Actualidad

Talleres de Oración y Vida en Honduras

Talleres de Oración y Vida en Honduras
El Taller de Oración y Vida que les ofrecemos es tan rico en experiencias siendo una de ellas  el sentirse unido, hermanado con la naturaleza aprendiendo a amarla.
En consonancia con las enseñanzas de la Iglesia a través  de las exhortaciones del Papa Francisco cuyos argumentos  están inspirados en la Palabra  de Dios y muchos poetas a través de los tiempos. En esta publicación queremos hacer eco de todo esto con lo cual como buenos discípulos de nuestro fundador nos identificamos y es que los Guías de Talleres de Oración y Vida nos alimentamos como ya hemos dicho en otras ocasiones además de la Biblia y los documentos de la Iglesia, de los libros escritos por nuestro fundador.

A continuación encontramos fragmentos que ilustran nuestro tema de hoy:
“Era el cuarto día de mi estadía. Cuando la luz del amanecer comenzaba a danzar en las laderas de las montañas, Salí a pie en dirección de aquellas rocas, llevando conmigo como instrumento de trabajo los Salmos 8 y 104. Caminaba y caminaba, y parecía que el roquerio se alejara cada vez más. Ya había caminado dos horas, pero la meta parecía cada vez más lejana.
A medida que iba aproximándome, se podían distinguir unas rocas desgarradas de arriba abajo, flanqueadas a un lado y otro por barrancos y hendiduras que, según la dirección en que yo me encontrara, iban tomando formas caprichosas: de pronto semejaban cabezas de búfalos, quillas rotas de  un enorme transatlántico, gigantes desafiando al cielo, puños en alto, flechas…Todo, sin duda, efecto de alguna catástrofe telúrica de épocas remotísimas.”
Estos son fragmentos de algunos escritos que sin pensarlo resultaron siendo parte  de su experiencia como  persona orante.
Puede notarse el espíritu admirativo de nuestro fundador ante la grandeza del Creador a  donde quiere conducir a los talleristas que con gran apertura aceptan vivir una experiencia de Dios.
Los Guías de TOV, nos damos cuenta como los Santos se han inspirado en los que les han precedido y nuestro fundador como un fiel Franciscano tomó muy en serio la vida de este soñador llamado Francisco de Asís. Tal parece que en momentos profundamente íntimos de adoración se encontraran ambos en lo que se puede llamar el Seno de Dios, por lo que vamos a saborear a continuación un fragmento relacionado:
“Fueron días de paraíso. Delante de sus ojos un enorme castaño, completamente desnudo de hojas y cubierto de nieve, dominaba el espacio.
_ Asíestá mi alma _ pensaba el Hermano_: desnuda, libre, ya no tengo nada. Dios es y basta _decía en alta voz.
Frecuentemente se abatían sobre la montaña tempestades de nieve. De pronto, el viento arrastraba las nubes y se abría el firmamento produciéndose un contraste admirable entre el blanco de la nieve y el azul del cielo.
La blancura de la nieve, el azul del cielo, la potencia de las montañas y la bronca fuerza de la tempestad le evocaban a Dios. Pero su trabajo cotidiano era trascender la evocación y quedarse con el Evocado mismo, estableciendo la relación quieta, inefable e  identificante  yo _ Tú.
Francisco se levantaba para descansar. Estaba ebrio. Salía de la cueva frente a aquel paisaje de belleza inenarrable, y todo había desaparecido ante sus ojos. Las cumbres, los barrancos, las nieves, los arboles desnudos, la torrente mugiente, todo había desaparecido. Arriba y abajo no quedaba otra  Realidad, única y universal, sino Dios mismo. Francisco se sentía enloquecer de felicidad.

¿¡Quién eres Tú, quien soy yo!?”
El Taller de Oración y Vida que les ofrecemos es tan rico en experiencias  siendo  una de ellas  el sentirse confundido, hermanado con la naturaleza  aprendiendo a amarla como parte misma del ser humano con quien Dios se ha pulido a través de tantos medios por atraer el corazón al suyo.
Hermanos no lo piensen demasiado, el tomar un Taller de Oración y Vida es lo que continua en tu vida, Dios con su infinita misericordia es quien te llama.
Si usted ha leído las publicaciones de Fides en donde se ponen de manifiesto las Encíclicas Papales recordará la que se titula “Laudato Si “, la cual le recomendamos retomarla a fin de leer su contenido con una mejor disposición a fin de entender la intención en ella plasmada cual es: despertar nuestra conciencia hacia el cuidado de la Creación.

Dato
Hermanos no lo piensen demasiado, el tomar un Taller de Oración y Vida es lo que continua en tu vida, Dios con su infinita misericordia es quien te llama.

A %d blogueros les gusta esto: