Arquidiócesis

Fieles conmemoran al “patrón de los pobres”

Fieles conmemoran al “patrón  de los pobres”
Al final de ambas celebraciones se bendijo el pan y se repartió entre los feligreses, lo que ya constituye toda una tradición.
Texto y fotos: Suyapa Banegas
sbanegas@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Son varias las comunidades de nuestro país que recuerdan a San Antonio de Padua, un santo de gran devoción, muchos le atribuyen su intercesión para obtener milagros para sus familias, el que aboga  por los más desposeídos y hasta hay quienes dicen que ayuda a encontrar los objetos perdidos.
Por esta y un sinnúmero de razones es uno de los más recordados dentro de la piedad popular, es por ello que una de las parroquias en el que se conmemora esta fiesta es la Inmaculada Concepción de Comayagüela, decenas de fieles se dieron cita en este templo mientras a un lado del mismo se podía contemplar la imagen de este santo rodeado de flores y bien iluminado.

MENSAJE La celebración fue presidida por el párroco Fray Rocael Reyes y concelebrada por fray Yhonys Velásquez. En laHomilía Fray Reyes exaltó varias características de este gran santo
• “ San Antonio es un hombre de Dios, una persona que se entregó totalmente al Señor, por eso sigue moviendo los corazones de todos sus fieles, donde quiera que uno va en las aldeas, en las comunidades, en las casas san Antonio está presente, es atrayente por su forma de vida, por sus milagros y su entrega al Evangelio”.
• “ Reconocemos los grandes milagros que él hizo en su vida, en su corta edad, un gran predicador, el doctor angélico, un hombre que siempre estaba estudiando la Palabra de Dios, no pasaba momento que él desperdiciara, en donde estuviera meditando reflexionando, por eso lo que fluía en su corazón era ese espíritu de Dios que transmitía a la gente”.
• “Talvez nos hemos quedado en lo popular de la fiesta, su forma bonita de vida, que es un santo que hace milagros, pero talvez hemos perdido el profetismo de San Antonio, él no se quedó callado ante las estructuras injustas, la miseria que viven los pobres”.
Justo frente al Altar se colocaron las sestas con pan, el que sería bendecido y repartido como ya es tradición.

En la parroquia El Calvario
En otro lugar de Comayagüela, en la parroquia El Calvario, también se llevó a cabo una celebración especial en conmemoración a san Antonio, el templo lucia lleno de fieles que llegaron aquí para dar gracias por milagros recibidos o peticiones especiales las que con mucha devoción le presentan.
El presbítero Lenin Cruz, párroco de esta comunidad, dijo que este santo era un hombre ejemplar, además acotó que:
• “San Francisco de Asís, se conoció con san Antonio a quien le decía un apodo muy peculiar le decía “mi obispo”. San Antonio era un gran predicador, sus predicas llegaron a tal extremo que lo mandaron a  Francia, Italia a predicar y logró a traer a muchos hacia Cristo, logró la conversión de muchos corazones afligidos, era duro para hablar pero su mensaje también estaba empapado de ternura y de bondad, lamentablemente muere muy joven a la edad de 35 años de una enfermedad”.
• “Antes de morir, logró predicar todo lo que correspondía a los domingos y miércoles de Cuaresma de ese año, estamos hablando del año 1221, pero posteriormente muere al año siguiente y al morir el Papa Gregorio XI lo canoniza y Pio XII le da el título de doctor de la Iglesia”.
• “A él se le conoce como el” patrón de los pobres”, porque él constantemente ayudaba a los pobres, por eso se hace el tradicional hecho del “pan de san Antonio de Padua”.
Al final de ambas celebraciones se bendijo el pan y se repartió entre los feligreses, lo que ya es toda una tradición.

ORACIÓN
¡Oh admirable y esclarecido protector mío, San Antonio de Padua! Siempre he tenido grandísima confianza en que me habéis de ayudar en todas mis necesidades, rogando por mí al Señor a quien servisteis, a la Virgen Santísima a quien amasteis y al divino Niño Jesús que tantos favores os hizo. Rogadles por mí, para que por vuestra poderosa intercesión me concedan lo que pido.
¡Oh Glorioso San Antonio! Pues las cosas pérdidas son halladas por vuestra mediación y obráis tantos prodigios con vuestros devotos; yo os ruego y suplico me alcancéis de la Divina Majestad el recobrar la gracia que he perdido por mis pecados, y el favor que ahora deseo y pido, siendo para Gloria de Dios y bien de mi alma. Amén.

A %d blogueros les gusta esto: