Diócesis San Pedro Sula

Llega nuevo párroco en San José

Llega nuevo párroco en San José
Con entusiasmo y responsabilidad el padre Enrique Vásquez inicia su servicio en la parroquia San José de San Pedro Sula.
Texto y fotos: Johanna Kattan
jokattan@suyapamedios.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Las lágrimas se derramaron sobre su rostro, expresión de alegría al ser recibido como párroco en la histórica parroquia San José del barrio Medina en San Pedro Sula. Mientras se dirigía a la  feligresía, resaltaba un brillo en los ojos del sacerdote Enrique Vásquez, quien fue nombrado párroco por el Obispo de la Diócesis de  San Pedro Sula, Ángel Garachana.
El padre Quique, como muchos lo conocen, se mostró lleno de gozo y entusiasmo por iniciar esta misión a la que ha sido encomendado. Este sacerdote hondureño,egresado del Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa en Tegucigalpa, vive con un espíritu alegre. Ante su nueva feligresía presentó a su madre, María Donatila Cálix, quien desde niño lo involucró en la vida de la Iglesia, y ahora es un testimonio.

VIDA PASTORAL El padre Quique, después de su formación en el seminario, hizo experiencia de un año en laparroquia Santísima Trinidad, Chamelecón. Luego fue enviado al seminario menor, Santiago Apóstol, como formador de los seminaristas  en San Pedro Sula. Después fue  trasladado a la parroquia de Santa Cruz de Yojoa, donde se entregó  de corazón durante ocho años, un tiempo inolvidable para él y los feligreses.
Durante dos años y unos meses estuvo fuera del país, en Colombia, sacando una licenciatura en teología Pastoral. “Después cuando vine fui a ayudar, a colaborar en Chamelecón unos tres meses. Me siento contento, me siento alegre y motivado con deseo de trabajar con las personas y estoy aquí alegre y con mucha ilusión y mucha esperanza de que junto con las comunidades de esta parroquia construyamos aquí el reino y  estemos todos contentos.Estoy aquí para servirles a ustedes.

RUMBO A MÉXICO Bien contado lleva el  tiempo en que estuvo guiando esta parroquia, “tengo 6 años 6 meses y 17 días”, expresó con una sonrisa el sacerdote José Orlando González,  quien será enviado a México a continuar su formación.
Su entrega a la parroquia fue incondicional, fortaleciendo una parroquia misionera. Separarse de esta parroquia le genera tristeza como ser humano, pero se fortalece en su vivencia como sacerdote. “Asumir el reto con mucha decisión, pero la palabra decisión debe tomarse partiendo de la experiencia de Dios, no de la mía,  primer lugar porque hay que confrontar la vida con la oración”.  Dijo que al regresar de sus estudios, puede decirle a monseñor Ángel que él puede contar con un sacerdote que está dispuesto en cualquier momento,“incluso para interrumpir en una parroquia, cosa que no es fácil”.

DESPEDIDA Y BIENVENIDA En representación de todos los feligreses, Juan Ramón Durón agradeció al sacerdote Orlando todo su liderazgo y empatía y misión en los últimos seis años. “Le decimos que nos recuerde en  el presente y futuro.
Hoy se ha ganado un amigo. Agradecerle por su entrega y desearle lo mejor en su nueva misión”. También le dio la bienvenida al padre Quique con quien estarán trabajando muy de cerca e implementar nuevo mobiliario.

A %d blogueros les gusta esto: