Familia

Encuentro Matrimonial Mundial oportunidad para la vida conyugal

La espiritualidad de Encuentro Matrimonial Mundial nos invita a mantener una comunicación más profunda, compartiendo con nuestro cónyuge lo que hay dentro de nosotros para conocernos más y vivir más compenetrados el uno en el otro.
Es un Movimiento Apostólico al servicio de la Iglesia Católica para matrimonios sacerdotes y religiosas en el que se aprende un método de comunicación, que nos permite retomar el entusiasmo, respeto, alegría, ilusiones y sueños de los primeros años de nuestro matrimonio, y en el caso de los sacerdotes los primeros años de su ordenación. Está diseñado para que matrimonios con problemas comunes y corrientes, puedan mejorar su relación diaria y los sacerdotes y religiosas enriquecer su relación con la Iglesia.

Los tres aspectos básicos de esta propuesta son:
Visión: “Ámense los unos a los otros como Yo los he amado. (Juan 15,12)”.
Misión: ¨Proclamar el valor del Matrimonio y del Orden Sagrado en la Iglesia y en el mundo”.
Carisma: “Fe a través de la relación”.

A continuación les presentamos testimonios reales de matrimonios, familias y sacerdotes que han vivido está experiencia.

Padre Bernardo Boucher
Considerando que la Pastoral de la Familia es muy importante para la iglesia y la sociedad,  el Encuentro Matrimonial Mundial es un excelente medio para llevar a cabo este objetivo de rescatar muchos matrimonios y por ende muchas familias. El movimiento del Encuentro Matrimonial Mundial tiene algo específico que es la presencia activa del sacerdote y esto trae como resultado un beneficio para los matrimonios y para el mismo sacerdote.
Los Onier, Carlos y Johana (Fin de Semana Original y Fin de Semana de Integración Familiar)
Somos Carlos y Johana, Los Onier, así nos identificamos en Encuentro Matrimonial Mundial, un Movimiento de nuestra Iglesia, en el cual caminamos junto a otros matrimonios desde finales de 2012.
Tenemos muy presente la fecha en que vivimos nuestro fin de semana de Encuentro Matrimonial, los días 3, 4 y 5 de agosto de 2012, por todo lo que ha significado en nuestra relación de esposos. Recordamos que en ese fin de semana, ambos guiados por el Espíritu Santo talvez porque nosotros no estábamos tan conscientes como ahora,  tuvimos la oportunidad de profundizar más en nuestra relación de esposos. Fue una experiencia maravillosa y única que nos permitió conocernos más, a través de un método de comunicación que nos enseñaron ahí, el cual nos ayuda dialogar con honestidad, apertura y confianza.
La espiritualidad de Encuentro Matrimonial Mundial nos invita a mantener una comunicación más profunda, compartiendo con nuestro cónyuge lo que hay dentro de nosotros para conocernos más y vivir más compenetrados el uno en el otro. Son muchos los frutos que hemos cosechado desde nuestro fin de semana, en primer lugar hemos renovado nuestro matrimonio, viviendo una espiritualidad conyugal centrada en la Eucaristía y hemos tomado mayor conciencia de nuestro compromiso de bautizados. Así en Encuentro Matrimonial participamos en la evangelización de más matrimonios y también en las actividades de nuestra parroquia Santo Domingo Savio. Hemos mejorado significativamente en nuestra comunicación, pues ahora utilizamos más el diálogo y no la discusión infructuosa como antes para resolver los problemas y diferencias que tenemos. Nos aceptamos más el uno al otro  y ya no vivimos tan centrados en nuestros defectos y en esa riña por querer cambiarnos. Todo esto nos ha traído una mayor unidad y comprensión y hemos logrado romper con la rutina en que a veces caíamos, sintiéndonos ahora más alegres y llenos de esperanza.
En nuestro Movimiento también existe la preocupación constante de integrar a nuestros hijos,  y  así en noviembre de 2015, tuvimos la oportunidad de vivir un fin de semana de integración familiar, donde pudimos compartir con nuestros hijos, para fortalecer la vida en familia. El hacer actividades como un núcleo, nos hizo reflexionar sobre la importancia de hacer las cosas como familia y de la vivencia de valores y forja de virtudes en nuestros hijos,  pudimos conocer diversas facetas de ellos en las que no habíamos reparado y también tuvimos tiempo para escucharnos sin interferencias,  pedirnos perdón y perdonarnos unos con otros por las faltas que como familia cometemos.
Por todas las cosas bellas que han pasado en nuestras vidas, desde que somos parte del Movimiento Encuentro Matrimonial Mundial, como la unidad y la compresión que ahora tenemos como familia, es que recomendamos e invitamos a otros matrimonios y familias que se den la oportunidad de vivir una experiencia de un FDS y/o de fin de semana de integración familiar. A través de estas experiencias podrán encontrar una nueva forma de comunicarse, para vivir una vida más plena y llena de amor.

Contáctanos: http://www.emmhonduras.com, encuentro@emmhonduras.com.
FB: Encuentro Matrimonial
Tegucigalpa

A %d blogueros les gusta esto: