Arquidiócesis

Efusión del Espíritu Santo en El Paraíso

Efusión del Espíritu Santo en El Paraíso
En esta celebración, se exhortó a los participantes a  poner al servicio de los demás cada uno de los dones con que el señor ha bendecido nuestras vidas, principalmente en este año que celebramos el Jubileo de la Misericordia.
Texto y fotos: Roger Padilla
<pad_roger@hotmail.com>
Como ya es una tradición en la Parroquia San Juan Bautista de la ciudad de El Paraíso, con mucho júbilo y esmero se celebró el día de Pentecostés; celebración que comenzó desde la tarde – noche con una procesión y culminando con una solemne Vigilia.
Debido a la importancia que tiene esta fecha dentro del calendario litúrgico en nuestra Iglesia Católica, se tomó a bien organizar una fiesta religiosa con la mayor solemnidad debida. Las actividades comenzaran con una procesión, que se desarrolló por las principales calles y avenidas de la ciudad. Esta procesión tiene como objetivo meditar cada uno de los dones que el Espíritu Santo nos concibió. Los grupos y movimientos de la Parroquia como ya es costumbre, pusieron su esmero para realizar hermosos y coloridos altares, donde también se encargaron de desarrollar pequeñas reflexiones de los dones asignados.
Culminada la procesión, todos con la alegría “paraíseña” que les caracteriza y con el amor de Dios reflejado en sus rostros, se congregaron en el templo para dar inicio a una solemne vigilia de Pentecostés. Durante la Eucaristía, se meditaron una a una las lecturas y los salmos, donde se nos manifiesta y relata este hecho tan importante de nuestra amada Iglesia.
En esta celebración, se exhortó a los participantes a  poner al servicio de los demás cada uno de los dones con que el señor ha bendecido nuestras vidas, principalmente en este año que celebramos el Jubileo de la Misericordia.
Durante esta celebración, se nos recuerda también que debemos de mantener viva nuestra fe como católicos, que debe reflejarse como esa llama de fuego que se vio en cada uno de los discípulos cuando el señor les concedió los diferentes dones. Para esta fecha debemos de recordar también e imitar la frase citada por la Madre Teresa de Calcuta: “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.
Al culminar esta importante fiesta dentro de nuestra Iglesia, se espera que cada uno de los católicos cristianos y vecinos de esta ciudad, se comprometa para ayudar y colaborar con los hermanos más necesitados que se encuentran a nuestro alrededor.

SENTIDO
Durante Pentecostés se celebra la venida del Espíritu Santo y el inicio de las actividades de la Iglesia. Por ello también se le conoce como la celebración del Espíritu Santo. En la liturgia católica es la fiesta más importante después de la Pascua y la Navidad. El fondo histórico de tal celebración se basa en la fiesta semanal judía llamada Shavuot (fiesta de las semanas), durante la cual se celebra el quincuagésimo día de la aparición de Dios en el monte Sinaí. Por lo tanto, en el día de Pentecostés también se celebra la entrega de la Ley (mandamientos) al pueblo de Israel. Desde el punto de vista teológico, Pentecostés es el fruto de la obra realizada por Cristo, el resultado de sus merecimientos. En el Nuevo Testamento se dice a veces que fue el mismo Cristo simplemente quien envió al Paráclito, también traducido como Consolador, en referencia al Espíritu Santo (Jn 16:7). Otras veces que fue el Padre pero, o bien a ruegos de Cristo (Jn 14:16), o bien en nombre de Cristo (Jn 14:26). En una ocasión se afirma que lo envió Cristo de parte del Padre (Jn 15:26). Todas estas expresiones denotan lo mismo: la misión del Espíritu por parte del Padre y del Hijo.

A %d blogueros les gusta esto: