Choluteca Diócesis

Ser feliz con tu pareja es posible

Ser feliz con tu pareja es posible
Movimiento Encuentro Matrimonial de Honduras se reunió para fortalecer su relación de pareja con la bendición de Dios
Texto y fotos: Óscar Ibrahan Rodríguez
ibrahanrodriguez@yahoo.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La Sultana del Sur fue el marco de la décima Reunión Nacional de Comunidades de Encuentro Matrimonial Mundial (EMM), movimiento de nuestra Iglesia que brinda la oportunidad a los matrimonios de renovar su amor y su comunicación haciendo de su relación  motivo de gozo y bendición. En el caso de los sacerdotes les permite renovar y fortalecer su relación con la Iglesia.
Historia 
Encuentro Matrimonial Mundial nació en España por iniciativa del sacerdote diocesano Gabriel Calvo,  que trabajando con los jóvenes en la parroquia y dándose cuenta de la importancia que tiene la relación entre los padres para el crecimiento de los hijos, pensó en un instrumento para facilitar y profundizar el diálogo entre los cónyuges con el fin de reforzar el “sí” que llevan en el propio corazón.
Esto fue presentado como un retiro de fin de semana en España en 1962. En 1967, la experiencia llegó a los Estados Unidos a través del Movimiento Familiar Cristiano. En el área de Nueva York, el “fin de semana de encuentro matrimonial” fue desarrollado y enriquecido por unos matrimonios y el padre Chuck Gallagher, un sacerdote jesuita.
Pronto estos fines de semana se presentaron en las diez ciudades más católicas de los Estados Unidos. El grupo de Nueva York pasó a denominarse Encuentro Matrimonial Mundial,  después del comienzo de la expansión internacional en 1972. Todo lo anterior impulsado por el espíritu del Concilio Vaticano II.
En Honduras
En Honduras aproximadamente tiene  40 años de existir y llegó a través de unos hermanos guatemaltecos quienes empezaron a formar parejas en este país. Está conformado hasta el momento  en tres diócesis: Tegucigalpa, San Pedro Sula y Choluteca.
Karla de Salinas y Sergio Salinas son coordinadores de EMM  a nivel nacional, quienes expresaron que “el carisma de este movimiento es la fe a través de la relación, donde parejas casadas o no casadas pueden pertenecer con miras desde luego a prepararse para el sacramento Matrimonial o fortalecerlo si ya están con dicha bendición.”
“Buscar que el centro de  la relación sea Dios, cuando hay un sí al Señor se dan cuenta que pueden seguir juntos y felices. La reunión de EMM no es para sacar los trapitos al sol, sino más bien para buscar la santidad a través del sacramento matrimonial” afirmó Karla.
En la Diócesis de Choluteca EMM tiene siete años de presencia con 140 parejas organizadas en 13 comunidades.

Padre Bernardo Boucher
Más de 20 años acompañando a las parejas que iniciaron en Tegucigalpa, San Pedro Sula y ahora Choluteca tiene padre Bernardo Boucher, sacerdote javeriano de la Diócesis de Choluteca y responsable junto al padre Jorge Flores,  quien también en este año se suma al acompañamiento de parejas de EMM.
“Lo que está en peligro es el vínculo de la pareja lo cual es frágil. No se escucha decir a un joven aquella persona  es mi ex papá o mi ex mamá, ellos seguirán siendo sus padres, sin embargo el origen de la desintegración familiar radica en la pareja. Se fortalece, se renueva y se recrea la relación de los esposos con un método para dialogar sobre los sentimientos, en el caso del varón no se acostumbra a expresar lo que piensa y siente dentro de la pareja y eso es algo que puede ir mejorando, vale la pena invertir tiempo en este movimiento”, expresó Padre Bernardo Boucher.

¿Casados y enamorados? Atrévete a descubrir cómo lograrlo.
El movimiento existe para ayudar a los cónyuges a vivir su relación íntima y responsablemente, y a comprender y mejorar su papel dentro de la Iglesia. La experiencia fundamental es el retiro de Fin de Semana de Encuentro Matrimonial Mundial. Los participantes aprenden a comunicarse en un nivel más profundo con la técnica del diálogo.

La Reunión Anual
Cada año se reúnen las diócesis de San Pedro Sula, Tegucigalpa y Choluteca que es donde hay comunidades del Encuentro Matrimonial para fortalecer la relación matrimonial y relación con Dios como centro del Sacramento del Matrimonio.
Además se  actualizan sobre los nuevos retos y sueños para el año que recién comienza, y desde luego, dicho evento anual permite fortalecer lazos de hermandad entre los participantes.
En este año Choluteca fue la sede de este evento que se podría llamar Encuentro de Encuentros, donde la presencia de Dios es fundamental en los matrimonios que participan con un  corazón dispuesto  y la convicción de mejorar como pareja.
La jornada del último día finalizó con Solemne Eucaristía presidida por Monseñor Guido Charbonneau y concelebrada por los sacerdotes responsables del Encuentro Matrimonial en Honduras.
Este año se reunieron 161 matrimonios con un mismo objetivo: cambiar el mundo por amor a través de sus testimonios de vida, alentando a más parejas a vivir la maravillosa experiencia  del Encuentro Matrimonial, que ha cambiado muchas vidas para bien de las familias y de la sociedad.

Cita Bíblica
“Se acercaron unos fariseos y, para ponerlo a prueba, le preguntaron:
¿Puede un hombre separarse de su mujer por cualquier cosa?
  Él contestó:
¿No han leído que al principio el Creador los hizo hombre y mujer? Y dijo: por eso abandona un hombre a su padre y a su madre, se une a su mujer y los dos se hacen una sola carne. De suerte que ya no son dos, sino una sola carne. Así pues, lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.” Mateo 19,3-4

A %d blogueros les gusta esto: