Diócesis La Ceiba

Pentecostés en San Juan Pueblo

Pentecostés en San Juan Pueblo
Más de setenta jóvenes fueron confirmados por Monseñor Miguel Lenihan, Obispo de la Diócesis de La Ceiba, la ceremonia se realizó en la parroquia San Juan Bautista de San Juan Pueblo.
Texto y fotos: Marlon Cruz
redaccion@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
En la parroquia “San Juan Bautista” de San Juan Pueblo, más de 70 jóvenes fueron confirmados por Monseñor  Miguel Lenihan. Es verdaderamente una alegría para toda nuestra Diócesis de La Ceiba, que estos jóvenes hayan confirmado su fe. Porque necesitamos jóvenes que den testimonio que aman a Cristo, que aman la Iglesia, que aman la vida y que desean transformar nuestra sociedad y todas las estructuras de pecado.
Las distintas comunidades de la parroquia se reunieron en la sede parroquial el pasado 27 de abril para celebrar una sola Eucaristía, presidida por Monseñor Miguel Lenihan y concelebrada por el párroco, el padre Adalid Interiano Diaz. Toda la asamblea renovó su fe juntamente con los 73 jóvenes confirmados.
En su homilía, Monseñor Miguel,   invitó a los jóvenes a optar libremente por vivir el mandamiento del amor,  porque ser cristiano no es un adorno, sino más bien una forma de vivir la vida que involucra todo el ser y quehacer del bautizado que reafirma su fe.
Éstos jóvenes que realizaron el Sacramento de la Confirmación, por la gracia de Dios, han de recibir el Espíritu Santo con sus siete dones. Han de recibir el don de Sabiduría, Entendimiento, Consejo, Fortaleza, Ciencia, Piedad y de Temor a Dios. Esto les va a permitir unirse más a la Iglesia, para comprometerse con la tarea de evangelizar a otros.
Estos jóvenes confirmados, desde el momento de la Imposición de Manos y de la Unción con el Santo Crisma, serán profetas, testigos de Cristo. Porque hay mucho que denunciar y tanto que anunciar. Cada vez que un joven se Confirma nuestra Iglesia se llena de esperanza, porque en nuestra Diócesis de la Ceiba, necesitamos más agentes de pastoral, más cristianos comprometidos.
La Eucaristía dio inicio a las 9:00 a.m. y finalizó a medio día. Los fieles estuvieron muy atentos, y se insertaron alegremente a toda la celebración litúrgica. Fue una alegría compartir con su Obispo, y también los familiares y padrinos de los jóvenes estaban doblemente alegres de celebrar este Sacramento.

A %d blogueros les gusta esto: