Arquidiócesis

La parroquia Reina de la Paz signo de madurez y crecimiento

El padre Alexis Melgar, muestra a la comunidad la casulla que le obsequio  el Obispo.
El padre Alexis Melgar, muestra a la comunidad la casulla que le obsequio el Obispo.

Es una porción del pueblo de Dios donde se celebra la vida de la iglesia,  con padre, pastor, territorio
y con párroco propio.
Texto y fotos: María Guadalupe Macoto V
Jimymact@gmail.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
Con rostros alegres  y  llenos de entusiasmo  las comunidades que pertenecen a la parroquia Reina de la Paz,  celebraron el primer año de la erección de esta comunidad. Fue un evento emotivo donde volvieron al pensamiento los inicios y el esfuerzo de los  sacerdotes y feligreses  que apoyaron lo que comenzó como un sueño y ahora es realidad según lo expreso, Rosibel López, catequista de la sede Parroquial.
La parroquia Reina de la Paz, nace de los cuidados de una Iglesia existente como lo es la parroquia Maximiliano Kolbe.
En la celebración del primer aniversario tuvieron como invitado a monseñor Juan José  Pineda, Obispo Auxiliar de Tegucigalpa,  quien atendió la invitación que le hiciera el coordinador de la pastoral Parroquial, Damián Zelaya, el Obispo estuvo en la Iglesia María Madre de la Misericordia, un sector de la parroquia,  el sábado por la tarde celebrando las confirmaciones. “Este valiente hombre,  se levantó a hacerme la invitación”, dijo. En  la homilía monseñor Pineda expresó su saludo a los sacerdotes que lo acompañaron en la celebración.  “Gracias padre Juan Greffard,  lo llamare hijo del Altísimo, usted es nuestro, por que el que se mete en Honduras y se queda en ella, tiene que ser un hombre virtuoso”.
Al referirse al párroco, padre Alexis Melgar dijo: “el día de hoy que celebramos el primer año de elevación de esta Iglesia a parroquia y tú siendo el primer párroco, te quiero decir a ti hijo,  que te revistas de Jesucristo”. Monseñor Pineda le obsequio una casulla.
Al momento de consultarle al obispo cuáles eran los retos para la joven parroquia expresó que sí tenían tareas que cumplir,  no sólo la parroquia Reina de la Paz, sino toda la Arquidiócesis.

Retos para la Arquidiócesis
La familia:
Se tiene que hacer lo posible para tener familias unidas, consolidadas, con madre y padre responsables.  Hay muchos hijos sin hogar.

Jóvenes y niños:
Si no hay familias los niños y los jóvenes no tendrán un lugar donde ser formados, en el hogar se educan a los niños en el amor, en la Iglesia se consolida.Los jóvenes y niños se ven afectados cuando no existe un hogar que los eduque.
Formacion Cristiana:
No es suficiente sólo asistir a Misa o pertenecer a un movimiento, hay que dar formación humana, doctrinal en la reconciliación y  la Palabra de Dios.  Educar dentro de la Iglesia ya que tiene que ser madre y educadora.
Formación de los agentes de pastoral:
Hay que darles formación a los agentes de pastoral en el servicio, Ya que no  hay más grande amor que dar la vida por sus hermanos, no se trata de tener autoridad.Estos retos  no es porque haya deficiencia dentro de la Iglesia, si  no porque esto va a ser siempre un desafío para la Iglesia. Somos una Iglesia viva, que esta constantemente creciendo y cambiando y tenemos que replantearnos nuestra forma de servicio a  los niños,  a los jóvenes,  a los adultos.

A %d blogueros les gusta esto: