Ecos del Seminario

Una invitación urgente

Una invitación urgente
“Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades”: Papa Francisco
Texto: Michael Elliot Klatt
(Teología II)
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
“Y si es verdad que el mundo se encuentra en un lamentable vacío de ideas, nos hacemos un llamamiento a los pensadores y a los sabios, católicos, cristianos, adoradores de Dios, ávidos de lo absoluto, de la justicia y de la verdad, y a todos los hombres de buena voluntad (Populorum Progressio, Pablo VI).
Esa cita vino a mi mente ese día en mayo 2016 cuando visite el crematorio de Tegucigalpa. Ahí trabajan y luchan por el pan de cada día cientos de hombres y mujeres hondureños, en medio de zopilotes, perros, vacas y basura tirado por el viento.
Hay peligros, en particular, a la salud de esa población, el humo de basura que se quema, la presencia de gérmenes y bacterias, jeringas que pueden pinchar la piel e infectarles.; de manera que hace falta la protección adecuada para todos los obreros que trabajan ahí. Tomando como punto de partida esta situación, Benedicto XVI escribió en Caritas In Veritate que “la Iglesia se interesa por el verdadero desarrollo del hombre.”
Una señora, Yammi Girón Acosta, comenzó en el crematorio cuando tenía 7 años. Ahora tiene 33. “Profunda amargura embarga nuestro ánimo ante el espectáculo inmensamente triste de innumerables trabajadores de muchas naciones y aun de continentes enteros, a los cuales se les da un salario que les somete, a ellos y sus familias, a condiciones de vida infrahumana.”(Mater Et Magistra, Juan XXIII ).
Muchos de ellos no han tenido la oportunidad a una buena educación. La mayoría trabajan ahí porque no hay una mejor oportunidad. Su salario promedio por día es 100 Lempiras. Lo ganan reciclando cartón, aluminio y plásticos; un excelente apoyo a nuestra sociedad, pero un esfuerzo no valorado.
El Papa Francisco ha escrito la bella encíclica Laudado Si, que debe inspirarnos y comprometernos a actuar. “Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades.” El escribió de la seriedad en proteger nuestra casa común y la necesidad de cambios radicales en nuestro actuar.
Por lo tanto, el Siglo XXI es el tiempo para poner fin a los botaderos que se encuentra en el mundo de países en vía de desarrollo. “…Recordando que Jesús vino a <<evangelizar a los pobres>>(Mt 11, 5; Lc 7, 22), ?como no subrayar más decididamente la opción preferencial de la Iglesia por los pobres y los marginalizados?(Tertio Millennio Adveniente, Juan Pablo II).
Podemos comenzar aquí en Tegucigalpa, Honduras. Podemos apoyar y exigir al gobierno su apoyo. Los obreros necesitan una mano. “Colabore con nuestro esfuerzo para que el mundo llegue a ser un poco más luminoso y humano”(Benedicto XVI, Spe Salvi).
No tenemos que mirar más lejos que nuestro vecino de Costa Rica que ha hecho un precioso y admirable obra en proteger sus bosques y el medio ambiente. Es uno de los destinos ecoturísticos más importantes en el mundo. Honduras tiene la belleza natural, si fuera protegido y administrado de una mejor manera, atraería muchas personas para admirar y conocer esa perla preciosa escondida. No se puede tapar nuestros ojos. Ahora es tiempo de enfrentar este grave desafío. “La pregunta más urgente es que estoy haciendo por los demás? (Dr. Martin Luther King jr.)

A %d blogueros les gusta esto: