Diócesis Juticalpa

Primer cursillo de renovación en la Diócesis de Juticalpa

Se espera que esta primera experiencia a nivel diocesano sea clave, para seguir realizando estos espacios que devuelven vitalidad cristiana a hermanos cursillistas y les anima a vivir con entrega el cuarto día.
Texto y fotos: Carlos Moreno
cmoreno@unicah.edu
La espiritualidad del Movimiento de Cursillos de Cristiandad, MCC,  no para de vivir momentos de renovación en la Diócesis de Juticalpa, y así lo demuestra la primera experiencia denominada cursillo de renovación.
Este primer cursillo fue realizado recientemente en la parroquia San Francisco de Asís de la ciudad de Catacamas,  en el centro de retiros Casa “Nuestra Señora de los Ángeles”,  en un ambiente acogedor, evangelizador y de gozo cristiano.
Aunque se han hecho experiencias locales con el mismo objetivo,  es la primera vez que se realiza anivel diocesano y el objetivo ha sido claro; buscar a hermanos cursillistas dirigentes que no tienen grupo o no asisten a Ultreya.
Las primeras redes han dado grandes frutos ya que han participado 23 candidatos entre hombres y mujeres de las parroquias de Nuestra Señora de Suyapa en Patuca, Santa Ana Campamento, Inmaculada Concepción y Santa Gertrudis de Juticalpa y San Francisco de Asís de Catacamas.  
Los equipos que impartieron los temas y los que participaron en la logística del cursillo de renovación,  son hermanos activos del Movimiento de diferentes parroquias de la Diócesis, quienes han dado con su servicio un ejemplo de la dinámica activa del movimiento.
Ha sido un tiempo de gracia especial para todos los participantes, que les renueva en su espiritualidad cursillista y les anima a ser instrumentos activos de la Iglesia y del Movimiento. Hoy más que nunca la Iglesia necesita de hombres y mujeres que sean agentes pastorales dinámicos,  insertados en la vida parroquial,  y en eso el testimonio de cursillos en la Diócesis de Juticalpa ha sido valioso.
El movimiento agradece y felicita al equipo que contó con ayuda del director espiritual Padre Jenry Ruiz. Al rector del cursilloOscar Barahona y a la vice rectora Yolany Herrera, Administrador Oswaldo Valdez, Secretaria Ondina Ramos y vice directora espiritual Sor Silvia Ramírez.
Se espera que esta primera experiencia a nivel diocesano sea clave, para seguir realizando estos espacios que devuelven vitalidad cristiana a hermanos cursillistas y les anima a vivir con entrega el cuarto día cursillista.

A %d blogueros les gusta esto: