Talentos Juveniles

Una JNJ ecológica y misericordiosa

Una JNJ ecológica y misericordiosa
Al estilo de la Encíclica Laudato Sí y enmarcada en el Año de la Misericordia, en esta Sexta Jornada Nacional de la Juventud, se creo conciencia en los miles de jóvenes que asistieron y se pusieron en práctica las obras de misericordia.
Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Con un fuerte llamado al cuidado del medio ambiente se realizó la sexta Jornada Nacional de la Juventud en el estadio  Francisco Martínez de la ciudad de Tocoa, que pertenece a la Diócesis de Trujillo. Este territorio rico en diversidad de fauna y flora sufren abusos constantemente; por eso, los jóvenes han querido dedicar esta jornada a la compasión y al cuidado de la creación.
El escenario estaba debidamente arreglado con decoración reciclada. Utilizaron materiales como llantas, discos compactos, papel entre otras cosas. Esto dejo un fuerte mensaje sobre el cuidado de la Casa Común. En esta diócesis, como en muchas otras del país, la explotación de los recursos naturales se hace de manera desmedida y esto afecta principalmente a las comunidades, ya que a raíz de esta situación, el medio ambiente se ve deteriorado, los ríos se contaminan, el bosque se vuelve cada vez más vulnerable, las enfermedades se incrementan y como sucede normalmente, los más afectados son los pobres.
En sus presentaciones, cada uno de los jóvenes hizo conciencia sobre este accionar. De igual manera, se dio un claro ejemplo que los primeros responsables de provocar un cambio en el país, son los mismos jóvenes. En reuniones masivas de personas como lo fue esta JNJ, siempre hay una gran cantidad de basura y este evento no fue la excepción, pero muy digno de admirar es que el día siguiente de la JNJ, no había ni una tan sola bolsa de basura en el recinto deportivo, para afirmar que cuando se quiere, se puede.

MENSAJE. Monseñor Luis Solé Fa, obispo anfitrión se dirigió a los presentes en la homilía. El prelado basó su mensaje en la acción de recibir y dar compasión, así como el cuidado que tiene que realizarse de la Casa Común.
“El lema de esta jornada dice soy joven, recibo y ofrezco compasión del Dios vivo que renueva la creación, el texto del Evangelio ilumina el lema de esta jornada; recibo y ofrezco misericordia o compasión, si la recibimos de verdad, viviremos agradecidos con el Señor, permanentemente agradecidos con el Señor”. Dijo Solé.
Monseñor recalcó que “si queremos ofrecer misericordia no olvidemos una cosa, no soy yo que ofrezco misericordia, es Cristo que vive en mí, porque si no es así, si la compasión o la misericordia que yo ofrezco no viene de Cristo que vive en mí, entonces viene de mi manera de considerarme superior a la otra persona, o porque me cae bien soy compasivo contigo. O simplemente  porque me das lástima, tengo compasión de ti”.
Ante esto, agregó que “eso no es la misericordia que viene del Dios vivo, la misericordia que viene del Dios vivo que recibimos y que ofrecemos ha de ser la que nace de tener a Cristo en nuestra vida”.

RENOVACIÓN. Uno de los ejemplos que el Obispo de Trujillo utilizó para los jóvenes fue el de San Pablo, “el lo ha experimentado de una manera extraordinaria, su ejemplo y vida nos ilumina también muchísimo; él dice yo estaba muerto para la ley y poder vivir para Dios, morir a una ley que le esclavizaba fue la manera de vivir totalmente para Dios”.
“Queridos jóvenes, que leyes entre comillas pueden esclavizar a un joven, hay leyes que son esclavizantes, la de la moda por ejemplo,  son leyes que no están en ninguna constitución, están en la sociedad, enganchan al joven, lo esclavizan a los aparatitos, a tantas cosas, a adicciones, al fin y al cabo, nuestra sociedad es una sociedad de adicción y si nos examinamos un poco, todos, jóvenes y adultos somos adictos, Cristo quiere que seamos libres, que no haya nada que nos esclaviza, para vivir la vida de Cristo entre nosotros y ser capaces de esa misericordia que salva, Jesús le dice a la mujer tu fe te ha salvado” dijo.
Para finalizar, Monseñor Luis recordó que “recibimos y ofrecemos misericordia de ese Dios que vive en nosotros, entonces el mundo se renueva, los jóvenes renuevan el mundo, esa es la gran esperanza y eso es lo que en esta jornada queremos agradecer, cantar, vivir y bailar si quieren. Que palabra tan hermosa, tan apropiada nos ha regalado el Señor en este día, para hacer de verdad ese camino y en el Año Jubilar de la Misericordia”.

CONVERSIÓN ECOLÓGICA
Reconciliación con la creación: Para realizar esta reconciliación debemos examinar nuestras vidas y reconocer de qué modo ofendemos a la creación de Dios con nuestras acciones y nuestra incapacidad de actuar. (218)
• Pasión por el cuidado del mundo: Vivir la vocación de ser protectores de la obra de Dios es parte esencial de una existencia virtuosa, no consiste en algo opcional ni en un aspecto secundario de la experiencia cristiana. (217)
• Gratitud y gratuidad: Reconocer al mundo como un don recibido del amor del Padre, que provoca como consecuencia actitudes gratuitas de renuncia y gestos generosos aunque nadie los vea o los reconozca. (220)
• Comunión con todos los seres: Implica la amorosa conciencia de no estar desconectados de las demás criaturas, de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal. (220)