Destacado

Desastre forestal causa plaga del Gorgojo de Pino

Desastre forestal causa plaga del Gorgojo de Pino
Los daños en 16 de los 18 departamentos del país por la presencia del Gorgojo Descortezador de Pino, encendieron recientemente las alarmas en las autoridades del país, quienes declararon emergencia nacional para luchar contra esta dañina plaga.
Eddy Romero
emromero@unicah.edu
Fotos: Cortesía IFC
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Los escarabajos descortezadores, conocidos como gorgojos de pino en Honduras, llevan hasta la fecha más de 400 mil hectáreas de bosque de pino afectadas según datos del Instituto de Conservación Forestal ICF. Estos animalitos son insectos que miden de tres hasta cuatro milímetros de largo, esto viene a ser como la mitad de un grano de arroz. Inician sus ataques en pinos debilitados por rayos, fuegos, sequías entre otras causas. En Honduras, son cinco los departamentos más afectados por esta plaga; Olancho, Yoro, Francisco Morazán, Comayagua y El Paraíso. En estos cinco lugares se conjuga más del 90 por ciento de las áreas afectadas.
Juan Barrios, coordinador de la Unidad Técnica para el Control de la Plaga del ICF, dijo que “no es la primera vez que esta plaga ataca al país, esta  sería la cuarta vez desde 1962. Han durado de tres a cinco años y después por condiciones naturales cede. El gorgojo no es que vino, aquí estaba; simplemente aprovechó las condiciones que estaban”.
Actualmente esta plaga se viene dando desde hace tres años, pero debido al incremento de hectáreas de bosque afectadas, el gobierno recientemente decretó emergencia nacional para combatirla.
Según Barrios “se ha llegado a controlar el 75 por ciento del  total del áreas afectadas. Eso implica que tenemos alrededor de un 25 por ciento del total  de la superficie que está siendo afectada, que todavía está en crecimiento”.

ATAQUES
A primera vista, el síntoma que indica que un árbol fue atacado por el Gorgojo de Pino es el descoloramiento del follaje. Las hojas cambian de color verde a color amarillento y luego a rojo o marrón. Al acercarse a un pino infestado, se puede ver pequeñas acumulaciones de resina o “grumos” en las grietas de la corteza, que indican las entradas de gorgojos.
Según el experto del ICF, el ataque se realiza en tres etapas, “la primera fase es donde el brote recién empieza.  La fase dos indica que se  están criando las larvas, las hojas se empiezan a poner amarillentas y, en la última etapa, las hojas ya están de un color marrón, rojizo, café, es allí donde el árbol ha muerto.  En esta  fase, ya no hay insectos, ya emigraron para seguir atacando”.
“Cuando hacemos el control, lo que realizamos es atacar las fases uno y dos, más  una franja pequeña de árboles sanos que se encuentran alrededor, porque hay veces que no se notan que están atacados, para seguridad se realiza esto, por eso es que mucha gente puede decir que se están cortando árboles buenos, pero es una medida de seguridad” explicó Barrios.
El daño, cuando se ha llegado a la tercera fase, se puede contabilizar en las imágenes satelitales. Así hemos calculado que son más  de 400 mil hectáreas afectadas.

BIOMASA
Este es el término que utilizan los expertos para hablar de la madera que fue víctima del ataque del gorgojo. Esta plaga está produciendo otro gran problema, porque actualmente la madera no tiene el mejor mercado de la historia; “la industria maderera no está muy interesada en ir a traer esta madera de las áreas afectadas  porque casi no hay caminos de extracción  ya sea por  la topografía o por las distancias, no les resulta rentable”.
Según Barrios, esta situación es preocupante, porque “por un lado, es una lástima que se pierda toda esa cantidad de  madera que está ahí y por otro lado, si se deja ahí, es un peligro muy grande para los incendios forestales, porque no es lo mismo cuando se quema zacates a cuando se quema madera, la madera cuando llega a incendiarse, pueden pasar meses en combustión y eso sería catastrófico”.
Asimismo la alta acumulación de combustible proveniente del control de la plaga genera una condición de extremo peligro porque podrían ocurrir intensos incendios difíciles de controlar.

RIESGOS
Son varias las consecuencias de esta plaga,  porque los bosques además de estar propensos a grandes incendios forestales,la población sufriría de sequias por la falta del bosque, inundaciones en tiempo de invierno porque no existe la retención de agua, la perdida de cultivos, el cierre de aeropuertos debido a la densidad de humo que provocan los incendios, se pone en riesgo la seguridad alimentaria, incrementan las enfermedades respiratorias, entre otras.
Asimismo, las alteraciones en los regímenes de lluvia, escases de agua, cambios en el clima, deslaves, agravan aún más las condiciones de vida de la flora y fauna, tomando en cuenta que este año es el más seco en los últimos 46 años. Por ello se hace un llamado a la población para incorporarse a controlar la plaga y no sufrir las consecuencias por la pérdida de los bosques en el país.
En cuanto a medidas de prevención, las autoridades pertinentes invitan a los pobladores cercanos a los bosques a estar vigilantes, para que en cuanto se logre detectar que los árboles empiezan a presentar estos grumos de resina, den aviso inmediato a las oficinas del ICF, a la Unidad Municipal Ambiental, que esto está ocurriendo, para que se proceda al control inmediato.

A %d blogueros les gusta esto: