Diócesis Juticalpa

Fiesta cursillista en la ultreya diocesana celebrada en Olancho

Fiesta cursillista en la ultreya diocesana celebrada en Olancho
Los asistentes llenaron de fuego espiritual el templo de Dulce Nombre de Jesús. centro de peregrinaciones diocesano, el cual se encuentra en el municipio de Dulce Nombre de Culmí, quienes como anfitriones les tocó dar la bienvenida a los cientos de cursillistas.
Texto y Fotos: Carlos Moreno
Cc_bombo@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
El Movimiento de Cursillos de Cristiandad (MCC), celebró su Ultreya Diocesana en medio de un ambiente festivo y con la espiritualidad que caracteriza a los cursillistas de levantar su rostro que muestra la alegría y el gozo del evangelio.
Con la presencia de sacerdotes, religiosas y religiosos que atienden en la asesoría espiritual de este histórico Movimiento en la diócesis de las pampas olanchanas, estos hermanos del arcoíris de la esperanza de la evangelización en el departamento, llenaron de fuego espiritual el templo de Dulce Nombre de Jesús. centro de peregrinaciones diocesano, el cual se encuentra en el municipio de Dulce Nombre de Culmí, quienes como anfitriones les tocó dar la bienvenida a los cientos de cursillistas.
Un domingo fantástico pasó el oriental municipio olanchano el pasado mes de mayo al verse inundado de alegres hermanos venidos de Catacamas, Campamento, Patuca, San Francisco de La paz, Juticalpa y todos los lugares donde los cursillistas hacen sentir su fuego en el Espíritu Santo. Llegaron a Culmí decididos a marcar a este municipio  con la fuerza del Movimiento más antiguo de la Diócesis de Juticalpa.
Tierra bautizada por el misionero Manuel de Jesús Subirana, hombre que marco su huella catequética entre los pobladores indígenas de la zona; este mismo lugar, al cual este año los cursillistas se unieron a los miles de peregrinos que cada año visitan este santuario. Y es que los cursillistas vinieron firmes ante los pies de Jesús para afirmar su vocación, y que mejor que realizarlo en la fiesta de Pentecostés.
La presencia del presidente nacional de cursillos, Elmer Rivas y la comisión de publicidad de la Ultreya Nacional ha sido un paso importante que prepara de cara a este gran evento a desarrollarse en la ciudad El progreso este fin de semana.
Bellos momentos de testimonios, charlas seglares y el tema central que engalanó en torno a Cristo esta fiesta cursillista. El rollo místico estuvo a cargo de Padre Jenry Ruiz, quien con su don de prédica cautivo a todos con un mensaje decisivo pidiendo a los cursillistas tener claridad de su vocación y su opción radical por Cristo.
Era visible entre los asistentes como se vive una profunda renovación de cursillistas en Olancho, donde cada vez más la evangelización les ha llevado a corazones jóvenes extraviado que Cristo ha ganado su corazón en un cursillo, además de las muchas familias que han recuperado la paz, gracia al cursillo del padre o de la madre; este Movimiento no sólo ha impacto en la conversión de muchos, sino también en el compromiso que muchos realizan como catequistas o animadores de otros grupos de la iglesia.
La Misa de clausura fue presidida por Padre Jenry Ruiz, párroco de La Unión, quien en un gesto de profunda hermandad invitó a los cursillistas a ser los fieles seguidores, que con la vocación de ser discípulos van haciendo camino evangelizador. “ustedes cursillistas están a llamados a evangelizar”, les dijo el sacerdote con enérgica voz.
Finalizada la Ultreya Diocesana los buses y automóviles partieron a diferentes partes de Olancho, no sin antes quedar enlistados para participar en la próxima Ultreya Diocesana, que se llevara a cabo en la parroquia Santa Gertrudis.
Y el camino preparado para Santa Gertrudis quedó marcado con nuestra Señora  de Fátima quienes realizaron una procesión con su imagen encomendando todo este trabajo a ella, la madre de Dios. Y con esto queda preparada también la gran Ultreya Mundial que se llevará a cabo en Fátima, Portugal

A %d blogueros les gusta esto: