Editorial

Editorial del Domingo 31 de Enero de 2016

p4editorial

Economía y persona
Recientemente terminó el Foro Económico Mundial, que se reúne en Davos, Suiza. El tema de este año fue sobre “Dominar la Cuarta Revolución Industrial”. Reunión en la cual se prestó mayor atención a los aspectos relacionados con la tecnología, que a los  asuntos de naturaleza  financiera.
Al inicio del evento, al que asistieron numerosos jefes de Estado, ejecutivos de las empresas multinacionales, y dirigentes de múltiples  organismos internacionales de financiamiento, el Papa Francisco envió a los asistentes, un conceptuoso mensaje, en el que expresó su preocupación por la centralidad de la persona humana, en todos los aspectos de la vida.
La cuarta revolución industrial, es la que está ocurriendo actualmente en los países desarrollados, como un efecto de la utilización de la robótica y las varias innovaciones científicas y tecnológicas de avanzada, que se están perfeccionando y aplicando para mejorar la productividad en variadas industrias.
El pensamiento del Papa Francisco advierte que hay que ser previsor en el sentido de que la tecnología no destruya a la persona humana, reemplazándola por una máquina sin alma,o que se transforme nuestro planeta en un jardín vacío para el disfrute de unos pocos.
Según el Papa el ser humano debe conducir el desarrollo tecnológico, en vez de dejarse dominar por el mismo. Y que la tecnología debe servir al desarrollo, al trabajo y a toda la naturaleza,
Una observación del Papa es que simplemente al inicio de esta última revolución industrial, se han reducido drásticamente los puestos de trabajo en muchas industrias. Como un ejemplo: en las grandes fábricas de automóviles, ya no se usa personal humano en el proceso de ensamblado, sino que la mayor parte de esas operaciones se realizan por medio de la robótica.
Según investigaciones de la Organización Mundial del Trabajo (OIT), existen en la actualidad, cientos de millones de desempleados. En estas estadísticas está incluida América Latina donde se contabilizan más de 20 millones de jóvenes, que ni trabajan, ni estudian. Es la llamada generación “ni-ni”.
En Honduras, de acuerdo a declaraciones del Ministro de Educación, una buena parte de los “ni-ni”hondureños, en las áreas urbanas,se constituyen de los estudiantes que abandonan sus estudios, no encuentran trabajo, pero que muchos son hijos de migrantes y se sostienen a través de las remesas familiares.
De manera que, según el Papa, la falta de empleo está relacionada con la tecnologización de la economía consumista, la cual produce menos ocupación. Por eso el Papa Francisco señala que la falta de empleos dignos, así como la reducción de los beneficios de la seguridad social, es la causa que se esté acentuando la desigualdad y la pobreza en muchos países.
Ante esta evidencia dolorosa, el Papa pide la creación de nuevas formas de actividad empresarial, en donde pueda utilizarse la tecnología avanzada, pero que a la vez se puedan generar empleos dignos para todos, proteger e impulsar los derechos sociales y contribuir al sostenimiento del medio ambiente.
Según el Papa, la actividad empresarial tiene la responsabilidad de ayudar a superar la crisis de la sociedad y del medio ambiente, así como combatir la pobreza y la exclusión. Así se podrá mejorar la situación calamitosa de millones de personas. Además, se evitará la destrucción de los valores de igualdad, justicia y solidaridad.
Finalmente, el Papa instó al Foro Económico Mundial, mediante el uso del diálogo a convertirse en una plataforma para alcanzar “ un progreso más sano, más humano, más social, más integral”.
Es preciso recordar que la empresa individual y su conglomerado en la economía, están obligadas a desarrollar su capacidad de servir al Bien Común de la sociedad, mediante la producción de bienes y servicios, para satisfacer necesidades de todas las personas. Creando riqueza para lograr objetivos no solo económicos, sino que morales y sociales, que deben ser alcanzados conjuntamente.
Ya lo expresó con firmeza el Señor Jesús; “No se puede servir a dos señores…..no se puede servir a Dios y al dinero”

A %d blogueros les gusta esto: