Punto de Vista Reflexión

Mis 25 años con el Fides

p4padrejuanangelReflexión
Mis 25 años con el Fides
P. Juan Ángel López Padilla
No es un error, ni de dedo, ni de imprenta. Son 60 años del nacimiento de nuestro querido Fides, pero de esos 60 años, conscientemente, sólo lo he disfrutado por 25. Es muy cierto que la primera vez que tuve el “periodiquito” de la diócesis en mis manos fue cuando era un mozalbete que charrangueaba una guitarra, en el coro de la parroquia e intentaba crecer en la pastoral juvenil.
Siendo seminarista se me ocurrió coleccionar el Fides. Lo leía de cabo a rabo, saltándome sólo las secciones que me parecían de un particular extraño, a lo propiamente eclesial.
En las vacaciones de mi primer año de filosofía, la Providencia me llevó al mismo tiempo a empezar a tratar a Danilo y a quedar bajo las órdenes de la “jefa”, la directora “en funciones” del Fides, Fanny Martínez. En el papel el director era el P. Alonso Tejeda, pero la que llevaba la dirección, era ella. Mi particular inquietud por la computación me llevó a aprender a diagramar y en medio de una y otra cosa, a escribir mis primeros párrafos en el Fides. Todavía recuerdo con ilusión lo primero que se publicó salido de mis ideas. Era un comentario sobre la “Leyenda Negra”. Al mismo tiempo se me daba la posibilidad de escribir algo sobre historia y en el Fides. Mi sorpresa, dado que yo no miraba la diagramación final, fue que al tomar el Fides de esa semana me topé con que mis palabras aparecían como editorial. Desde entonces, dado que a mis 21 años me convertía en “editorialista”, me enamoré de las posibilidades que había en los medios de comunicación.
Las mismas circunstancias me llevaron a concentrarme en la Radio Católica, sobre todo por culpa de Danilo que no dejaba de insistirme en que hiciera programas con él y para la radio, en general. Luego, aparecería en el horizonte la televisión católica, el canal 48.
Extrañamente, o providencialmente, en cada campo en que me iban metiendo siempre miraba de reojo al Fides. Aquí había nacido mi “vocación” por la comunicación social y era un sueño poder volver al “amor primero”.
Hace poco más de 7 años, don Víctor Hugo, actual maestro de la “sinfónica” del Fides, me invitó a escribir “alguna cosa” de manera permanente. No he honrado del todo la promesa que le hice de escribir siempre atinadamente y sobre todo, a tiempo, pero al menos lo he intentado.
El Fides, en 60 años, ha hecho, lo que debía hacer. Ha crecido y ha dejado de ser un “periodiquito”. Ha cuestionado, ha provocado pero sobre todo ha evangelizado. No se puede pretender que a lo largo de estos años haya podido quedar bien con todos y sobre todo, con aquellos a los cuales les estorba la doctrina de la Iglesia. No es fácil sobrevivir en la era digital y el Fides lo está intentando y con mucho éxito. Pocos saben de lo que cuesta sostenerlo, de los esfuerzos que hacen sus directivos, pero en el Cielo, si se sabe y ahí es donde cuenta que sea sabido.
Por mi parte, me basta decir con profundo orgullo que si me tocase hacer mi hoja de vida, incluiría entre las cosas más dignas de ser mencionadas, que soy columnista del Fides, para la honra y gloria de Dios.

A %d blogueros les gusta esto: