Arquidiócesis

Semanario Fides dejando huellas en la historia

Rolando Obando
Servir a Dios, a la iglesia y la comunidad
Agradezco a Fides especialmente al Licenciado Víctor Hugo Álvarez por darnos la oportunidad de poder servir a Dios, a la Iglesia y la comunidad, mediante el Semanario Fides, haciendo público todos los eventos trascendentales de nuestra Iglesia Católicay de esa manera demostrar a La Ceiba, a Honduras y al mundo que tenemos una Iglesia viva y activa. Es un honor el poder servir mediante este digno y maravilloso medio escrito.Confió en Dios, que lo haremos por muchos años más.
Johanna Kattán
He sido bendecida durante 10 años siendo corresponsal
Desde la Zona Norte de Honduras, he tenido el privilegio de comunicar buenas noticias, de entrevistar a personas admirables y conocer hermosos lugares de mi país.
Con cámara en mano y muchas veces junto al obispo de la Diócesis de San Pedro Sula, Ángel Garachana he conocido pueblos y aldeas que ni imaginaba visitar. He degustado ricos platillos hechos con buen sazón y amor en comunidades rurales. Recuerdo una rica sopa de gallina en San Antonio de Cortés, o el día que almorzamos en medio de la naturaleza en Santa Cruz de Yojoa, luego de recorrer los sitios donde anduvo el padre Manuel Subirana, llamado el Santo Misionero.
He capturado la felicidad en muchos momentos,  en los ojos de seminaristas convertidos en sacerdotes,  ese instante en que el nuevo sacerdote abraza a su madre y ella le lanza esa mirada de ternura y de “lo lograste”.
Hasta he bailado mientras tomo las fotos de nuestros hermanos garífunas que con alegría y ritmo llevan las ofrendas al altar. He saltado y reído con la pastoral juvenil, tanta creatividad y entusiasmo en sus peregrinaciones y eventos.
Los momentos de tristeza que he fotografiado han sido en la partida física de algún sacerdote que evangelizó con su vida, se me viene a la mente el padre Saturnino Senis. Tambiénel fallecimiento de personas que siempre están activas en la iglesia y que con un gesto o palabra quedaron grabadas en nuestro corazón.
Cuando la diócesis de San Pedro Sula estaba formada por los departamentos de Atlántida e Islas de la Bahía, conocí a tantos feligreses que aun conservamos una bonita amistad. Gente tan amable y que me hacían sentir como en casa. Recuerdo las visitas a San Juan Pueblo, Atlántida, y admiré la labor de la misionera, Pilar Segura, que ha impulsado a la población a ser gente proactiva y emprendedora.
En La Ceiba y Tela siempre había muchos reportajes que hacer, comenzando con las obras vicentinas, siempre han tenido espacio en el Fides, y es que la familia vicentina no para de sorprendernos, enfocados en toda Honduras. Mi lente ha captado esas obras, especialmente en San Pedro Sula y por supuesto en Puerto Cortés donde se respira el espíritu vicentino.
En las Islas de la Bahía admiré la entrega de un sacerdote con 80 años de edad siempre activo y que dejó una imborrable huella en los isleños, me refiero al claretiano Padre  Faro Bengoechea, siguió su legado el Padre Fredy Cabrera.Y también es esa isla fui testigo de la primera ordenación sacerdotal de un hondureño, el padre David… y luego vi convertida en comunidad en parroquia.
Andando con Monseñor Rómulo Emiliani, obispo auxiliar de San Pedro Sula, además de compartir su buen humor, he sido testigo de su acercamiento a la juventud y especialmente a un sector menospreciado por la sociedad, los muchachos involucrados en pandillas y maras. Para mí esos momentos me motivan a informar desde otro enfoque, respetando la dignidad humana de estos jóvenes. Siempre he expresado que valoro las visitas al Centro Penal Sampedrano, conversar con los privados y privadas de libertad me ayudan a intentar ver con otra mirada, sin juzgar, a sentir su dolor. Lo más lindo que he aprendido es que aun en una prisión, con Cristo en el corazón se puede vivir con libertad. Agradezco mucho a la Pastoral Penitenciaria por invitarme a vivir esa realidad.
Agradezco a todas las personas que me han colaborado con información, mensajes, y especialmente gracias por sus oraciones. Fue gratificante que en el momentomás triste que he pasado por la partida de madre, sus muestras de aprecio me fortalecieron.
Gracias a mi familia por su apoyo y por comprenderme cuando no puedo estar con ellos los fines de semana porque estoy cubriendo un evento. Gracias a mi gente de la diócesis de SPS.

Manuel de Jesús Cerrato
“Llevar la Buena Nueva a sus hogares”
He sido colaborador del Semanario Fides desde 1991 hasta el año 1997 escribí artículos en la página editorial, y colaboraba con informaciones para las páginas del Semanario, le agradezco al padre Alonzo Tejeda Q.D.D.G editorialista quien me dio la oportunidad de escribir artículos de diferentes temas igual que a la directora licenciada Fanny Martínez quienes confiaron y me enseñaron a analizar a profundidad la realidad nacional.
De 1997 hasta el año 2001 se me confió la columna titulada LES DIGO QUE…..Temas sobre la familia y la defensa de la vida.
A partir del mes de febrero del presente año 2016 he retornado  al Semanario con la asignación de corrección de textos, la sección Voz del Papa titulación y producción de artículos en fechas especiales, agradezco al director licenciado Víctor Hugo Álvarez, Igual que a todos los compañeros por la acogida que me han dado desde mi llegada, mi aprecio para todos los que de alguna manera están vinculados al quehacer diario para que el Decano de la Prensa Nacional este cada semana en sus manos sobre todo a los compañeros corresponsales de las Diócesis y les animo para que continúen en este gran apostolado de comunicar las diferentes actividades que se realizan en nuestra Iglesia, de igual manera  invito a la feligresía católica para que adquieran su ejemplar cada semana y lo puedan leer en familia, porque nuestro fin es llevar la Buena Nueva a sus hogares. Congratulaciones al decano de la prensa nacional fides en su 60 aniversario.

Janeth Lagos
Llegué en el momento preciso, mes del aniversario de Fides
Mi historia en Semanario Católico Fides comienza un 29 de abril del año 2013, caminando por un centro comercial recibo el llamado de Recursos Humanos, del gran canal católico el canal 48, me llaman y me dicen que me esperan para entrevista y que me presente a trabajar.
Mi cara de sorpresa no podía, después de años de no ejercer mi profesión, me presento puntual antes de la ocho de la mañana del día siguiente me entrevistan y  me hacen la pregunta del millón, ¿solo hay plaza para redacción, la acepta? Sin pensarlo respondo sí, luego me mandan con el director del Semanario Catolico Fides de inmediato recuerdo me “encomiendo a Dios”

LA MEJOR DECISIÓN. La entrevista con el Director del Semanario Víctor Hugo Álvarez tardo como vein te minutos fue directo me pregunto ¿cómo anda en la redacción? Le respondo“mire licenciado, yo vine aplicar por una oportunidad de trabajo pero le diré la verdad he trabajado en Radio, en Televisión, pero en Prensa Escrita nunca, pero si usted me da la oportunidad le hecho ganas, es medio diferente a los demás, es un gran reto para mí, pero usted manda, el director me contesta demole viaje”
Mi primer trabajo, asignado ya ese día, una nota sobre trabajo infantil, “ uff una gran experiencia esa nota, yo nueva en esa rama del periodismo escrito, pero como no me doy por vencida tan fácil, llegue el día siguiente como a las dos de la tarde con imágenes, entrevistas y lista para redactar.
Al final de la semana y mirar esa primer escrito publicado, ahí dije “ Virgencita usted me trajo aquí, es porque puedo, así que voy por más y aquí estamos”

57 AÑOS DE FIDES Al final del mes de ese mismo año 2013, mi primer aniversario de Fides, aún no lo podía creer que estaba en estos medios de comunicación católicos, y que estaba en la Catedral Metropolitana, junto a mis compañeros y sorprendida de conocer al Cardenal Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, en mi vida lo había tenido tan cerca, no exageró me temblaban, mis piernas ya que es un honor, para uno que no es de la Capital de la República. Desde ese momento las experiencias se acumularon una tras otra, mi alegría aumento de retos, aprendizajes, ahí en esos 57 años, en la Catedral comprendí que estaba en el lugar bendecido en mi otra gran casa mi trabajo y desde ese momento más compromiso.

“NO PUEDO, NO EXISTE” Cada semana llegar a un miércoles en la noche y terminar las notas,” es una alegría inmensa, sería mentir si mencionara que se me ha hecho fácil, los primeros meses, horas redactando una nota, desveladas en mi casa, pero con el pasar de los años he aprendido claro que sí, soy vanidosa y me califico yo, y espero la calificación de los lectores de Fides, que son el objetivo a llegar, pero al comparar esos primeros artículos, como mi primer destacado, del Día de la Madre, y comparar con los escritos de ahora se mira la diferencia”
¿Porque decir la palabra no puedo? eso jamás, en la vida nadie nace aprendido, y en esta vida hay que echarle ganas a todo, por ejemplo meses después, debajo de un árbol que hay muy cerca de las oficinas, me pregunta mi jefe, ¿ Janeth hay un viaje a San Pedro Sula, a cubrir algo de Migrantes, pero no van con suficiente apoyo económico se apunta? Sin pensarlo ni preguntarcon quien iría, respondí claro que sí, pero íbamos cuatro de los Medios.
Esa experiencia de andar en la frontera de Honduras con Guatemala, y subirme aun autobús, y mirar menores de edad solos,  retornados de México, jamás la olvidare, recuerdo unas palabras que me dijo un compañero que iba igual en esta labor periodística “sos aventada eso es genial, seguí así que vendrán cosas mejores” y tenía razón y como no hacer caso a los consejos de personas que han tenido más recorrido que uno, pasaron los años y me parece que fue ayer que entre, ya que el tiempo ha pasado tan rápido y eso es porque estar en Fides es alegría, enojos claro que sí, pero eso lo hace una familia. Al recordar 2015 otra gran práctica en el caluroso departamento de  Olancho, me dan la noticia que me tocaba ir con la “Morenita de Suyapa” a seguirla ya que visitaría la Diócesis yo reciente había recibido una gran noticia personal que debía estar muy quietecita, pero no dude en decir ahí voy a cubrir no hay problema, me dio un poco de temor, pero al ver a la Virgen ese miedo se fue, “ya que nada me podía pasar si estaba con la Madre”, disfrute al máximo esos días
En fin tantos testimonios, pero ahí quedaran en esta ocasión no se trata de aburrir a usted que nos lee y el cual le agradecemos en estos 60 años que cumple el Decano de la Prensa Nacional, y el compromiso a seguir mejorando,  y eso sólo se logra si uno sabe escuchar cada consejo que le dan, ya sea una persona no estudiada como un profesional, Fides es y será siendo si Dios lo permite mi gran escuela.

Óscar Rodríguez
“Una gran responsabilidad”
Al terminar mi maestría en teología espiritual, decidí investigar sobre los medios de comunicación como tema de tesis; sin embargo, al ir profundizando sobre estos espacios nunca me imaginé la invitación de Monseñor Guido Charbonneau y de la familia del Semanario Fides en ser parte de esta linda experiencia como apostolado. Tengo casi 6 meses de pertenecer al equipo de Corresponsales voluntarios, y para mí es un placer y una responsabilidad que tomo muy en serio al publicar en este medio escrito que lleva 60 años de historia. Gracias a Dios, gracias a Monseñor Charbonneau y gracias al equipo de Fides por confiar en mí y enseñarme nuevas experiencias evangelizadoras siguiendo el ejemplo de San Pablo con sus cartas dirigidas a las comunidades cristianas.

A %d blogueros les gusta esto: