Diócesis La Ceiba

Nueva directiva del MFC en La Ceiba

Se vivieron varios momentos simbólicos tales como, la entrega de  una imagen de la Sagrada Familia, con la cual se les hacía saber que en sus manos están desde ese momento la evangelización de la familia, poniendo en práctica la hospitalidad de quienes toquen a sus puertas.
Siguiendo los lineamientos establecidos en los estatutos de relevar cada dos años a los hermanos que han trabajado arduamente en el Movimiento Familiar Cristiano, del MFC, evangelizando las parejas de esposos y las familias, se realizó el cambio de directiva de este Movimiento en la Diócesis de La Ceiba.
La asamblea se realizó el pasado siete de marzo,  contando con la presencia del sacerdote Fredy Arroyo,  guía y asesor espiritual del MFC e integrantes de los diferentes sectores  del Movimiento  que hay en la Diócesis, más la presencia de los nuevos coordinadores de la comunidad de Arizona.
Los asistentes agradecieron el buen trabajo realizado por los directivos salientes, quienes ocuparon el cargo de manera interina por casi un año, desarrollando de manera efectiva el manejo de los grupos existentes del MFC.
Las palabras de bienvenida fueron ofrecidas por los esposos Sandra y Rolando Obando, quienes de manera efusiva pidieron a los presentes ponerse de pie y brindar un sonoro aplauso a Dios, porque siempre está presente en cada familia, en cada hogar, en cada situación. Reconfirmaron que la unidad es la base del éxito y que juntos se pueden lograr y superar las metas, propósitos y objetivos.
La anterior directiva presentó un informe de todos los eventos y actividades que se llevaron  en su gestión.  Después de presentar los informes se invitó a los nuevos coordinadores a pasar al frente de la capilla para ser juramentados ante la presencia de Dios, de la comunidad y,  sobre todo,  colocando sus manos de manera humilde, sencilla, con fe y disposición sobre  la  Biblia.
Se vivieron varios momentos simbólicos tales como, la entrega de una imagen de la Sagrada Familia, con la cual se les hacía saber que en sus manos están desde ese momento la evangelización de la familia, poniendo en práctica la hospitalidad de quienes toquen a sus puertas.
Se entregó la luz como símbolo de ser ellos luz en la oscuridad e iluminar los pasos de quienes le siguen, sus hijos, sus cónyuges, sus hermanos, su Iglesia, su comunidad. También recibieron los estatutos, para tenerlos siempre presente en momentos de incertidumbre, duda, o desconocimiento, con ellos los estatutos sabrán como regir las normas y leyes del MFC.
El sacerdote y guía espiritual Fredy Arroyo,  fue muy puntual y claro al recordarles a todos los presentes que el fin primordial e indispensable siempre es y será la familia, porque desde ahí nace el futuro.  “Tenemos que luchar por mantener siempre la unidad de la familia, porque solamente de esa manera se podrá erradicar tanta violencia, tanto odio, tanta desigualdad de género, se tiene que educar desde el hogar, fundamentar y consolidar los cimientos con principios éticos, morales, espirituales”.
“Tenemos que renovarnos cada día, cambiar el chip como se cambia el de un celular, y tener más memoria, más lugar donde almacenar amor, tenemos que actuar conforme la era de la tecnología, ir caminando juntos, sabiendo utilizar y sacar el mejor provecho. Tenemos que actualizarnos y no quedarnos en la zaga”.
“Yo Amo mucho a las familias, y me entrego en cuerpo, alma vida y corazón por hacer que las parejas no se divorcien, que los hijos tengan el calor de padre y madre, que los hijos crezcan con sólidos principios y solamente así podremos salir adelante”.

A %d blogueros les gusta esto: