Arquidiócesis

Una devoción arraigada en el pueblo hondureño

Una devoción arraigada en el pueblo hondureño
Recientemente se celebró la festividad de María Auxiliadora en diversos lugares del país. Una devoción arraigada en el corazón de los hondureños, que claman la intercesión de la madre de misericordia.
Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Fotos:óscar Cerrato/ Eddy Romero
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Hace 105 años que se vive la devoción a María Auxiliadora en Honduras. Un Cardenal salesiano luchó por la creación de esta Arquidiócesis hace 100 años; tres de los cinco arzobispos han sido salesianos, amantes de la Auxiliadora.
Difundida también en los colegios de las hijas de María Auxiliadora y del San Miguel que han propagado esta devoción con todo el estudiantado;“es una devoción a la misma madre del cielo que es nuestro socorro, nuestra abogada, mediadora y auxiliadora” dijo el padre Giussepe Leo. “Saber tener la devoción a la Virgen es saber crecer en el conocimiento de Jesús. A ella le interesa que conozcamos a su hijo, como  toda madre se siente feliz cuando su hijo está al máximo. Sigue diciendo búsquelo, búsquelo, aprendan de Él” dijo.

AUXILIADORA Según el padre Pepe, María Auxiliadora es intercesora por excelencia, “podemos pedirle que nos mande buenos líderes, que se interesen por los más necesitados, que no miren intereses económicos, sino el del pueblo que tiene sus dificultades para llegar al final del mes con su sueldo, que tiene dificultad con los hijos que han abandonado el hogar y se han metido en maras, en grupos de delincuencia”.
“También con toda la familia que tienen sus parientes que han tenido que emigrar, en un exilio que nuestro país lo está viviendo muy fuerte” y también dijo que hay que rezar a la Virgen “por los que están en el mal camino para que puedan cambiar de ruta y descubrir de su hijo Jesús que nos viene a enseñar lo que piensa Dios Padre  y nos ha regalado también al Espíritu Santo”.

CELEBRACIÓN Desde tempranas horas, las puertas del templo dedicado a María Auxiliadora en las inmediaciones del mercado Álvarez, recibía a locatarios, visitantes y algunos residentes de este sitio, para ofrecer la Eucaristía en el día de la Virgen. Presidió esta Eucaristía el padre Pepe; como parte de la acción pastoral que la parroquia salesiana realiza en este sector capitalino. Según el presbítero “aquí en el mercado es muy poco el trabajo pastoral que se puede realizar, porque ya casi no vive la gente, antes sí, pero ahora más que todo son locatarios, pero nosotros continuamos en esta labor, para que por lo menos, una vez a la semana, los jueves a las nueve de la mañana celebramos la Misa”.

FIESTA PATRONAL En las periferias de la ciudad, se encuentra la parroquia María Auxiliadora, que en este día también festejaba a la Reina del cielo. Previo a este gran acontecimiento, se rezó el Rosario en una procesión por las calles de la colonia. Ya en el templo, presidió esta celebración, Monseñor Novatus Rugambwa, Nuncio Apostólico en el país.
En su mensaje, dijo que “este auxilio es precisamente darnos a Cristo, indicarnos a cada uno de nosotros el camino hacia Jesús, que siendo hijo de María, es el hijo único del Dios eterno”.
“No es un remedio para un accidente, para un descuido nuestro, ella es el verdadero auxilio de los cristianos, de todos aquellos que se encuentran en necesidades, de los pobres, de los enfermos, los ancianos, los niños, especialmente aquellos a los que no se les permite nacer. En estos momentos estamos oyendo en nuestra sociedad hondureña que se plantea la posibilidad de poder decidir como si fuéramos Dios sobre el sagrado derecho a la vida, pidamos a María Auxiliadora que ilumine la mente y el corazón de aquellos que tienen la responsabilidades políticas y sociales para que no cedan a la cultura de la muerte” concluyó.

A %d blogueros les gusta esto: