Arquidiócesis

Nuevos apóstoles en Santos Arcángeles

Nuevos apóstoles en Santos Arcángeles
“Cristo los llama por su nombre y todos los días los está llamando, porque sus nombres están escritos en el cielo, están grabados en el corazón del Padre, que es corazón de misericordia, del que nace toda la reconciliación, el perdón y el amor” Cardenal Rodríguez.
Texto y fotos: Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Más de 145 jóvenes y adultos recibieron recientemente el Sacramento de la Confirmación en la parroquia Santos Arcángeles de esta capital. De manos del Cardenal Óscar Andrés Rodríguez, los “neófitos” fueron llamados a la misión, como nuevos apóstoles del Evangelio.
En el domingo que se conmemoraba el Jubileo de los Adolescentes y Jóvenes en Roma, estos jóvenes hondureños se preparaban con mucho fervor y esmero para recibir el Sacramento del Espíritu Santo.
Esta parroquia, compuesta por 11 sectores, dispuso la celebración en las canchas contiguo a la sede parroquial. Un escenario decorado para la ocasión, en donde sobresalía la presencia del Cirio Pascual, fue la sede de este magno evento.

MENSAJE
En la homilía, el Cardenal Rodríguez dijo que sentía mucha alegría porque “esta cosecha que es muy buena, tenemos 145 jóvenes deseosos y deseosas de renovar su compromiso bautismal”
Asimismo afirmó que “me da una gran alegría verlos con esas túnicas blancas, porque así se vestían los primeros cristianos recién bautizados, se les llamaba Neófitos, o sea que tenían nueva vida. La nueva vida de Cristo resucitado. Es bello saber que hoy ustedes quieren renovar su compromiso bautismal”.
“Ustedes mis queridos jóvenes que hoy reciben la Confirmación, yo sé que les ha costado esta preparación por la inseguridad que hay, claro que es difícil salir a las horas de la catequesis porque uno no sabe si le va a salir algún bandido,  pero más fuerte es el amor de Dios que los impulsó a prepararse para este Sacramento”.
Para finalizar les dijo que cual sería el lema del día de su Confirmación, “quiero crecer misericordioso como el Padre” dijo.

UN POCO MÁS
Faltaban 20 minutos para el inicio de la celebración, cuando por la entrada principal, un jovencito en silla de ruedas, su nombre es Donovan Matute y era uno de los 145 testigos que este día recibirían el Espíritu Santo.
Después de una ardua preparación catequética en su hogar, gracias a la labor de su abuela, Donovan esperaba con ansias este gran momento. Según su madre, Lizeth Varela, desde que el nació, se le ha  transmitido esta fe.
Con 14 años de edad, este “regalo de la misericordia de Dios” padece Parálisis Cerebral y desde que nació los médicos le dieron 40 días de probabilidades de vida y hoy ya ha recibido todos los sacramentos de iniciación cristiana. “Me siento bien orgullosa, le doy gracias al Señor porque el Señor me lo está prestando un poquito más de vida, los doctores me habían dicho que mi niño no iba a durar mucho, sólo 40 días y hasta allí no más; ya tiene 14 años y va sobre los 15. Tengo fe que me lo prestará un poco más” concluyó su Mamá.

A %d blogueros les gusta esto: