Diócesis La Ceiba

Cierre del año de la Vida Consagrada

p27vida2
Dania Velázquez. MCM
dania.mcmm@gmail.com
Fotos Ana Svoboda
La Vida Consagrada de la Conferencia de Religiosos y Religiosas de Honduras (CONFEREH) de la Diócesis de La Ceiba se reunió recientemente para celebrar el cierre del Año de la Vida Consagrada.
San Juan Pueblo fue la comunidad encargada de recibir a la comitiva de 32 religiosas y 2 religiosos representando a las congregaciones que realizan su misión en la Diócesis. La Eucaristía con que se abrió la celebración tuvo la presencia de representantes de las diferentes comunidades que conforman la parroquia de San Juan Bautista y fue presidida por el padre Celestino Sainz CMF encargado de la vida consagrada,  quien resaltó la herencia de las y los fundadores, mencionó también que “la vida religiosa  tiene el carácter de meterse,  de penetrar la realidad, de espiritualidad encarnada, de solidaridad, circularidad, de fuerza para la Iglesia y la realidad que no hay que perder y por el que hay que dar gracias y cultivar”.  
Al finalizar la Eucaristía se hizo presentación de las congregaciones presentes y de los dos seminaristas que acompañaron la celebración. La reunión continuó en otro espacio abierto donde se realizó una evaluación de las actividades del año en la que se resaltó la organización y participación en los encuentros formativos y la presencia activa y propositiva de las Nuevas Generaciones de Vida Consagrada; también se agendó los encuentros del venidero año. Finalmente se realizó un intercambio  y se compartió el almuerzo; y con la foto del recuerdo se cerró el encuentro.

A %d blogueros les gusta esto: