Arquidiócesis

Escuela de la Fe celebra sus Bodas de Plata

Escuela de la Fe celebra sus Bodas de Plata
“No se puede servir sino se ama y no se puede amar sino se conoce. En  la Escuela de Fe, queriendo conocer más a Dios, podemos amarlo más porque le conocemos más” Cardenal Rodríguez.
Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Fotos: La Voz de Suyapa
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Recientemente se conmemoró el vigésimo quinto aniversario de la Escuela de la Fe de la Arquidiócesis de Tegucigalpa. Un fruto del padre Pedro Drouin, que inició como una respuesta a la carencia de formación laical, cumplió 25 años de formar teológicamente a miles de fieles que sirven en las diferentes parroquias de la ciudad.
Para conmemorar este aniversario, se realizó una Eucaristía en la parroquia La Guadalupe, presidida por el Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, concelebrada por los presbíteros Tony Salinas y Emigdio Duarte.
Según Virgilio Madrid, pionero en esta formación laical, “miles de alumnos han pasado por esta escuela y han recibido una formación teológica; son laicos que han recibido una formación seria y que ahora están insertados en sus movimientos, en sus parroquias trabajando por la Iglesia”.
Afirmó que lo único que se necesita para formar parte de esta Escuela de la Fe es matricularse y aprovecho para invitar a todos aquellos interesados en recibir el nuevo curso. “Vamos a empezar un próximo curso el uno de junio sobre Eclesiología, va a ser dado por el padre Ricardo Flores, una de las personas más versadas sobre eclesiología en Honduras”.

HISTORIA En palabras del Cardenal Rodríguez, la Escuela de la Fe “fue una iniciativa de un párroco bello y santo que tuvimos aquí en la Guadalupe por muchos años, el padre Pedro Drouin”.
Según el Cardenal, “estábamos muy preocupados, ya que yo acababa de regresar de Colombia después de cuatro años de servicio como secretario general del Celam, y miramos la poca formación que le dábamos a nuestros laicos y cómo es necesario que multiplicáramos las iniciativas de formación, porque muchas iglesias evangélicas tienen escuela dominical y estudian su fe y nosotros que les ofrecemos”.
“De allí surge esta iniciativa tan bella de comenzar  la Escuela de la Fe. Así nació, como un granito de mostaza, aquí algunos de ustedes, están entre los fundadores, entre los pioneros, quiero destacar a doña Eliazara y a don Virgilio que han llevado el estandarte por 25 años y claro, al querido padre Tony y al querido padre Emigdio que están representando a tantos otros que han servido en la Escuela de la Fe” dijo Rodríguez.

TRES CLAVES El Cardenal Rodríguez, al expresarse sobre la importancia de la Escuela de la Fe dijo que “mirar para atrás es muy bueno para ver las maravillas de Dios, para agradecerlas; mirar para el presente es muy importante, porque aquí es donde valoramos lo que significa la tradición.Y mirar el futuro quiere decir ser corresponsables para que otros reciban y puedan a su vez entregar. Pero es lógico, así como todas las realidades humanas deben ser cultivadas, así también la fe debe ser cultivadas; y esa es la misión que recibió la Escuela de la Fe”.
Asimismo, afirmó que “hoy día, la palabra tradición cayó en desuso y tiene matices negativos, lo cual es un error. Sin la tradición, no tendríamos  por ejemplo, la Biblia, la cultura, ni siquiera identidad como personas y como ciudadanos”.
“En la actualidad, en todo queremos tener máster, menos en nuestra fe; nos quedamos con una fe infantil, poco cultivada, con poco contenido, porque  pensamos que ya es suficiente con hacer la primera comunión”.
Para finalizar dijo que “el hecho que ustedes estén allí, es todo un signo; quiere decir que les interesa esta onda, porque vale la pena conocer más cada día al Señor, conocer a Dios, conocer nuestra fe”.

A %d blogueros les gusta esto: