Diócesis La Ceiba

¡Ya es tiempo de hablar, de no callar por miedo!

¡Ya es tiempo de hablar, de no callar por miedo!
Reunión de la Comisión Diocesana de JPIC
Texto y fotos: Sor Fabiana Sánchez
Franciscana de la Asunción
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
En el Porvenir Atlántida, se dio la segunda reunión de la Comisión diocesana de Justicia, Paz e Integración de la Creación (JPIC) de la Diócesis de la Ceiba, bajo la asesoría del padre Cesar Espinoza, misionero Claretiano (CMF), con la participación de dos hermanas franciscanas, sor Fabiana Sánchez y Cristian quien durante la tarde del lunes 18 de abril del presente año estuvieron trabajando en la realidad de la diócesis y la incidencia de la Iglesia en ella, los avances y retos.
La Comisión JPIC tiene como finalidad buscar la transformación de las estructuras  políticas y las prácticas que dominan y destruyen la integridad de la creación es decir prevenir todo lo que destruye nuestra casa común que es la tierra y velar por los derechos de los más desprotegidos. Este grupo está conformado por personas de la vida consagrada, buscando poco a poco incluir laicos para que juntas y juntos se trabaje en favor de todos los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
El tema de esta segunda reunión ha sido la escuela de formación política y ciudadana que se está llevando a cabo en la parroquia de Arizona y en la que están participando laicos de diferentes parroquias y cinco representantes de la vida consagrada, esto ayudará a tomar conciencia, sensibilizarse y conocer cada día la lucha del pueblo y estar con ellos, en favor de la causa y velar por los derechos de todos. Otro tema importante que se trató fue la muerte de Berta Cáceres, como comisión diocesana también nos pronunciamos y queremos que se haga justicia y que se investigue a  fondo y llevar ante la justicia a los responsables.

Un pronunciamiento alentador
“Como comisión nos pronunciamos: ¡ya es tiempo de hablar, de no callar por miedo, de que nuestra voz resuene en todos los lugares, basta ya de tantas muertes es tiempo de cambiar esta realidad!
Como consagradas y consagrados reconocemos que nuestro compromiso es estar con el pueblo, velar por los derechos de los desprotegidos,involucrarnos y no dejar solas/solos a quienes luchan en favor del medio ambiente, ver las consecuencias de la migración, la trata de personas entre otros problemas sociales que podamos encontrar y buscar las soluciones de estos problemas.
Para terminar queremos también recordar que nuestra madre tierra gime, llora y sufre dolores de parto, a causa de tanto dolor que le causamos nosotros los seres humanos, es tiempo de cambiar reconocer que nosotros no somos los dueños del planeta sino que estamos aquí solo de paso nuestra madre tierra nos ha acogido como una madre y nosotros muchas veces le hemos pagado mal siendo hijos desagradecidos, es tiempo de cambiar”.

A %d blogueros les gusta esto: