Editorial

Editorial del Domingo 17 de Enero de 2016

p4editorial

Fortalecimiento institucional
Uno de los aspectos que más inciden sobre el atraso de una nación, es la ausencia de una institucionalidad vigorosa. Con Instituciones débiles, no se puede gestionar un Estado de Derecho, pues los intereses particulares, de diversa índole, se absolutizan por compadrazgos o sobornos, impidiendo así la correcta aplicación de la Ley.
Cuando existen instituciones fuertes, cimentadas en el estricto cumplimiento de la función para la cual fueron creadas. Cuando no se convierten en “propiedad privada” de quienes las dirigen, entonces, pueden salvaguardarse los principios esenciales, que convierten a la democracia, en una realidad cívica verdaderamente funcional.
La igualdad personal ante la ley, el debido proceso, la presunción de inocencia etc. no son simples principios abstractos, son realidades mediante las cuales, la institucionalidad del Estado manifiesta el respeto a la dignidad de la persona humana  y su interés por alcanzar el bien común.
En Honduras, a lo largo de los años de vida democrática, las instituciones del Estado, se han debilitado. El sectarismo político y la corrupción, han puesto a muchas instituciones al servicio de los apetitos de aquellos que las dirigen, quienes han abusado de la autoridad que les ha sido conferida. Han realizado o han permitido, el derroche de los fondos destinados para el funcionamiento de sus instituciones, sin adecuarlas parabrindar los beneficiosesperados, a la población que están obligados a atender.
En el aspecto de la seguridad ciudadana, Honduras ha sido señalada como uno de los países más violentos. Con altos índices de mortalidad por causa de la actividad criminal. A tal grado de intensidad que muchos integrantes de algunos grupos sociales feministas y de algunos gremios, viven amenazados y atemorizados. No sólo por el número de sus miembros que han perdido la vida, en forma súbita y violenta, sino por la impunidad en que han quedado tan deleznables hechos criminales.
La inseguridad ciudadana, es el aspecto que debe ser atacado frontalmente, y así lo entendió el actual presidente, cuando al iniciar su período fortaleció la lucha en defensa de la vida humana, por medio de la Policía Militar de Orden Público y el Cuerpo Tigres, los cuales junto con la Policía Nacional, han enfrentado a la criminalidad.
Esta estrategia ha tenido un relativo éxito, porque ha brindado protección a la ciudadanía, lo cual ha disminuido el número de víctimas durante el año, tanto en pérdida de vidas, como en extorsiones. Pero, no ha disminuido el nivel de impunidad. Aún quedan muchos hechos criminales, sin investigación adecuada y sin judicialización.
En el ánimo de fortalecer a las instituciones relacionadas con la aplicación de la Justicia, y atendiendo el reclamo de la ciudadanía, el próximo día 19 de enero, se suscribirá con la OEA el convenio para el establecimiento de la Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH). Esta Misión ha sidosolicitada por el gobierno hondureño; como un ente de acompañamiento y de apoyo para que Honduras logre que sean eficientes, las instituciones  involucradas en el proceso de aplicación de la Justicia.
La MACCIH estará constituida por Fiscales, Investigadores y Jueces Anticorrupción de mucha experiencia, los cuales realizarán actividades de investigación de delitos, en coordinación y articulación con la parte nacional, con el propósito de que dichas investigaciones y juicios, se ejecuten con eficiencia y efectividad.
La MACCIH se instalará en febrero y estará dirigida por un jurista de reconocimiento internacional por ser profesionalmente muy competente en la investigación en temas de anticorrupción y el combate a la impunidad, y quien reportará directamente a la Secretaría General de la OEA.
Pero el mayor compromiso de quienes integren la MACCIH es con el pueblo hondureño, el cual espera que su labor sea transparente y diligente, de manera que se puedan investigar y judicializar los casos de corrupción con eficiencia y celeridad, para que las distintas instituciones del Estado se vean fortalecidas y saneadas, para preservar la democracia.
El Señor Jesús enfatizaba la transparencia y decía: “No existe nada oculto que no llegue a descubrirse….Nada secreto que no llegue a conocerse”.

A %d blogueros les gusta esto: