Diócesis San Pedro Sula

Ser sacerdote, un sueño logrado por Ángel Rolando Flores

Ser sacerdote, un sueño logrado por Ángel Rolando Flores
Se suma un nuevo presbítero hondureño a servir en el clero de la Diòcesis de San Pedro.
Johanna Kattan
jokattan@suyapamedios.com
Fotos: José Canales
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Tremenda alegría ocasionó la ordenación sacerdotal de Àngel Rolando Flores Serrano. En este importante paso, unas mil trescientas personas  acompañaron al nuevo presbítero a una recepción realizada en medio de la belleza natural del centro turístico Pulhapanzak. Ángel Rolando fue ordenado sacerdote por imposición de manos el Obispo de la Diócesis de San Pedro Sula, ÁngelGarachana en la Catedral San Pedro Apóstol. Su primera misa fue realizada en el municipio de San Francisco de Yojoa.
El nuevo sacerdote nació en el municipio de las Flores departamento de Lempira, el 13 de noviembre de 1972, hijo de Martina Flores Serrano y de Alberto Aragón.Cursó su primaria en las escuelas Teresa de Madrid de las Flores Lempira y Manuel Bonilla de la Lima, Cortés.
En su adolescencia recorría las calles limeñas, donde realizó estudios técnicos en refrigeración y aire acondicionado y electricidad industrial el Centro Técnico Profesional de La Lima.  Siempre en ese municipio continuó estudiando en el Instituto Patria, donde obtuvo el título de Perito Mercantil y Contador Público.
Su vocación surge desde que servía como catequista en  la parroquia Nuestra Señora de Guadalupe de La Lima, donde estuvo unos diez años y medio.Ingresò al Seminario Mayor Nuestra Señora de Suyapa en el 2007, donde se formó durante ocho años,  obteniendo los títulos de licenciado en Ciencias Religiosas con énfasis en Filosofía y licenciado  en Teología.
En Mayo del 2014 egresó del seminario mayor el 2014. Fue enviado a iniciar una experiencia pastoral del bienio en  la parroquia San Juan Bautista de Río Lindo.
Junto a otros compañeros se ordenó de diacono el 19 de febrero del 2016, luegofue trasladado el 20 de marzo  a la parroquia la Exaltación de la Santa Cruz Baracoa, Cortés, donde se encuentra actualmente. El 28 de mayo se hizo realidad su sueño de ser sacerdote.  Su primera misa la presidió en el municipio de San Francisco de Yojoa.
Para el padre Rolando, su ordenación sacerdotal significa el mejor regalo que Dios le ha dado. Ahora su misión es servir  con alegría en la diócesis de San Pedro Sula.

A %d blogueros les gusta esto: