Destacado

Los delegados: emisarios de la Palabra, la justicia y la paz

Honduras cuenta con al menos 27 mil Delegados de la Palabra de Dios, que se desgastan para propagar la semilla del Evangelio y palpar la realidad de las  comunidades. Hoy conmemoran su Día.
Suyapa Banegas
sbanegas@unicah.edu
Fotos: Suyapa Banegas/ Wilfredo Rivera
Una misión que cambió la perspectiva de la evangelización en Honduras, nació un Domingo de Ramos,  exactamente el 27 de marzo de 1966 cuando 17 humildes campesinos apasionados por el Reino de Dios fueron enviados por el entonces Obispo de Choluteca, Monseñor Marcelo Gerin PME (QDDG), a un curso para animar la celebraciones de Semana Santa en sus comunidades, especialmente donde no podía llegar un sacerdote. Y de esta semilla sembrada nació un movimiento para la propagación del Evangelio, una expresión de fe que gustó tanto a las comunidades de aquella época que con mucho entusiasmo pidieron que continuaran las celebraciones de la Palabra de Dios los días  domingos.

TESTIGOS Y PROMOTORES DE LA FE
Es así que se forman los Delegados de la Palabra de Dios, que con su labor muchas veces en el anonimato, realizada por ministros laicos y laicas,   quienes tienen como misión, dar a conocer la Palabra de Dios, testimoniarla y hacerla vivir en cada persona, en cada hogar y en toda la comunidad.
Saben palpar las realidades que se viven en medio de la pobreza, la falta de oportunidades, el luto, el desempleo, la depresión, el hambre, la falta de techo, la enfermedad y el dolor. Han sido educados para la fe, para practicarla también en comunidad, comprometiéndose en el desarrollo no sólo espiritual sino  integral abogando por la justicia social.

TIERRA FÉRTIL
Muchos hemos escuchado la “Parábola del Sembrador”, pues podemos decir que el protagonista de este testimonio es como la explicación de esta parábola;  una tierra fértil donde Jesús sembró la semilla hace poco más de treinta años,  al llamarlo para servirle como Delegado de la Palabra de Dios.
Se trata del señor Joaquín Gómez, quien cuenta a Fides como fue surgiendo el deseo de servir a Dios a través del ministerio. Actualmente es el Secretario Nacional de los Delegados de la Palabra de Dios.
“Tenía  el deseo de ayudar a las demás personas”.
Don Joaquin recuerda que su infancia la vivió en el famoso barrio “Concepción” de la ciudad de Comayagüela. Y el deseo de servirle a Dios como Delegado  se dio en su juventud: “tenía como veinticinco a ventiocho años cuando llegó el “gusanito” de servir, anteriormente iba a la Iglesia sí, pero luego Dios me hizo este llamado.
Recuerdo que el hermano Óscar Rodríguez (QDDG), me invitó a hacer un curso en la casa, porque él no tenía donde darlo, pues allí nosotros hicimos lo posible para hacer un curso que duró un mes. Fue el curso de iniciación”.
En 1973 don Joaquin comenzó su aspirantado a Delegado en la colonia Torocagua: “Fue en la Iglesia San Antonio donde nace mi llamado, mi formación duró un año como asistente, yo era nuevo en el barrio y tenía un deseo de proyectarme y ayudar a las demás personas”.
Él recuerda como comenzó su formación y que cosas aprendió al inicio lo narra a continuación: “Me enseñaron a tener una relación social con los hermanos, eso es importante porque si usted no tiene una relación social con aquel que va a hablarle de Cristología, Mariología, Teología, Sacramentos, los Mandamientos, proceso de misión, el estudio del folleto, no va a ser escuchado”.
Por medio de esta invaluable labor don Joaquin valora: “He podido conocer todo el país a través de la misión,  He estado hasta en la Mosquitia, en todos los departamentos dando formación, recibiendo charlas y todo, creo que también los Delegados no debemos de dejar de formarnos”.

ENFRETAR REALIDADES
En su caminar como propagador del Evangelio durante treinta años han sido muchas las realidades de las que ha sido testigo,  muchas de las experiencias que él  atesora: “Fui una vez a la Mosquitia y miré la necesidad de los jóvenes, de niños y niñas, me cruzó por la mente traer unos niños y adoptarlos para sacarlos de esa necesidad,  pero me dijeron no hagas eso porque “te buscan y te matan” rememora con tristeza.
De igual manera, hace un recuento de las cosas que se pueden ver como: “Hay lugares en donde se ve mucho la pobreza, la educación que no es tan grande y también la dureza de corazón que se experimenta en algunos lugares”.
En cuanto a eso,  recuerda una anécdota en un lugar: “Yo llegué a trabajar en una Semana Santa y veo aquel montón de gente en la plaza,  pensé que estaban orando,  nunca me imaginé que estaban jugando naipe. Llegué un lunes, todos los días estuvimos en el templo y conversábamos con algunas personas, pero ya para el miércoles, jueves y viernes sí se llenó el templo y les dije: ¿Por qué no vinieron desde el lunes? Y me dijeron es que teníamos dinero, ahora ya se nos acabó…me dio tristeza pensar que tanta gente perdió su dinero jugando”.
“Domingos Bíblicos por los Delegados”.
Don Joaquin recuerda con mucho cariño la época en donde también le dieron la oportunidad de estar en un programa en la Radio Católica “La Voz de Suyapa” que se llamaba “Destellos Bíblicos”. “Cuando lo recibí yo le cambié el nombre a “Domingos Bíblicos por los Delegados”.
Ese programa continúa en la Radio Católica de 8:30 a.m. a 9:30 a.m. de la mañana “Antes lo hacía yo todos los domingos, así estuve durante 25 a 28 años, pero el cuerpo se cansa y hay que darle paso a las nuevas generaciones, ya sólo voy el primer domingo de cada mes”.

DESAFÍOS
Para este fiel servidor los desafíos para los Delegados de la Palabra de Dios son grandes según el tiempo en que vivimos: “La juventud vive en caos, pero precisamente por eso debemos trabajar con mucha fe y salir como nos dice el Papa Francisco”.

JUBILEO
Los Delegados de la Palabra de Dios se encuentran en su Jubileo, ya que el próximo años celebran su 50 años de existencia en nuestro país, por lo que se están preparando una serie de actividades para su celebración. Mientras tanto ya en todas las parroquias están de “visita”  varios signos que fueron entregados en Choluteca, estos son: un cirio, que significa la luz de Cristo, La Biblia, que es el un elemento de vital evangelización de todo Delegado, un libro de cantos y una cruz.

Primeros Delegados en el País
• Tránsito Flores.
•  Leoncio Huete.
•  Teófilo Funes.
•  Leonisio García.
•  Práxedes Carrasco.
•  Rafael Betancourt.
• Ignacio, Lidio Hernández.
• Valentín Espinal.
• Natividad Velásquez.
• Alejandro Fúnez.
• Mariano Izaguirre.
•  Modesto Domínguez.
•  Gregorio Betanco.
•  Juan Bautista Sánchez.
•  José Trinidad Murillo
•  Juan Bautista Mejía.

A %d blogueros les gusta esto: