Choluteca Diócesis

Desborde fe, arte y cultura en la parroquia san José Obrero

Desborde fe, arte y cultura en la parroquia san José Obrero
“Queridos fieles de la parroquia San José Obrero, ustedes tienen como patrón un trabajador, un obrero. Ofrezcan al Señor su trabajo. Realícense como personas en su trabajo. Acepten trabajar por el bien del país o de la empresa que los emplea y por su familia”. Monseñor Guido.
Texto y Foto: Héctor Espinal
heroes207@yahoo.es
Con mucha alegría y devoción se realizó la  celebración a San José obrero, en la parroquia que lleva el mismo nombre en la Diócesis de Choluteca. El párroco, Ángel Portillo, quien por primera vez celebraba dicha festividad, quiso darle un nuevo realce a la novena; organizo la visita de la patrona de Honduras, la “Virgen de Suyapa” que fue recibida con una hermosa cantata, quienes los protagonistas fueron jóvenes, niños y adultos.
La Parroquia San José obrero de la Diócesis de Choluteca nación entre el año 1964 y 1965, según datos del Padre Alejandro López, (cubano), quien reside en dicha parroquia hace 45 años.  Él llegó en el año 1971 enviado por Monseñor Marcelo Gerin. El Padre OnilAbrahan (canadiense) comenzó la construcción del templo en 1960 y el Padre Pedro Drouin (QEPD) construyó la Casa Cural.

Mensaje de Monseñor Guido en la fiesta de San José Obrero
Anoche hemos sido testigos del bello encuentro entre la imagen de la Virgen de Suyapa y la imagen de San José. Es que no se puede hablar de San José sin que esté presente la Virgen María, su esposa. Tampoco se puede hablar de la Virgen María sin que esté presente su esposo, San José.
También anoche asistimos a la representación teatral de los Evangelios de la infancia de parte de la Pastoral Juvenil de la parroquia. ¡Qué lindo como lo hicieron! Me imagino como ha sido el primer encuentro del joven carpintero de Nazaret con la joven María: la primera mirada, el primer flechazo, su noviazgo, el sueño común de un hogar bendecido por Dios con un amor fecundo, el compromiso formal del matrimonio, la espera del día en que iban a convivir juntos.
Luego lo que pasó según los Evangelios: el anuncio del ángel Gabriel a María, el sí incondicional de la joven María al proyecto de Dios, luego su visita a Isabel. Todo esto sin que lo supiera José. Me imagino que ella se preguntaba cómo decirlo a José y cómo él iba a acoger esa noticia. José se dio cuenta y pensó con mucho dolor en el alma abandonarla en secreto. Pero intervino el ángel del Señor y le reveló su misión: ser el fiel custodio de los dos tesoros de Dios: su esposa María y el niño que iba a nacer de ella. Cuando José se despertó del sueño, hizo lo que el ángel del Señor le había ordenado y recibió a María como esposa. Y sin haber mantenido relaciones ella dio a luz un hijo, al cual José llamó Jesús (cf. Mt 1,24-25).
Después del nacimiento de Jesús, no sabemos casi nada sobre lo que vivió hasta los 30 años de edad. Sólo tres acontecimientos fueron señalados por la Biblia: la presentación de Jesús en el Templo, la huida de José, María y Jesús a Egipto y el hallazgo del adolescente Jesús en el Templo. Lo demás fue una vida escondida, en un hogar parecido a los demás hogares, en el pueblecito de Nazaret. Jesús vivía rodeado del amor de su papá y de su mamá, crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y el favor de Dios lo acompañaba (Lc 2,40). Y siguió bajo la autoridad de sus padres (Lc 2,51). Aprendió el oficio de su papá, la carpintería, e iba con sus padres a la casa de oración cada sábado. Tenía una familia normal, formada de padre, madre e hijo. Era también una familia extensa, donde habían parientes y primos, los que el evangelio llama sus hermanos y sus hermanas.
Queridos fieles de la parroquia San José Obrero, ustedes tienen como patrón un trabajador, un obrero. Ofrezcan al Señor su trabajo. Realícense como personas en su trabajo. Acepten trabajar por el bien del país o de la empresa que los emplea y por su familia.
También trabajen intensamente por su parroquia. La parroquia San José Obrero ha comenzado a partir de cero, como hemos aprendido anoche de boca del Padre Alejandro. Este templo parroquial tenía la apariencia de una bodega; era de ladrillos y no estaba repellada. Era deprimente entrar aquí. Casi nadie venía a misa los domingos. Entonces el Padre Alejandro empezó a celebrar la misa cada día de la semana en un barrio diferente. E invitaba a la gente a desplazarse el domingo para la parroquia. Ahora vemos los frutos del trabajo intenso de todos los sacerdotes que sirvieron en esta parroquia: hay muchas actividades pastorales y muchos movimientos apostólicos; hay un dinamismo misionero tanto en la ciudad como en el campo.
El paso reciente de los misioneros de México en el sector del Palenque ha suscitado el compromiso de varias personas para servir en ese sector. Al principio de este año, he nombrado al Padre Mauricio como vicario de esta parroquia, pidiéndole que ponga una atención especial, aunque no exclusiva, al sector de Esquipulas: no solamente la atención pastoral en el santuario, sino también la evangelización de todos los barrios aledaños.

OPINIONES
Ángel Portillo
Párroco de  San José Obrero
Muchas Gracias a todos los hermanos y hermanas que han colaborado en esta festividad de San José Obrero, nuestra Parroquia tiene muchos dones y talentos; por eso en el primer día tuvimos la participación de dos coros; Luz y esperanza y Amigos de Jesús y la predicación propia de Padre Noé Briceño quien es fruto de esta parroquia.  También estuvo la academia Talentos del profesor Walter Galindo, cuadro de danza folklórica y culminamos con una noche de colores. Todos formamos parte de una cultura, y nuestra parroquia tiene la autonomía para celebrar su fiesta, integrado a la Diócesis y a la iglesia universal.

Alejandro López
Párroco
Yo he celebrado esta fiesta desde 1971 en esta parroquia, he celebrado la Fiesta de San José Obrero por 45 años, entre fiesta y fiesta pasan 12 meses, esto quiere decir que el 1° de Mayo de 1971 a la fecha han trascurrido 540 meses que es igual a 197100 días. Comprenderán que en todo este tiempo han pasado cosas que la historia es demasiado larga para comprimirla en una charla.

A %d blogueros les gusta esto: