Diócesis San Pedro Sula

Solidaridad a colores

Dinámica y alegre fue la Primera Caminata por la Solidaridad realizada en Choloma por el Centro Casa Visitación.
Fotos y texto: Johanna Kattan
jokattan@suyapamedios.com
Síguenos en http://www.fidesdiariodigital.com
La mañana amaneció nublada en el sector de salida a Puerto Cortés, pero en cuestión de minutos aparecieron los colores. El sentimiento de solidaridad pintó esa carretera, cuando niños, adultos y de la tercera edad aparecieron con globos de diferentes matices.
Con alegría, color y mucho ritmo se emprendió la primera Caminata por la Solidaridad, organizada por el Centro Casa Visitación en el Municipio de Choloma, Cortés. Al frente con las directoras de esta institución, las Hermanas Médicas de María, todos los participantes disfrutaron de esta actividad recreativa.
Sirleny Peña de Centro Casa Visitación explicó que esta caminata se ha hecho con el fin de promover el ejercicio físico, compartir con la población y a la vez para recaudar fondos que ayuden a que esta obra continúe.
El Centro Casa Visitación es una institución católica, evangelizadora, misionera que sirve al prójimo en la promoción de la salud integral a nivel personal, familiar y comunitario.  Entre sus servicios están: capacitaciones a agentes de Pastoral de la Salud, atención psicológica, grupo de autoapoyo a personas que viven con vih, apoyo a mujeres víctimas de violencia doméstica, servicios de caridad y solidaridad, acompañamiento espiritual, servicios samaritanos a enfermos y adultos mayores.
“Ofrecemos apoyo a las personas enfermas,  ayudar a sus familias, compra de medicamentos, o pago de exámenes, y atenciones en el dispensario con el que cuenta el centro”, agregó Sirleny. También colaboran con la educación académica, “hay muchas personas que no tienen recursos para enviar a sus hijos a la escuela.Cada año atendemos unos 100 niños con útiles, uniformes y brindando reforzamiento escolar.”.
La mayoría de personas acuden inicialmente a Casa Visitación por los servicios médicos y terapias.  “Contamos con un dispensario médico, brindamos medicina alternativa, limpieza de oído con un método chino”, comentó. Se destacan por los masajes y métodos para relajarse como el Taichi y todo lo que promueve una buena salud física y mental.

Respirando y viviendo con alegría y solidaridad
Así como lo narra las Santas Escrituras, que la Virgen María fue a visitar a su prima Isabel que estaba embarazada, y más que solo visitarla fue a servirla, se solidarizó con ella. En honor a ese gesto de nuestra madre celestial, se le da el nombre al Centro Casa Visitación.   La directora de Centro Casa Visitación, Renee Duignan, originaria de Irlanda y miembro de la Congregación Hermanas Médicas de María, lleva sirviendo en Honduras 16 años. Comenzó en Marcala, La Paz y desde hace 11 años en el Sector López Arellano.“Me gusta estar con la gente pobre, ellos me dan ánimo y vida. Deseo para continuar sirviendo a la gente,  compartir en sus comunidades y que podamos ayudar en educación y salud”.
La hermana Duignan indicó que unas 12 personas atienden el Centro Casa de Visitación, sin embargo se ha creado la formación de voluntarios, que comprende unas 120 personas que sirven en 17 grupos de las parroquias: Nuestra Señora del Carmen y Medalla Milagrosa. Junto a la hermana Duignan están las misioneras Danielle Darbro de Estados Unidos y  Rosalinda Gonzales de Filipinas, quienes vivieron con alegría esta primera Caminata de la Solidaridad, en la cual hasta hicieron zumba en medio de la juventud que la rodeaba. “La danza es muy buena para la salud. Es la primera experiencia en una caminata así y me ha gustado”, comentó la misionera, quien lleva 10 años sirviendo en Honduras”, señaló Gonzáles.
“Soy feliz al estar comunicada con la gente, como comunidad global.Cuando estamos tratando a la gente no solo estamos pensando los físico, mas importante lo espiritual, porque hace ese tipo de evangelización que tenemos como Misioneras Médicas de María”.

HISTORIA
La congregación Misioneras Médicas de María, MMM,  fue fundada en 1937, por la Madre Mary Martinnacida en 1892 en Irlanda.  Una historia de servicio que nace en Nigeria y ahora se ha extendido en todo el mundo. A Honduras, las MMM llegaron tras el paso del Huracán Mitch en 1998,  y desde entonces su obra es una bendición en el país.

A %d blogueros les gusta esto: