Jornada de la juventud en Tocoa- Colón el pasado sábado once de junio, quienes desde la noche del viernes diez de junio salieron rumbo a la Diócesis de Trujillo.
La distancia no fue un obstáculo para la juventud de nuestra Diócesis, ya que fueron  veinte y cinco buses de las diferentes parroquias los que llevan a la juventud sureña a vivir una experiencia impactante con nuestro Señor Jesucristo, quien es el centro de cada jornada juvenil.
Los jóvenes de la Sultana del Sur, así como los define Monseñor Guido:“Son jóvenes incansables y tiene una energía extraordinaria, un dinamismo que no es solamente de la fuerza humana sino de Dios que está en ellos”. También los organizadores del evento resaltaron en varias ocasiones el dinamismo y la pasión de los jóvenes sureños que a pesar que ya tenían más de 24 horas sin dormir, gritaban y saltaban como si el cansancio no era parte de ellos.
Queremos resaltar el papel de nuestro  pastor con olor a oveja, así es Monseñor Guido; Obispo de la Diócesis de Choluteca, que siempre está cerca de sus jóvenes; quien al llegar al estadio fue lo primero que hizo, buscar a sus jóvenes  para ir donde ellos  y así  incorporarse a la vivencia del evento y lo hizo  con saltos,bailes y gritoscomo un joven más. También el Padre Marvin Javier Ramírez, quien es el  Asesor Diocesano de Pastoral Juvenil estuvo con los muchachos y muchachas.

Presentación de Ofrendas  En el momento de presentación de ofrendas, la Diócesis de Choluteca presentó el Tríptico de la Celebración de la Palabra de Dios.
La Biblia: la Palabra de Dios, que ya estaba presente en la naciente Diócesis de Choluteca, preparándose como cual semilla que espera nuevos sembradores para ser esparcida.
La Cruz: Signo Visible de la Presencia salvífica de Cristo, que en su infinito amor quiso extender hasta nosotros, su gracia redentora. Expresa además, el carácter misionero conque inicio la Celebración de la Palabra de Dios. Signo que sigue identificando a cada joven en el trabajo misionero.
La Luz: representa la luz de la Palabra de Dios, hecha carne en Jesucristo, Luz del mundo que por el impulso renovador del Espíritu Santo, se extiende desde Choluteca a las demás diócesis de Honduras. Que esta Luz se siga penetrando en cada joven.
En 1968 se fundan los primeros clubes juveniles campesinos, con jóvenes delegados e hijos de delegados. Más tarde, surgirán de estos semilleros las primeras vocaciones sacerdotales y religiosas, del propio seno de la comunidad cristiana y de las familias de los delegados.

Papa Francisco Recordando el mensaje del Papa Francisco en la Jornada Mundial de la Juventud en Rio de Janeiro en el 2013 quien dijo:
Mirándolos a ustedes en este momento, me hace recordar a la historia de San Francisco de Asís, que mirando al crucifijo escucha la voz que le dice: “Francisco, repara mi casa”. Y el joven Francisco responde con prontitud y generosidad a esta llamada del Señor: “repara mi casa”. Pero, ¿qué casa? Poco a poco se da cuenta de que no se trataba de hacer de albañil y reparar un edificio de piedra, sino de dar su contribución a la vida de la Iglesia; se trataba de ponerse al servicio de la Iglesia, amándola y trabajando para que en ella se reflejara cada vez más el rostro de Cristo.
También hoy el Señor sigue necesitando a los jóvenes para su Iglesia. Queridos jóvenes, el Señor los necesita. También hoy, llama a cada uno de ustedes a seguirlo en su Iglesia y a ser misioneros.
Somos parte de la Iglesia. Más aún, nos convertimos en constructores de la Iglesia y protagonistas de la historia. Chicos y chicas, por favor, no se metan en la cola de la historia, ¡sean protagonistas! ¡Jueguen para adelante! ¡Pateen adelante! ¡Construyan un mundo mejor! ¡Un mundo de hermanos, un mundo de justicia, de amor, de paz, de fraternidad, de solidaridad! ¡Juéguenla adelante siempre! San Pedro nos dice que somos piedras vivas que forman una casa espiritual (cf. 1 P 2,5). Y mirando este palco, vemos que tiene la forma de una iglesia construida con piedras, con ladrillos. En la Iglesia de Jesús, las piedras vivas somos nosotros, y Jesús nos pide que edifiquemos su Iglesia. Cada uno de nosotros es una piedra viva, es un pedacito de la construcción, y si falta ese pedacito cuando viene la lluvia entra la gotera y se mete el agua dentro de la casa. Cada pedacito vivo tiene que cuidar la unidad y la seguridad de la Iglesia. Y no construir una pequeña capilla donde sólo cabe un grupito de personas. Jesús nos pide que su Iglesia sea tan grande que pueda alojar a toda la humanidad, que sea la casa de todos. Jesús me dice a mí, a vos, a cada uno: «Vayan, y hagan discípulos a todas las naciones». Esta tarde, respondámosle: Sí, Señor, también yo quiero ser una piedra viva; juntos queremos construir la Iglesia de Jesús. Quiero ir y ser constructor de la Iglesia de Cristo.
Tu corazón  joven quiere construir un mundo mejor. Sigo las noticias del mundo y veo que en tantos jóvenes, en muchas partes del mundo han salido por las calles para expresar el deseo de una civilización más justa y fraterna. Los jóvenes en la calle. Son jóvenes que quieren ser protagonistas del cambio. Por favor, no dejen que otros sean los protagonistas los cambios. ¡Ustedes son los que tienen el futuro! Por ustedes entra el futuro en el mundo. A ustedes también les pido que sean protagonistas de este cambio. Sigan superando la apatía y ofreciendo una respuesta cristiana a las inquietudes sociales y políticas que se van planteando en diversas partes del mundo. Les pido que sean constructores del futuro. Que se metan en el trabajo por un mundo mejor. Queridos jóvenes, por favor ¡no balconeen en la vida! ¡Métanse en ella! ¡Jesús no se quedó en el balcón, se metió! ¡No balconeen la vida, métanse en ella como hizo Jesús! Sin embargo, queda una pregunta: ¿Por dónde empezamos? ¿A quién le pedimos que empiece esto? Una vez le preguntaron a la Madre Teresa qué era lo que debía cambiar en la Iglesia, y para empezar, ¿por qué pared de la Iglesia empezamos? ¿Por dónde hay que empezar?: ‘Por vos y por mí’, contestó ella. Tenía garra esta mujer. Sabía por dónde había que empezar. Yo también, hoy, le robo la palabra a la Madre Teresa, y te digo ¿empezamos?, ¿por dónde? Por vos y por mí. Cada uno en silencio, otra vez, pregúntese si ¿tengo que empezar por mí? ¿Por dónde empiezo? Cada uno abra su corazón para que Jesús le diga por dónde empiezo.
Queridos amigos, no se olviden: ustedes son el campo de la fe. Ustedes son los atletas de Cristo. Ustedes son los constructores de una Iglesia más hermosa y de un mundo mejor. Levantemos nuestros ojos hacia la Virgen. Ella nos ayuda a seguir a Jesús, nos da ejemplo con su «sí» a Dios: «Aquí está la esclava del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho» (Lc 1,38). Se lo digamos también nosotros a Dios, junto con María: Hágase en mí según tu palabra. Que así sea.

El dato
Diócesis de Choluteca llevo una muy buena representación
• Ministerio Amigos de San Francisco quienes animaron con su música juvenil.
• Padre Heber Noé Espinal con su gran talento y su música también fue parte del evento.
• Presentación de obra  sobre la conversión y oración, fue la aportación de los Jóvenes de la Diócesis de Choluteca.
• Fueron 25 buses de la diferentes Parroquias de la Diócesis que llegaron junto a Monseñor Guido a representar Choluteca.

A %d blogueros les gusta esto: