Diócesis La Ceiba

Afianzan plan pastoral diocesano en La Ceiba

A abrir las puertas del corazón y a procurar la organización de las pastorales asegurando el buen caminar de la Diócesis, fue el mensajes del Obispo Michael Lenihan OFM en la última Asamblea Pastoral Diocesana del 2015.
Texto y fotos: Dania A Velázquez MCM
<dania.mcmm@gmail.com>
Representantes de las pastorales a nivel diocesano: laicas/laicos, sacerdotes y religiosas se reunieron en la escuela parroquial de San Antonio de Padua, Tela Atlántida, en Asamblea Diocesana, recientemente los puntos a tratar fueron el seguimiento a la ruta del Plan Pastoral Diocesano,  pautas para la calendarización del año 2016 y el recoger sugerencias para la celebración de este Año Jubilar de la Misericordia a nivel diocesano y parroquial.
Monseñor Miguel Lenihan OFM, dio inicio a la Asamblea animando a que la participación sea cada vez mayor, a trabajar más en la articulación a nivel diocesano de la Pastoral Social con especial atención en este año de la Misericordia que está ya a la puerta; e invitó a realizar gestos simbólicos este 8 de diciembre en signo de apertura y acogida a la humanidad vulnerable y con mayor necesidad en las parroquias, sobre todo,  revisar y hacer acto de conversión en el trato con nuestros hermanos y hermanas abriendo el corazón personalmente, viviendo la misericordia.
El vicario pastoral de la Diócesis, padre Carlos Felipe Rodríguez, hizo la presentación del caminar de la Diócesis en el proceso del plan pastoral, recordando las estrategias prioritarias para el 2016. Por pastorales se hicieron 20 grupos en los que se trabajaron a grosso modo las fechas de las actividades pastorales y económicas planeadas para el año venidero; también se consenso la propuesta de organización pastoral a nivel diocesano para el 2016  que constará de tres asambleas generales en las que se tendrá un momento general y otro por pastorales.
Aprobadas las propuestas, y expuestas las fechas en las que obliga a reorganizarse, se concluyó la asamblea con la invitación del Obispo Lenihan a coordinarse y no perder la organización en la pastoral como fundamento del buen caminar diocesano, finalmente  se hizo la bendición de los alimentos y con almuerzo en mano unos y otros en digestión se regresó a las respectivas comunidades.

A %d blogueros les gusta esto: