Kairos Misionero

Compartiendo dificultades y valores en las familias

Las Familias Misioneras de la Arquidiócesis tienen un importante papel en los medios de comunicación.
Las Familias Misioneras de la Arquidiócesis tienen un importante papel en los medios de comunicación.

Las Familias Misioneras (FAMISION), como parte de las Obras Misionales Pontificias de la Arquidiócesis (OMP-A), están redescubriendo a la familia como fuente de felicidad y que existe para cumplir con los fines que Dios le asigna, un espacio donde se aprende a apreciar y a vivir los valores del Reino. No ajustarse al mundo (Fundamento: Romanos 8, 28–31)
¿Te has puesto a pensar en lo que los anuncios de la calle, de la televisión y de la radio nos transmiten en realidad? Nos bombardean de publicidad que vende: una vida “light”, vida egoísta, placer, poder, el parecer y poseer, para desear y buscar nuestra propia satisfacción y bienestar. En esa línea dejan de tener sentido valores como: fidelidad, generosidad, paciencia, tolerancia, sacrificio y amor.
¿Cómo podemos contrarrestar tantos mensajes egoístas del mundo?La familia es el lugar y la escuela en donde se aprenden el amor, el sacrificio, el ceder, la ayuda mutua, el buscar el bien de los demás y no el propio. Por esto, los padres y los hijos deben aprovechar el tiempo, para platicar de los valores que el mundo nos quiere quitar, creandovínculos afectivos y aceptando a cada miembro de la familia tal como es, con cualidades y defectos.
En Familias Misioneras se contribuye a la búsqueda del espíritu misionero de llevar este mensaje a otras familias, que están pasando este tipo de dificultades. Se ha visto el cambio o el giro que han tenido muchas familias, las cuales han encontrado diálogo, oración, fe y un compromiso sincero de seguir cuidando y defendiendo su familia.

Diálogo con los adultos
• ¿Estoy cumpliendo con el juramento del sacramento del matrimonio en ser fieles en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, todos los días de la vida?
• ¿Para qué me ha dado Dios a mis hijos e hijas?
• ¿Les he inculcado una escala de valores cristiana, firme y verdadera?
• ¿Doy testimonio de vida cristiana en mi Familia?
• ¿Cómo puedo ayudar a otras familias a superar situaciones similares?

Diálogo con los niños
• ¿Mi familia me ayuda a aprender cómo ser feliz y vencer las dificultades?
• ¿Escucho los consejos de mis padres?
• ¿Doy testimonio cristiano como hijo y hermano?
• ¿Cuáles son mis fortalezas y debilidades para superar dificultades?
• ¿Cómo puedo ayudar a otros?

Compromisos
1. Orar en familia e individualmente por cada persona del grupo familiar, por los vecinos, niños, ancianos, enfermos y todas las familias especialmente de la Diócesis.
2. Ser obedientes a nuestros padres.
3. Expresar el cariño a nuestros hijos, hermanos, padres, familiares y hermanos en la fe.
4. Hablar diariamente con Jesús y hablar de él a nuestras amistades.

A %d blogueros les gusta esto: