Diócesis La Ceiba

Superiores de la congregación de San Viator visitan La Ceiba

Superiores de la congregación de San Viator visitan La Ceiba
Manifestaron estar impresionados por el trabajo que realizan los sacerdotes de esa congregación en Jutiapa, Atlántida, lo mismo que la labor de los feligreses, pese a las dificultades de violencia y pobreza que enfrentan.
Texto y Fotos: Dania Velázquez
redaccion@semanariofides.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Para conocer la labor pastoral que realizan los sacerdotes de San Viator en Honduras, los cuales están ubicados en Jutiapa, Atlántida, recientemente realizaron una visita al país los presbíteros  Alain Ambeault, superior general, Harry Celestín, vicario general y el Hermano Carlos Flores, consejero de esa congregación religiosa, quienes se reunieron con la feligresía de ese sector y el Obispo de La Ceiba, Monseñor Miguel Lenihan.
La Congregación de los Clérigos de San Viator, mejor conocidos en Jutiapa y la Diócesis como viátores,  es una comunidad conformada por cinco clérigos, tres hermanos y dos sacerdotes y ellos  recibieron la visita canóniga  de sus superiores que tienen su casa matriz en  Francia. Los visitantes llevan cuatro años y medio en el equipo de gobierno de la congregación  y su visita por casi una semana.
La visita a Honduras, comprende una gira por 13 países  y el padre Alain Ambeault, superior general, la definió como una responsabilidad durante su mandato. “Venimos a conocer la realidad, que es cambiante.  Es importante escuchar, descubrir lo que trabajan y la misión que realizan y la misión de cada país. A nosotros nos toca cuidar la fidelidad al carisma de la congregación”, dijo.  Describieron  su presencia como un proceso de animación y colaboración: “ver qué podemos hacer juntos para apoyar aquí lo que realizan los viatoranos en Honduras”.
Otro aspecto fundamental en esta visita es la escucha según subraya el hermano Carlos Flores, consejero: “escuchamos a las personas, a los clérigos de san Viator, tanto hermanos como sacerdotes.  Escuchamos a los asociados y a los encargados de pastoral, pues queremos saber qué es lo que hacen;  cómo lo hacen,  cómo es su pertenencia a los clérigos de San Viator y como es su pertenencia a su realidad en Jutiapa y así lo hacemos a todos los países en que nos movemos”.
Por su parte el padre superior describió  como “impresionante” el trabajo que se hace aquí.  Es decir,  la manera que hacen para crear redes de personas,  para trabajar en la misión social en la Iglesia, la misión educativa, la misión parroquial, y pastoral juvenil. Eso creo, nos da una señal positiva de que se trabaja por la gente y que se le ayuda a ser responsable de su propia realidad y eso me parece muy positivo y es un grande testimonio para nuestra comunidad”.

Espiritualidad Compartida
La espiritualidad de la Congregación de los Clérigos de San Viator, la describe el padre Harry Celestín, Vicario General como “Trabajar con las personas para despertar la fe” desde el catecismo y la animación y educación en la fe, con atención en especial con los jóvenes y los más pobres, para despertar la presencia de Jesucristo en su corazón.”

Vocaciones en búsqueda
Integran la congregación  asociados, clérigos, padres y hermanos. En la comunidad se ve como positivo el crecimiento de los asociados (laicos y laicas que viven desde sus vidas y que haceres comunes la espiritualidad de la congregación comprometiéndose a fortalecer y ensanchar la misión de la congregación).
Sin embargo en la vida consagrada el padre Alain Ambeault ve la realidad de la escasez vocacional, en toda Honduras y que también como congregación les afecta. “El compromiso a la consagración es difícil, sin llegar a poder encontrar por qué no hay respuesta vocacional en el país, a diferencia de otros países latinoamericanos. Es una preocupación grande cual va a ser el futuro de nuestra comunidad en Honduras”

Enriquecen a la congregación
Por su parte el hermano Carlos Flores, consejero de la congregación explicó que hace 35 años el instituto abrió el espacio para que laicos y laicas compartan el carisma y espiritualidad. “En Honduras los asociados están realizando una tarea muy importante pues por medio de ellos  es que se puede llegar a todos los rincones de Jutiapa y llevar el mensaje de Jesús a aquellos que lo necesitan, pues están muy bien preparados y formados.

Escritos en el Corazón
Se les preguntó a los visitantes qué se llevan de esta visita a Honduras, el equipo de gobierno expresó:
El padre superior dijo estar  impresionado por las condiciones y la alegría de la gente en medio de este contexto difícil.  “Encontramos personas comprometidas y con esperanza en un contexto tan difícil  lo cual confirmó mi convicción de que eso es exactamente el sentido de la esperanza, ver más allá que una realidad difícil y gente que pueden ver la bondad, alegría y las cosas positivas. Llevamos  sus nombres escritos en el corazón”. Asimismo el hermano Carlos Flores aseguró ver la misericordia de Dios. “Está aquí y lo sentimos y lo vemos trabajando con la gente en Jutiapa, estando con ellos y dándole esa esperanza que necesitan; porque sabemos que hay mucha violencia, mucha pobreza, y hay mucha desigualdad social, pero ellos tienen esperanza y saben que las cosas pueden cambiar y pueden ser mejores si ellos hacen parte de este compromiso”.
Para el padre Harry Celestín: “lo que le pareció más interesante fue el descubrir que aunque la gente se prepara no pierde su raíces, pues hizo alusión al equipo de pastoral juvenil “donde hay personas que han salido a estudiar fuera de Jutiapa, pero han regresado para dar servicio a la población, para ayudar, y eso pienso que también es algo muy positivo de ver que la gente que se prepara y no pierde la sencillez y sensibilidad de seguir cerca de su gente”.

A %d blogueros les gusta esto: