Arquidiócesis

“Hemos cruzado el primer umbral de este caminar”

Al llegar a este tercer paso de este camino sinodal que hoy culmina, salen esas líneas de acción que tanto se esperan y que se darán a conocer en su documento final.
Texto y fotos: Delfina Janeth Lagos
dlagos@unicah.edu
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Uno de los miembros que forma parte de esta coordinación del Sínodo es el padre Juan Ángel López, el cual detalla que llegar a esta Asamblea final “es saber que despuésse logrará dar ese documento en el próximo mes de febrero, donde conmemoraremos esos cien años de la Arquidiócesis que es el propósito del porque se realizó este Sínodo, explicó el padre López.
De igual manera agrega que llegar a esta etapa del Actuar es saber que era necesario revisar nuestra historia y proyectarnos hacia el futuro de la vida pastoral de la Iglesia, “ya con esta etapa es saber que hemos cruzado el umbral de la recta final de este caminar”. Al llegar a este tercer paso de este camino sinodal que hoy culmina, salen esas líneas de acción que tanto se esperan y que se darán a conocer en su documento final, el cual será trasladado a cada decanato agregó el padre, seguido apunta el sacerdote que unos de los logros de estas asambleas es saber que ahora se tiene un nuevo objetivo en la Arquidiócesis “ahora es que tenemos objetivos generales y específicos para cada dimensióny para cada pastoral y esto viene a unir más a la Iglesia que es lo que el Cardenal nos lleva diciendo no trabajar solos y con estas líneas bien estipuladas ya eso quedaría atrás”.
El presbítero acota que algo que todos los fieles deben tener claro que esto no termina aquí, “llegar a ese Plan Pastoral tan anhelado sus resoluciones,no es estregar este documento y ya aprobado, primero tiene que ser  aceptado por el Arzobispo de Tegucigalpa  y después enviado a la Santa Sede para que lo aprueben, el Sínodo no termina aquí eso hay que tenerlo claro” recalcó el padre Juan Ángel.

PARTICIPACIÓN
Dentro de los logros dados en esta asamblea es saber que a raíz de todo este largo proceso en esta etapa del Actuar ya salieron a reducir sugerencias de parte de los laicos, sacerdotes o religiosas, donde se ha pedido el apoyo a diferentes comunidades pastorales.
Para el caso de la Pastoral de Movilidad Humana, la coordinadora a Nivel Nacional la Hermana Lidia de Souza, enfatizó que es necesario que todas las parroquias refuercen esta pastoral la cual se encarga de estar pendiente de los migrantes regulares como irregulares.
Otra de las participaciones que se dio en la Asamblea fue la del Padre Tony Salinas, párroco de Ojojona y encargado de la Comisión de Cultura yBiblia de la Arquidiócesis, el cual enfatizó en reforzar el conocimiento de la Palabra de Dios, la cual debe llevarnos a un método más efectivo, leerla no sólo tenerla de adorno y este método de leerla se debe poner en práctica en todas las Iglesias en cada movimiento pastoral, expresó el padre Salinas.
Al seguir con las tantas participaciones de las cuales el Cardenal Rodríguez, como ese guía principal de la Arquidiócesis, relató que cada petición, sugerencia, se tomará en cuanta para así lograr caminar juntos como una sola familia sacerdotes, religiosas y laicos.
Muchos avances se dieron en esta Asamblea Final del II Sínodo Arquidiocesano pero un tema que resaltó en todo momento es que la familia juega un papel muy fundamental y que se debe luchar por mantener ese núcleo de la sociedad, esta etapa deja muchas sugerencias, movimientos pastorales que hay que rescatar y recordar en seguir esas palabras del Santo Papa Francisco: “ no queremos una Iglesia dormida” y con este inicio de este Sínodo se demuestra que la Arquidiócesis de Tegucigalpa esta caminando en familia y con el nuevo Plan Pastoral, se verán muchos más frutos , así lo expresaron varios laicos que asistieron a esta Asamblea final.

ORACIÓN POR LOS 100 AÑOS DE LA ARQUIDIÓSECIS DE TEGUCIGALPA
Señor, hoy venimos ante Tí de la mano de tu Madre, Santa María de Suyapa, en cuya fiesta fue creada el 2 de febrero de 1916, esta Arquidiócesis  de Tegucigalpa; para agradecer todas las bendiciones que has derramado sobre nosotros como comunidad de discípulos misioneros que peregrina hacia la patria definitiva.
Al mirar hacia atrás, vemos como tu mano misericordiosa ha acompañado cada momento de alegría, de lucha y de tristeza; y nuestro corazón, como el salmista, eleva un canto de alegría a Tí, que eres nuestra fortaleza, la Luz que alumbra el camino y el guardián de nuestros pasos.
Hoy, Señor, te pedimos que sigas bendiciendo nuestro caminar, que nos des sabiduría y discernimiento, para que atentos a los signos de los tiempos, guiados por tu Santo Espíritu, y bajo la fiel custodia de San Miguel Arcángel, podamos transformar nuestro hoy y sembrar para el mañana.

Amén

A %d blogueros les gusta esto: