Arquidiócesis

En la fiesta de los catequistas se reconoce su titánica labor dentro de la Iglesia

En la fiesta de los catequistas se reconoce su titánica labor dentro de la Iglesia
“En la actualidad la catequesis enfrenta varios desafíos a nivel cultural como la violencia, la corrupción,  la drogadicción y  la cultura tecnológica que a veces nos roba la humanidad propia del ser humano”, padre Dimas.
Texto y fotos: Lilian Flores
liflores@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Hasta el Polideportivo Don Bosco de las Hermanas Salesianas ubicado en el Municipio de Ojojona Francisco Morazán se trasladaron más de mil Catequistas de las diferentes parroquias de la Arquidiócesis de Tegucigalpa para festejar el día conmemorado a ellos, en donde se reconoció el trabajo que realizan para el bien de la Iglesia. El ambiente que perduró fue de total alegría, durante la jornada se contó con la presencia de Monseñor Juan José Pineda, y varios sacerdotes de la Arquidiócesis entre ellos el padre Dimas Rivera asesor de la catequesis.
Cabe mencionar que el padre Tony Salinas fue un excelente anfitrión, e hizo sentir a los presentes que esa también era su casa y que podían volver cuando quisieran, uno de los regalos que les ofreció fue la Marimba de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán quien con sus rítmicas interpretaciones mantuvo  contentos  a los presentes. Pero al momento de la Eucaristía fue el padre Tony  quien estuvo a cargo de los cantos al son de la marimba.
Durante el encuentro hubo tiempo para realizar dinámicas, juegos, y diferentes representaciones artísticas preparadas por algunas parroquias, también se profundizó acerca de las Obras de Misericordia y de cómo ponerlas en práctica.

UNA GRAN LABOR
El padre Dimas catalogó el trabajo de los catequistas como una labor titánica, “es una de las pastorales que no tiene recursos  propios, son los mismos catequistas los que ponen de su propio bolsillo para poder comprar los materiales y pagar el transporte para ir a los lugres a los cuales llegan  a evangelizar”.
Asimismo manifestó que la catequesis ayuda a estructurar y hacer crecer la fe inicial en las personas, y que este año no solamente se enseñen las obras de misericordia, se deben de llevar  a la práctica, “la misericordia más que ser un discurso es acción, exhortó  a los catequistas en dar una catequesis que sea experiencial, porque no sólo es aprender, hay que cambiar el paradigma, hay que llevar la catequesis a una experiencia de vida, uno aprende más haciendo que memorizando”.
El padre reconoció  el esfuerzo y la entrega de los que trabajan por llevar el evangelio pero y también les pide que se formen cada día, “el mejor material que pueda diseñarse, si no se acompaña de la formación está destinado al fracaso,por eso  hemos impulsando la formación para los catequistas, al hacerlo podremos servir mucho mejor a la Iglesia, con más calidad, entrega, motivación  y sobre todo con más respuesta hacia el Señor”.
La Eucaristía fue presidida por Monseñor Pineda quien manifestó el cariño y agradecimiento a todos los catequistas por su aporte en pro de la evangelización, asimismo los motivó para ser testigos de la misericordia de Dios a través de la cercanía con los catequizandos.

Catequesis
“Es una vocación, una experiencia de saber que Dios se ha fijado en nosotros, no es algo a la ligera sino un verdadero misterio que Dios nos da, vivir esa experiencia  del llamado del Señor para luego poder compartir desde la sencillez demostrando la misericordia de Dios a sus catequizandos”.

A %d blogueros les gusta esto: