Destacado

Tocoa, capital de la juventud hondureña

Tocoa, capital de la juventud hondureña
Más de 17 mil jóvenes de todas las diócesis del país, participaron en la  sexta Jornada Nacional de la Juventud, que llevaba por lema “Soy joven, recibo y ofrezco compasión del Dios vivo que renueva la creación”
Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
El estadio Francisco Martínez de Tocoa, fue la sede del evento más importante de la juventud católica de Honduras, la Jornada Nacional de la Juventud. Este acto, que cada año se realiza en una ciudad diferente, congregó a más de 17 mil jóvenes de todo el país. Una vigilia sin precedentes, que estuvo enmarcada por la presencia de Jesús Eucaristía y la alegría que miles de jóvenes contagiaron en esta noche.
Sin importar el cansancio y la distancia, estos muchachos se dirigieron hacia la ciudad que es por excelencia productora de la palma africana y que ese día conmemoraba 134 años de fundación. Algunas diócesis viajaron desde el viernes, como el caso de la Diócesis de Choluteca que salieron el viernes a las 11 de la noche desde Jícaro, Galán; otros en cambio lo hicieron el mismo sábado; todo por estar presentes en este magno evento. La calidez tocoeña se hizo presente en el momento de recibirlos; aquellos 36 grados centígrados con sensación térmica de ser 40 grados que se sentían en la ciudad más desarrollada de este departamento, no fueron impedimento para participar de esta jornada. Uno a uno fueron llegando los buses llenos de jóvenes desde todas partes del país.

TARDE CULTURAL. Para iniciar con esta jornada, los jóvenes fueron citados en el parque central. El reloj marcaba las dos de la tarde, cuando los actos de bienvenida iniciaron. Una tarde multicultural, en donde los protagonistas fueron los mismos jóvenes se vivió en el centro de la ciudad. Se contó con la participación de cantantes locales, ministerios nacionales y talento surgido en la misma Pastoral Juvenil de la ciudad. Poco a poco, las calles aledañas a este lugar, fueron insuficientes para albergar la gran cantidad de jóvenes que asistió a este lugar.
Con los ánimos encendidos, comenzó la caminata rumbo al estadio Francisco Martínez, sede del equipo Real Sociedad; está sería la “catedral” de la juventud hondureña durante la vigilia.
Un mar de personas bañó las calles que conducen a este recinto deportivo;  era impresionante la multitud que este día alababa a Dios. Las personas que estaban en los alrededores observaban impactados la presencia de tanto joven que estaba allí con el objetivo de estar con Jesucristo.
Los cantos, las porras y las alabanzas a Dios no se hicieron esperar, todo esto, con el estilo juvenil que caracteriza los grupos, comunidades y movimientos en el país.

INAUGURACIÓN.- Al entrar al estadio, escuchaban la música del ministerio Espada de Dios de Tegucigalpa, quienes fueron los encargados de la animación durante gran parte de la noche. Posterior, se entonaron las notas del Himno Nacional y luego Monseñor Rómulo Emiliani, Obispo Auxiliar de San Pedro Sula y responsable del Departamento Nacional de Pastoral Juvenil de Honduras (DENPAJH) por parte de la Conferencia Episcopal, dio las palabras de inauguración de esta jornada. Varios miembros del DENPAJH realizaron la oración de la sexta Jornada Nacional de la Juventud.Monseñor Luis Solé, obispo anfitrión dio la bienvenida a todos los presentes, agradeció la oportunidad que le brindaron a la Diócesis de Trujillo, para ser sede de este evento e invitó a todos a nunca olvidar el verdadero objetivo de jornadas como esta, el encuentro con Jesucristo. La primera etapa de esta vigilia concluyó con la animación del ministerio capitalino. Cabe destacar que durante toda la jornada se estuvo confesando en un espacio establecido y debidamente decorado con el mismo estilo que se hace en la Jornada Mundial de la Juventud.

CULMEN. El momento más importante de esta vigilia llegó. La Eucaristía que fue presidida por el Obispo de Trujillo, concelebrada por varios obispos, una gran cantidad de sacerdotes y algunos diáconos. El canto de entrada se prolongó por varios minutos, por lo extenso del campo de fútbol. El júbilo en cada muchacho era evidente, la fiesta más importante de la noche había comenzado.
En el ofertorio, cada diócesis presentó una ofrenda, enmarcada en el Año de la Misericordia, los jóvenes dejaron volar la creatividad y ofrecieron varios signos propios de sus lugares y el Año Santo que vivimos.
Al final de la Misa, se llamó a todos los jóvenes que participaran en la próxima Jornada Mundial de la Juventud en Cracovia, Polonia. A ellos se les hizo el envío, como representantes de la juventud hondureña en este evento con el Papa Francisco.
Al pasar esto, se entonó el canto lema de esta JNJ a cargo de la comunidad ganadora del festival donde se eligió este himno. Concluida la Misa, las hermanas de la Caridad de la Beata Madre Teresa de Calcuta tuvieron el espacio vocacional de la jornada. Cabe resaltar que esta es la diócesis que menos sacerdotes tiene en Honduras y es la más grande a nivel territorial.
Cuando llegó el tiempo de la Hora Santa, un grupo de jóvenes con antorchas en sus manos trazaron un camino por el centro del terreno de juego, que se dirigía al escenario principal; por este sitio, recorrió el Santísimo Sacramento para la Hora Santa. Este intenso momento de oración fue presidido por Monseñor Rómulo y animado por Espada de Dios. Fue un momento de liberación y sanación espiritual, que los jóvenes vivieron con mucho ímpetu.

PRESENTACIONES. Cada una de las diócesis, a excepción de la Arquidiócesis, tuvieron una presentación de aproximadamente 20 minutos. Este espacio fue utilizado para realizar obras, bailes, cantos, entre otras cosas. Todas de forma creativa, y enmarcadas en las obras de misericordia espirituales o corporales. Los movimientos también tuvieron dicho espacio.
También se hizo presente el grupo musical Nueva Alianza de la Diócesis de Santa Rosa de Copán, comandado por el padre Elías Calderón. Una de las demostraciones que arrancó aplausos de la mayoría, fue el espacio concedido a la cultura misquita, que con su baile cautivaron a los presentes.
“Cristo Eucaristía, transforma jóvenes cada día, Cristo Eucaristía, ha transformado mi vida…”con esta canción comenzó su participación el padre Heber Noé Espinal de la Diócesis de Choluteca, muy conocido a nivel nacional por su labor evangelizadora a través de la música. Él fue uno de los invitados especiales a esta Jornada Nacional.
Posterior al padre Espinal, participó la Pastoral Garífuna, presente en varias diócesis del país. Antes de finalizar esta jornada, el Ministerio Uziel de Tegucigalpa, tuvo su participación y como se ha vuelto viral la expresión entre los jóvenes “esto se va a descontrolar… se descontroló en el Señor”.

ENCORTO
Jornada
La próxima JNJ se realizará en la Diócesis de Santa Rosa de Copán 2017.
Asistencia
Participaron más de 17 mil jóvenes de todas las diócesis del país.
Lema
Soy joven, recibo y ofrezco compasión del Dios vivo que renueva la creación.
Movimientos
Emproístas,Renovación Carismática, Juventud sin Fronteras.
Signos de la JNJ
La Cruz misionera y la imagen de la Virgen de Suyapa son los símbolos propios.

A %d blogueros les gusta esto: